lunes, 10 de diciembre de 2012

Unidos en la carrera de la maternidad

Últimamente me encuentro con muchos padres y madres preocupados por el qué dirán sobre la educación que ejercen sobre sus hijos y esa preocupación les lleva a questionarse en muchas ocasiones, si realmente són buenos padres o deberian cambiar algunas acciones con tal de conseguir ese consentimiento social que, en teoria, les harán sentirse mejor.

Entiendo bien esa sensación, esa culpabilidad y falta de confianza en uno mismo. Ser padre no és tarea fácil y nuestro hijo no viene con un manual de instrucciones bajo brazo sobre lo que debemos y no debemos hacer. Muchas veces nos sentimos perdidos, indecisos, impotentes... y, cuando por fin, tomamos una decisión y optamos por un estilo y nos empezamos a sentir cómodos y relajados aparece la abuela, la vecina o la tia advirtiendonos de las consequencias nefastas que nos esperan con ese modo de hacer que hemos adoptado y es entonces, cuando empezamos a cuestionarnos como padres. Qué sensación más  horrible!!
¿Os habeis sentido asi alguna vez?

Yo creo en la libertad de elecciones, en los diversos caminos posibles y la variedad de opciones VÁLIDAS, ni buenas ni malas. Es decir, ¿realmente hay una sola forma de hacer las cosas? ¿solo existe un metodo correcto para todas las familias? Y, si es asi, ¿cual es?
Sinceramente, me importa poco ese metodo correcto, si es que existe...

Somos padres y madres. No somos perfectos y tampoco deberiamos intentar serlo. Errar es humano y es nuestra valiosa herramienta de aprendizaje.
Nos equivocaremos y nos arrepentiremos y rectificaremos a veces y así es como aprenderemos nostros también, con paciencia, amor y cariño. No busquemos ser perfectos.
Olvidemonos de esa vecina que te repite una y otra vez que tu bebé está mal acostrumbrado a los brazos, o de esa abuela que te recuerda que tu pequeño ya deberia dormir toda la noche del tirón a su edad. Porque sus intenciones no son malas, y es bueno escuchar todas las opiniones y consejos, pero, somos madres de nuestros propios hijos, y debemos aprender a escuchar también nuestro instinto y a nuestro bebé en concreto.

Es así de sencillo: escucharemos, leeremos, oiremos sobre metodos y opciones de educación, peró, después, seremos nosotros mismos quienes escojamos nuestro propio estilo. Estaremos informados, sí, pero seremos libres de escojer. Y no habrá nadie, o no debería haber nadie que nos cuestionara.
Porqué, tan buena es una madre que pone en práctica las opciones de estivill como esa madre que practica colecho con su bebé, dos opciones drásticas y diferentes de unas familias que quieren lo mismo que nosotros: lo mejor para sus hijos.

Así que, por favor, respetemonos entre nosotros y recordemos que, tod@s perseguimos una misma carrera con una misma meta: ser madres/padres y hacer de nuestros hijos personas felices y capaces.

10 comentarios:

  1. Con mi primer hijo me sentía fatal. Hiciera lo que hiciera siempre había una crítica catastrofista en los labios de algún amigo, familiar o persona que pasaba por allí en ese momento. Con el segundo me hice mi coraza y pasé de tooooodo el mundo (madre y suegra incluída). Cuando me daban un consejo cogía el que casaba con mi forma de pensar y cuando criticaban algo de lo que hacía les contestaba que "me dejaran en paz que yo sabía lo que hacía". Huelga decir que no les sentó nada bien, pero que acabaron por dejarme en paz de verdad :D

    ResponderEliminar
  2. Como con todo, de la experiencia aprendemos. Supongo que llega un momento en que sabemos apartar la mirada y fingir que no hemos escuchado nada. Eso o aprendemos a cortar el rollo" drásticamente...jeje!! Peró al principio duelen mucho algunos comentarios.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo, no se que he hecho con tu comentario. Soy novata en esto de los blogs. Respondiendo a tu mensaje, claro que se aceptan críticas siempre que sean respetuosas. Aun no habia hecho el repaso final al artículo (por falta de tiempo) y la verdad es que me ha dolido a la vista ver esas dos palabras, así que más bien te doy las gracias.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Gracias por haber pasado por mi blog... te dejo este enlace que tal vez te pueda ayudar, para ver otra perspectiva, igualmente valida, del tema del sueño infantil. Un abrazo. http://www.dormirsinlagrimas.com/autora.htm

    ResponderEliminar
  5. Hola catalina. Te digo lo mismo: gracias por pasarte por aqui y comentar. Jeje.
    Ya conozco dormir sin lagrimas, paso mucho por alli y leo todo lo que puedo. Perspectivas hay muchas y validas segun la necesidad y caracter de cada familia.
    Un abrazo
    Encantada de conocerte!!

