miércoles, 5 de diciembre de 2012

bebés recién nacidos


Ya hemos hablado sobre la naturaleza de nuestro bebé, ya hemos entendido como funciona su mente y su organismo con pocos días o pocos meses de vida. Sabemos que un bebé recién nacido pasa por dos fases en el sueño (el profundo y el no profundo) y que este bebé irá adquiriendo todas las demás fases (5 fases en total) antes de cumplir el año pero que, en consecuencia, tendrá que aprender a usarlas correctamente.

Pero, cual es nuestro papel aquí? Podemos ayudarle a conseguirlo? Como? Y, cuando?

Con el método Estivill no estoy muy de acuerdo, personalmente, jamás lo usé, supongo, también, porqué nunca me hizo falta realmente, pero por otro lado, he aprendido mucho de su libro “duérmete niño” y una de las frases que más memoricé fue que al igual que enseñamos a nuestros hijos a comer correctamente, a hablar, a caminar, a decir por favor y gracias también podemos, enseñarles a dormir.
Debo añadir, que aunque yo nunca usé este metodo por razones "X" personales no significa que no respete la opción de cada cual. No es un mal metodo, de hecho, funcionar funciona, eso lo sé seguro. Debemos guiarnos por lo que aprendemos y sabemos pero también por nuestro corazón y por nuestro propio sentido común.


Hoy quiero hablaros un poco sobre como podemos ayudarle a aprender desde el primer día, desde su nacimiento. Y así sentar unas buenas bases al proceso y conseguir un buen descanso de la familia en el futuro.


En los primeros meses de vida del bebé, 3 o 4 meses más o menos, ellos duermen cuando están cansados, ni más, ni menos. Ya dijimos que sería inútil intentar dormir a un bebé que no tiene sueño o mantener-le despierto cuando necesita cerrar los ojos. Por eso, será de vital importancia estar atentos a sus señales de cansancio. "Puede que se toquen la oreja, que bostecen, que tengan la mirada perdida o emitan algún gemido de cansancio y pierdan interés por el juguete que tenían en las manos." En ese momento, ni antes ni después, deberemos dormirle.

Para dormirle deberemos ponérselo muy muy fácil:

-un entorno adecuado:
Apagar las luces, evitar ruidos o estímulos, ropita cómoda.... también podemos envolverle. Hay bebés que les gusta sentirse arropados y a otros no, deberéis comprobarlo vosotras con vuestro hijo.
Incluso podemos ponerle música de fondo para ayudar en la relajación.


-Cojed-le en vuestro regazo:
A cada bebé le gusta una postura distinta, deberéis encontrar la que le vaya bien a vuestro pequeño y usarlo cada vez que lo necesite. Nos podemos ayudar del chupete y de unas palmaditas en el culete o del sshhhhhhh para acabar de relajar-le.

Si os dais cuenta este primer paso ya será una rutina del sueño, (cerrar luces, música, ponerle un pijamita...) todos estos pasos ayudarán a crear un habito de sueño. El bebé, con el tiempo, sabrá que esta a punto de irse a la cama, porque cada día se hace de la misma manera y ello le aportará seguridad y a la vez empezará a prepararse para dormir y no impondrá ningún impedimento porque sabe que eso es lo que ocurre siempre, cada día.
Para la noche podríamos incluir en la rutina un buen baño y el cuento, para diferenciar las siestas de la noche. Y las tomas nocturnas deberíamos hacerlas en muy poca luz para evitar sobre estimulaciones que lleguen a desvelar al pequeño.


Y ahora viene lo importante y lo que le ayudará a conciliar el sueño adecuadamente y aprender a dormir solito pero siempre estando cerca de él, respetandole y ayudandole.

-Echarle en la cama en el momento adecuado:
Mientras lo tenemos en nuestros brazos observaremos que nuestro pequeño abre y cierra los ojos relajadamente, y el ritmo de su respiración se habrá relentizado. En ese momento, justo antes de quedar dormido por completo deberemos echarle en su camita, en la postura que él prefiera, muy lentamente, siguiendo con las palmaditas y el sssshhhhh. Una vez le dejemos en la cama continuemos con las palmaditas y poco a poco quitáis la mano de encima de él.


Si al ponerlo en la cuna rompe en llanto deberemos volver a empezar con el proceso. Y así tantas veces como sea necesario para que llegue a entender que puede hacerlo, que esta capacitado para ello y que le estamos ayudando de la mejor forma posible sin presiones ni dejandole solo.

-No os alejéis demasiado:
Cuando ya hayamos conseguido dejarle en la cuna tranquilito tardará una media hora en entrar al sueño profundo y puede que este paso de una fase a otra le despierte, pero, si estáis cerca de él y os dais cuenta con un simple ssssshhh puede que baste.


