jueves, 28 de febrero de 2013

Premio.


¡¡He recibido un nuevo premio!!

Este premio me ha traído faenilla pero estoy muy muy contenta, como siempre y se lo debo a el rincón de sperides. Muchas gracias por acordarte nuevamente de mi.

Normas:
           1-     Nombrar y agradecer a la persona que te lo ha concedido.

           2-     Responder a las 11 preguntas.

           3-     Enumerar 11 cosas de ti.

           4-     Conceder el premio a 11 blogs que te gusten, que estén empezando y que tengan menos de 200 seguidores.

           5-     Formular 11 preguntas que deban responder las bloggers a las que has premiado.

           6-     Visitar los blogs que han sido premiados junto con el tuyo.

           7-     Informar a los blogs sobre su premio.

Contesto a las preguntas que me formulan:
            1-     Recomienda una película:

Me cuesta horrores decidirme ahora mismo por una película. A ver… Ya dije una vez que me encanta Leonardo diCaprio así que elegiré entre su repertorio: Infiltrados.

No acaba muy bien que digamos y no es una película de amor precisamente pero me gustó bastante.

 2-     Un hotelito al que te encantaría volver para pasar el fin de semana:

Al hotel Roc Blanc de Andorra. Fue al primer hotelito donde fuimos mi marido y yo solitos. Nos encantaría volver y esta vez entrar en caldea para relajarnos un poco.

 3-     La receta que mejor me sale es:

Pocas, la verdad. Por poner algo diría el tiramisú. Me encanta y la verdad es que me sale buenísimo. Jeje

 4-     Color que me levante el ánimo:

Que me levante el ánimo no lo sé, pero me encanta el rosa. Sí, soy de esas que a las niñas las lleva de color rosa y a los niños de azul. Aunque ahora ya no tanto…

 5-     Algo que te gustaría hacer en 2013:

Trabajar aunque sean 4 horitas al día. Se me cae la casa encima, necesito hacer algo…

 6-     La última manualidad que has hecho es:

Una tarta de pañales para una fiesta del bebé. Me divertí mucho haciéndola.

 7-     ¿eres de dulces o salados?

Pues creo que de ambos. Me encanta el chocolate pero no puedo vivir sin el jamón saladito o mi fuet (salchichón).

 8-     ¿Cuál es tu imprescindible en belleza?

Me decanto por el rímel. Aunque el colorete podría incluirlo también.

 9-     Una tienda en la que siempre picas algo:

Últimamente no pico en ninguna tienda. No estoy muy inspirada y solo tengo una idea en la cabeza: la habitación de mi pequeñaja.

 10-  Vestido largo o corto:

Largo no, seguro.

 11-  Un blog que te guste leer todos los días y porque.

Uyyy, esta pregunta es dificililla. Me cuesta mucho decantarme por alguna. Suelo abrir mucho las páginas dedicadas a las actividades para niños y la que me suele dar buenas ideas teniendo en cuenta la edad de mi pequeñaja es: para mi peque con amor.

Pero yo soy de las que abre el escritorio de blogger y si pone a mirar todo lo que el tiempo me deja.
 
11 cosillas sobre mí:

1-     Odio el fútbol.

2-     Creo que no podría vivir sin mi móbil.

3-     Todos los inviernos me los paso esperando el verano.

4-     A veces tengo mal genio. Luego me pregunto de donde lo ha sacado mi hija…

5-     He cultivado mucha mucha paciencia a lo largo de estos dos años y medio.

6-     No me gustan las motos.

7-     Suelo escuchar rock and roll.  Es lo que más me gusta.

8-     Me encanta el cine y lo hecho un poco de menos. Ahora solo miro la Sirenita o la Bella y la Bestia.

9-     Me llevo muy bien con mi madre, pero me cuenta ser sincera con ella.

10-  Me gusta bañarme con mi hija de vez en cuando, nos lo pasamos muy bien.

11-  No soy alérgica a nada. ((lo siento, ya no sé qué más contar. Ufff.. jeje))

 Conozco creo que a pocos blogs que acaben de empezar pero intentare ceñirme cuanto pueda a las normas, ahí van mis candidatos:

Batallitas de mamá.