    ResponderEliminar
  6. Ay me encanta! gracias por leerme! ya me he hecho seguidora. Espero poder consultar dudas y enriquecerme de tus posts. Besos!

    ResponderEliminar
  7. Si está claro que todos intentamos ser loss mejores padres, pero hace tiempo que no nos dejamos llevar por nuestro instinto protector y hacemos caso a personas que solo quieren engordar su cuenta corriente y por favor no le vayas a dar a los padres métodos como por ejemplo como el del señor estivill, que claro que soluciona el problema a corto plazo, pero de qu manera>>>
    Te lo dice una madres de un niño de casi tres años, que por fin duerme alguna noche de tirón y que en algunas épocas mi niño se despertaba cada hora. Solo se necesita dosis de paciencia y amor y yo lo solucione con el colecho, bendita solución para descansar y además me encanta tenerlo cerca, crecen tan rápido :D

    ResponderEliminar
  8. Creciend con carlota, muchas gracias por seguirme. Espero de verdad que te sirvan de gran ayuda mis escritos. Ojala que sí. Ahora estoy escribiendo sobre el tema de las rutinas. Espero poder tenerlo listo mañana. Tengo a la niña mala y no tengo mucho tiempo estos dias...

    La perla del segura, muchas gracias por tu comentario y tu opinión con respecto al sueño del
    bebé. Me encanta saber lo que pensais.

    Decirte que mi intención no es decir lo que deben o no hacer los padres con sus hijos. Solo deseo dar a conocer lo que he aprendido (sea estivill o dormir sin lagrimas u otros metodos) y que a partir de aquí cada familia tome sus propias decisiones.
    Daré mi punto de vista, sí, peró no significa que todo el mundo tenga que opinar igual que yo.. Lógico. ;p

    Espero seguir viendoos por aquí y podamos seguir opinando, debatiendo, preguntando y compartiendo experiencias!!

    Un saludo y un abrazo fuerte a todas!!

    ResponderEliminar
  9. Bueno, te debía una visita y aquí estoy ;-)

    Supongo que en mi blog ya dejo clara mi postura acerca del método estivill, así que intenaré no extenderme; digamos que después de tantos años de escuchar y aguantar críticas he llegado a la firme conclusión de que es bastante menos probable que me equivoque haciendo caso a mi instinto que siguiendo consejos no solicitados.

    Respecto al tema del sueño, coincido totalmente con laperladelsegura, el método estivill, además de cruel e innecesario es un sacacuartos, el único que se beneficia realmente de él es el autor del libro.
    Yo parto de la base de que el sueño es un proceso evolutivo, a dormir ni se enseña ni se aprende, sí que podemos probar téncicas y truquitos para descansar todos mejor, pero aunque me taches de radical, a mí no me parece igual de respetable cantarle una canción al bebé por si le relaja que dejarle llorando en una habitación a oscuras...
    Por cierto, una página muy interesante sobre sueño infantil, con información actualizada y científica, es http://suenoinfantil.net, a mí me ha gustado mucho.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Hola kim!!

    Muchisimas gracias por la visita y por tu opinión, Igual de válida (como siempre) que cualquier otra.
    No deberiamos olvidarnos jamás de nuestro instinto, nuestro intinto nos guia en muchos aspectos. El instinto maternal es algo que las mujeres tenemos dentro y que se despierta en el momento en que tenemos a nuestro bebé así que seguro que por alguna razón será. No dbemos desaprovechar nuestra naturaleza. Así que comparto tu opinión.

    Respecto a estivill diré lo mismo de siempre: respeto ambas opciones y respeto a todos los papás tanto si se retiran por la práctica del colecho como si prefieren usar el metodo estivill u otros... Cada
    familia es un mundo y conoce sus necesidades.

    Yo tampoco estoy muy a favor del metodo estivill. Lo conozco hace mucho tiempo y me leí su libro pero jamás lo puse en práctica. Pero sí creo en los terminos medios. Sí creo que se puede ayudar a dormir mejor con unas pocas pautas y sin necesidad de dejarle llorar ni dos minutos. Con respeto, amor y tolerancia.

    Vuelvo a decir que cada familia adopta en su casa la forma de educar que más prefieren y con lo que se sienten cómodos. El colecho es una forma de dormir que cada vez más familias están usando y se sienten felices y satisfechos de esta manera, asi que adelante!!! Claro que siii!!!

    ResponderEliminar

Me encanta saber lo que piensas. Comparte tus ideas y tus experiencias. Todos los comentarios respetuosos son bienvenidos.