viernes, 23 de noviembre de 2012

¿papás impacientes?


Solemos tener una idea bastante equivocada sobre el sueño del bebé y unas espectativas poco realistas en cuanto a nuestro pequeñín. Todo ello nos provoca una gran sensación de culpa, de inseguridad, de impotencia ante situaciones adversas que nos va corrompiendo y nos impide ser pacientes y estar relajados, y, todo ello, se ve empeorado si le añadimos el cansancio que puede que estemos sufriendo a causa de noches en vela.

Es por ello que creo que deberiamos tener algunas cosillas muy claras antes de ponernos nerviosos:

Cuando hablamos del sueño en un bebé no estamos hablando del mismo sueño que en un adulto.

Cada bebé és distinto. Puede que nuestra vecina nos diga: mi bebé duerme toda la noche desde el primer día. Y nosotros, en cambio, nos preguntemos que es lo que estamos haciendo mal.

El sueño es un aprendizaje. No podemos pretender que nuestro hijo sepa dormir desde el primer momento. Debemos enseñarle, poco a poco, con respeto y tolerancia, y con mucha paciencia y teniendo en cuenta que él o ella puede que necesite más tiempo que otros bebés de su misma edad.

Todos los bebés pueden aprender a dormir bien. Es importante tener claro que es posible conseguir que nuestro pequeño duerma bien. Para ello debemos sentirnos seguros de nosotros mismos. Nuestra constancia y firmeza serán la clave para el éxito.

Una vez tengamos claros estos pequeños puntos, sera imprescindible conocer a nuesto chiquitín mediante la observación. Deberemos aprender a entenderle mediante sus distintos llantos y su lenguaje corporal.

Enseñar a dormir a un bebé no suele ser una tarea de dos días, más bien todo lo contrario, suele durar semanas e incluso meses. Es un proceso en el que deberemos ir reajustando muchas cosas constantemente y nos encontraremos con pequeños retrocesos típicos de cualquier proceso de aprendizaje. Conocer qué podemos esperar de nuestro bebé en cada etapa de su crecimiento nos ayudará a ser realistas y a no tener esas espectativas poco realistas de las que hablaba al principio.

Los bebés menores de 4 meses, por ejemplo, necesitaran de nuestra ayuda para calmarse y relajarse y posteriormente acabar durmiendose. Podremos permitirle al bebé que ese pequeño y último paso al sueño lo haga él solito, pero, su capacidad, por el momento, estará limitada y nos necesitará más de lo que pensamos. Debemos armarlo de confianza y seguridad con nuestra presencia antes de pedirle más.

A partir de los 4 meses en adelante podremos empezar a esperar un poco más de él. Podremos pedirle un poco de independencia. La clave es conseguir que él llegue a aprender a relajarse solito para poder domrmirse posteriormente. No ocurrirá de la noche a la mañana y tampoco será una progresión continua y lineal sino que estara llena de alti-bajos. Un día empezara a cantarse o entonará un llanto justo antes de quedar domrido y con el tiempo veremos que lo hemos conseguido.

Nuestro bebé se dormirá sin ningún tipo de ayuda externa (nuestra) y, en consecuencia, habrá aprendido a dormir y a pasar de una fase a otra del sueño sin la necesidad de que alguien le acune, o le de el pecho o duerman a su lado. Sus microdespertares habran pasado a ser sencillamente eso, un microdespertar, que no le llevará al desvelo completo sinó a cambiar de postura y a seguir durmiendo tal y como cualquier adulto lo hacemos, lógicamente, sin contar con los despertares por hambre que son evidentes en bebés más pequeños.

Pero para todo ello, necesitaremos una dosis de constancia, otra de seguridad, una pizquilla de conocimiento y observación hacia nuestro bebé en concreto y....mucha, mucha PACIENCIA Y TIEMPO!!





Este articulo és inspirado por susurradora de bebés.

4 comentarios:

  1. Hola yo también soy seguidora de la susurradora de bebés. Tengo un bebé de 4 meses y estoy enseñandole a dormir siguiendo las pautas pero aún no lo he conseguido.Tienes hijos? Que tal duermen?

    ResponderEliminar
  2. hola cristina! Me he alegrado mucho al ver tu comentario.
    Los metodos de la susurradora para mi son casi perfectos (y digo casi porque la perfección no existe). Me gusta porque son metodos antiextremistas y muy logicos y coherentes.
    Yo tengo una niña de 2 añitos. Ella durmió bastante bien, pero cada bebé es un múndo, sería inutil intentar compararlos además de frustrante.
    Sigue poniendo en practica sus consejos y conseguirás que duerma antes de lo que esperas.
    Aquí podrás encontrar mucha información que iré colgando a lo largo de la semana y además te digo que puedes contar conmigo para lo que necesites en mi mail: adormirsinllorar@hotmail.com

    Mucho animo y paciencia.

    ResponderEliminar
  3. Me encanta tu blog. Creo que me va a servir de mucha ayuda con mi bebé que odia dormir. Te sigo.

    ResponderEliminar
  4. Hola!! Tengo una bebé de dos meses que venía durmiendo muy bien (desde las 11:00 a las 6:30) pero un día, sin motivo, se empezó a despertar a las 3:00 de la mañana con hambre. Es normal? Cómo hago para que vuelva a dormir como antes?

    ResponderEliminar

Me encanta saber lo que piensas. Comparte tus ideas y tus experiencias. Todos los comentarios respetuosos son bienvenidos.