De esta manera le estaremos ayudando sin trauma ninguno, SIN LLORAR, pero dejando que el último paso al sueño lo haga él y gracias ello sentaremos las buenas bases para que cuando lleguen los micro despertares sepa dormirse solito sin la ayuda de ningún elemento externo (apoyo).


Poco a poco, a medida que se vaya haciendo mayor, iremos disminuyendo el ratito de relajación en nuestros brazos porque cada vez estará más capacitado para hacerlo. Con el tiempo podrá relajarse sin necesidad de nuestra presencia constante. De esta manera es como le estaremos enseñando a estar dormido y a estar despierto.

Parece senzillo en la teoria, pero la verdad es que no es tan fácil de conseguir. Se necesita mucha constancia, paciencia y perseverancia. Peró se puede conseguir. Aprender a dormir no es algo que ocurra de la noche a la mañana así que no os desanimeis si no lo conseguis a la primera.



¿cuales podrían ser algunos elementos externos que impedirían el buen descanso del bebé y la mamá?
De ello quiero que hablemos en la próxima entrada del blog.


Os ha parecido interesante? Creéis que podemos conseguir algo con estas pocas pautas?
Recordad que esto es para bebes recién nacidos que no tienen ningún problema de sueño.





Este articulo esta inspirado y extraido en susurradora de bebes. www.susurradoradebebes.com

7 comentarios:

  1. Creo que partes de una cuestión errónea: "igual que enseñamos a nuestros hijos a comer correctamente, a hablar, a caminar, a decir por favor y gracias también podemos, enseñarles a dormir"

    Es una de las grandes mentiras de Estivill, no hace falta enseñar a un niño a comer, ni a caminar, ni a hablar, todo eso son procesos fisiológicos que terminará haciendo mientras no hagas nada que se lo impida. Yo no se qué hijo tienes tu, pero mi bebé sabía comer desde que nacio, y sabido comer siempre, y a probado nuevos alimentos él solo cuando estuvo preparado, y yo no le tuve que enseñar nada, solo permitirle tener acceso a unos alimentos saludables. Igualmente yo no he enseñado a mi hijo a andar, mi hijo ha andado cuando ha estado preparado para ello, no cuando yo le he enseñado. Dormir es lo mismo, los niños saben dormir, otra cosa es que no duerman como a nosotros por comodidad nos interesa.

    ResponderEliminar
  2. por cierto, se te olvida algo muy importante: la lactancia materna. La leche materna está hecha para producir sueño en el bebé, porque contiene una sustancia (L-Triptofano) que le provoca somnolencia. Es decir, la naturaleza ha programado que un bebé se duerma en el pecho de su madre. ¿Entonces que propones tu? ¿Que actuemos en contra de esto y despertemos al bebé una vez se ha dormido en nuestro pecho?

    ResponderEliminar
  3. Hola Alejandra.

    Antes de nada queria darte las gracias por pasarte por el blog y opinar sobre éste. Me alegra poder disfrutar de opiniones diversas y puntos de vista distintos.

    Estoy deacuerdo en que todo aprendizaje parte de un proceso fisiológico natural y que tarde o temprano aprenderán a caminar, y a dormir, al igual que nacen sabiendo succionar. Pero, como tu bien dices: "a no ser que hagamos algo que lo impida".
    A veces, con nuestra intervención, pudiéramos estar provocando una ralentización en el proceso. Acabarán consiguiéndolo, sí, pero mucho más tarde de lo que es necesario.

    Al igual que les damos nuestro dedito cuando estan a punto de caminar o les sostenemos cuando tambalean, con amor, con cariño, con respeto, paciencia.... y al igual que les enseñamos a cojer la cuchara adecuadamente y a sentarse en la silla con tolerancia, del mismo modo podemos ayudarles a cojer el sueño, a confiar en su cama, a pasar de una fase a otra sin despertares que les asusten y les incomoden, siempre estando a su lado, con mucho amor, respetando su ritmo, cojiendoles la mano para que sepan que estamos allí en todo momento, ayudandoles a aprender correctamente. Nada más.

    Y no solo por nuestra comodidad (que también) sinó por el buen descanso de nuestro pequeñín.

    De hecho yo no soy precisamente una fan de Estivill. Yo estoy a favor de los puntos medios y estivill, a mi modo de ver, es un extremo innecesario. Pero respeto su método y a los papás que lo han usado. Cada familia conoce sus propias necesidades y no voy a ser yo quien las juzge.