Diario de una mama periodista

Mi dulce espera.

Aprendiendo matemáticas (no sé cuándo empezó, seguro que hace mucho pero bueno)

Diario de una mami búho.


 Las preguntas que debéis responder:

1-     Una canción que os enamore.

2-     Un viaje que deseáis hacer.

3-     El día en que supisteis que ibais a ser madres. Descríbelo.

4-     Que nombre hubieras puesto a tu hijo si hubiera nacido del sexo opuesto.

5-     Un sueño que recordéis.

6-     Un plan de futuro.

7-     Un capricho que desees darte.

8-     Una frase que te repitas o recuerdes habitualmente.

9-     Para viajar: coche o avión.

10-  Dos palabras que te describan.

11-  Un blog que te guste leer todos los días y porque.

Aleee, ya os he dado trabajillo extra. jejeje
 

Premio y agradecimientos

¡La verdad es que no puedo agradecer más este tipo de detalles!!
 Con ellos me doy cuenta de que algunos se acuerdan de mi y me tienen en cuenta, lo cual, me llena de orgullo y satisfacción. Me reconforta en gran manera así que una vez más, GRACIAS, en este caso a El rincón de sperides.


Creo que ya todas habeis recibido este precioso premio y sabeis que ahora me toca contestar una serie de preguntitas.



 1. ¿Por qué tienes un blog?
Para mi el blog es como un refugio, es como el lugar al que llegó para desconectar, es un lugar donde comparto mi afición y pasión: la crianza de los hijos y es un lugar donde me desahogo escribiendo y escribiendo.  Jeje

2. ¿Qué es lo más importante para ti: la personalidad o el físico?
Esta respuesta ya la contesté. La personalidad, sin duda.
3. ¿Qué no te puede faltar a la hora de hacer manualidades?
Pues creo que lo básico, el celo, la cinta, las tijeras… y quiero liarme a aprender cómo funciona el fieltro. Ya os contaré.
4. ¿Quién fue la persona que te inspiró para empezar en este mundo?
Me animé yo solita.
5. ¿Cuál ha sido el mejor detalle que te han hecho?
Pues los 40 principales en el programa de anda ya: nos vamos a París con gastos pagados muy prontito!! Jjiji.
6. Qué te gusta más, ¿cocinar o qué te cocinen?
Que me cocinen, claro. Odio cocinar.
7. Último libro leído
Pues ahora mismo estoy leyendo uno sobre sueño infantil para seguir instruyéndome. Ya sabéis, me encanta.
8. ¿Sueles hacer recetas de verduras?
Sí, solemos comer verdurita en casa. No es mi fuerte, prefiero patatas fritas, pero tengo que dar ejemplo a la renacuaja.
9. Mejor estación del año.
El verano, no tengo duda alguna!!! Me muero por ir a la playita, por alargar los días y por salir a la calle cada día a tomar un helado.
10. ¿Qué le pides a una persona para que sea tu amiga?
No pido nada.
11. ¿Algún proyecto pendiente?
Quisiera volver a ser madre. Llevamos tiempo pensándolo mucho con mi marido pero creo que pronto nos lanzaremos  a la piscina!! Y que sea lo que diós quiera…. aleee

Creo que de momento no lo voy a pasar a nadie puesto que ya todas teneis este premio y muchas de vosotras incluso repetido.
Quisiera además aprovechar para agradecer a todos aquellos que me leeis vuestro afecto y vuestra compañia.
¡Ya soys 35 seguidores!!!
...gracias, gracias, gracias...
Estoy muy muy muy contenta!! Parezco tontaina pero me encnata saber que hay alguien al otro lado que me va leyendo de vez en cuando! jeje! Muchos besos y gracias a esos 35 seguidores que me acompañan!!

miércoles, 27 de febrero de 2013

Colecho. Mi decisión


Me he dado cuenta de que no suelo hablar demasiado sobre mis criterios personales cuando escribo mis entradas en torno al sueño infantil. Siempre suelo decir que respeto mucho las opciones de los padres y así es, pero que las respete no significa que yo ahora me ponga a hacer lo mismo ni que comparta dichas opciones. Tampoco significa que considere que las demás sean malas o peores. Sencillamente a mí no me valen.