    De todos modos yo no pretendo decidir por los padres su forma de hacer las cosas con respecto a sus hijos, ni mucho menos. Mi intención és compartir todo lo que he conocido con más madres y padres y que ellos mismos tomen sus propias conclusiones al igual que lo hice yo en su momento.

    Espero seguir viendote por aquí y podamos seguir debatiendo y compartiendo experiencias y conocimentos.

    Muchas gracias de nuevo.
    Un abrazo de otra mamá.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias por tu respuesta. Si claro, pero más que enseñarles yo lo veo como un acompañamiento (en cuanto a esas cuestiones), en el caso del sueño por ejemplo, pues veo bien crear un ambiente adecuado, procurar que se relajen, cantarles una nana, luz tenue o apagada, etc.
      Lo que no tengo claro es que a un bebé recien nacido haya que enseñarle a dormirse solo, porque lo veo antinatural, no están programados para ello, estás forzando algo, y por ejemplo, no me has respondido lo de la lactancia materna.

      Eliminar
  4. Hola de nuevo Alejandra. Me alegra verte por aqui.

    Sí, quizás acompañamiento es un termino más acertado, y si lo prefieres se le puede llamar así. También es cuestión de interpretar las palabras del resto del artículo y de los demás artículos de este blog de la mejor forma. No creo que esté informando sobre nada fisiológicamente imposible para un bebé.
    De hecho, yo lo he podido comprobar con mi hija y con otros bebés de otras familias de alrededor mío y jamás han tenido que llorar largos minutos para conseguirlo. Siempre estabamos ahí para acompañarles.

    Evidentemente habrán niños que les cueste más y a otros que les cueste menos y será importante respetar el ritmo del pequeño. Lo que no debemos esperar nunca es que un bebé recién nacido se duerma solito a la primera de cambio. Hay que darle tiempo y ayudarle tanto como podamos.
    Con el método que propongo (por ejemplo) en esta entrada en concreto se usan los brazos para dormir al bebé y no se le deja en la cuna (o donde duerma) hasta que no esta casi dormido, y si rome a llorar se le vuelve a cojer al instante. Creo que es un termino medio muy acertado, muy respetuoso y paulatino. De hecho, es el método más lento que conozco hasta el momento.
    De esta manera estaremos consiguiendo menos despertares en la noche puesto que nuestro chiquitín sabrá dormirse perfectamente al pasar de una fase a otra.

    El bebé esta programado para muchas más cosas de las que nos pensamos y sabrás que ellos aprenden a base de hábitos. Enseñale un hábito y verás como lo aprende en pocos días.

    Evidentemente no solo existe esta fórmula. Y no significa que este modo de hacer sea el perfecto para todo el múndo. Creo que lo que tu vienes a defender es la crianza con apego, me equivoco? Existe y está muy valorada por muchos padres. No me cansaré de repetir que cada padre debe decidir su postura. Personalmente, no la defiendo, pero la respeto al igual que Estivill y podriamos hablar un día de ambas opciones en otro post.

    Sobre la lactancia materna si quieres crearé una nueva entrada y así puedo ser más extensa. Que te parece?

    Acabo de empezar con el blog y aún no he podido hablar de todo lo que quisiera sobre todos los temas. jeje. Falta mucha información.

    Un abrazo Alejandra.

    ResponderEliminar
  5. Acabo de leer esta entrada, aunque ya tiene tiempo, para ver si puedo aplicar algo a mi caso. Mi hiji tiene ya 12 meses, por lo que no sé si para él será efectivo lo de cogerlo en brazos y acunarlo..a parte de que pesa una tonelada..jajaja

    Me gustaría solucionar su problema con el sueño, porque anoche, por ejemplo, como tantas otras, me pidió el pecho a cada momento, que vuelve inquieto, se gira hacia in lado, se vuelve a coger del pecho, luego se empuja hacia arriba..de modo que me lo tengo que volver a colocar...un infierno de noche..

    Toda la mañana en el trabajo me la he pasado bostezando, con tres cafés en el cuerpo para aguantar la jornada de 9 horas...otro infierno

    El libro "duermete niño" lo lei hace meses, e intenté ponerlo en práctica, pero mi marido no quiso..y le entiendo, porque dejar a tu hijo llorar y llorar hasta que se duerme es duro de pasar.

    En fin, perdona por el rollo que te he soltado, es que estoy ya algo desesperada con este tema y no sé como solucionarlo.

    Gracias por abrir este blog, para ayudar a madres y bebes con estos problemas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lia,
      Escribeme a mi mail. Necesito que me cuentes más cositas e intentaremos encontarle una solución adaptada a ti y a tu bebe.

      Eliminar

Me encanta saber lo que piensas. Comparte tus ideas y tus experiencias. Todos los comentarios respetuosos son bienvenidos.