Por poner un ejemplo podría hablaros del colecho:
COLECHO
 
Profesional:

En el mundo profesional nos encontramos siempre con dos puntos de vista totalmente opuestos entre sí que aportan datos científicos y estadísticamente “probados”:

Punto de vista A : Se ha hablado y escrito muchas veces sobre los beneficios que traen este tipo de práctica: favorece la lactancia materna, menor riesgo por muerte súbita, hijos con más autoestima etc…

Punto de vista B: La otra cara de la moneda va al otro extremo, hablando de problemas de autonomía, problemas de sueño nocturno a largo plazo, riesgo de asfixia etc…

 
Para mí esto no son nada más que datos. La realidad es que todos estos datos están escritos y explicados por profesionales de la salud y la ciencia y está más que comprobado que no hay forma humana de que se pongan de acuerdo ni los unos ni los otros. Entonces, ¿a quién nos creemos?

Me encanta leer sobre las dos opciones, me encanta leer sobre sueño infantil en general y aprender sobre él y para mí no se trata de ver quién aporta más datos razonables y científicos y quién no. Lo que a mí me interesa no es un debate sobre teorías del colecho. De hecho, creo que los dos puntos de vista tienen su parte de razón.
Personal:
Ya sabía todo lo que tenía que saber en cuestiones científicas, ahora nos tocaba a nosotros:

Punto de vista C (el nuestro, el personal): Colecho no. He dormido con mi hija en varias ocasiones pero nunca como algo regular ni frecuente.
Tan sencillo como eso. No hay un porque medico ni coherente ni un porque probado científicamente. Era así como me sentía cómoda, era así como deseaba dormir a mi hija y es así como volvería a hacerlo porque es así como me ha funcionado.  Fue NUESTRA decisión.
((...si a veces me molesta mi maridín cuanto más si fuermos tres....jijiji))

Yo supe sobre los dos bandos antes de quedar embarazada pero tomé mi propia decisión basándome en mi simple razonamiento. No me basé en ninguno de esos datos arriba descritos. ¿Para qué? ¿Para volverme loca con una guerra absurda que solo me llevaría al caos mental? Perder el tiempo no es una de mis prioridades.

Para mí el colecho es un criterio personal que tiene tanta base científica  como el no colecho. Hay quienes adoran ser tres en la cama y así es como se sienten cómodos, satisfechos y felices… y hay quienes como yo, duermen en camas separadas y habitaciones separadas y sus hijos y padres se sienten exactamente del mismo modo. ¿Dónde está el problema? ¿Acaso sobrepasamos alguna barrera emocional o física con una de las dos formas? No creo que sea así, y si lo es no tiene nada que ver con el sitio donde duermen sus hijos sino como les duermen.
Mi opinión (personal, otra vez):
Considero que este es un tema importante, y como todo en la vida de una familia, se debe hablar, discutir y decidir de antemano. Es decir, no creo que algo así se deba dejar al tun-tún sin pensarlo antes.

Si colechas debería ser porque así lo deseas. Lo que no se puede hacer es colechar y quejarte porque no puedes dormir. Eso no tiene lógica. O lo haces con todas sus consecuencias y beneficios o no lo haces. Por eso siempre hablo sobre la diferencia entre colechar por decisión consensuada y en pareja o colechar por dar una solución rápida a un problema de sueño. Los problemas de sueño se pueden solucionar de muchas formas (y sin dejar llorar a solas ni con el método Estivill), solo se trata de querer realmente ponernos a ello. A veces lo solucionamos con el colecho sin estar completamente satisfechos con ello y el colecho sirve para disfrutarlo en familia.
Mientras lo disfruteis y esteis contentos y felices, lo demás no importa.
El colecho es una forma de vida y si quieres sentirte cómodo con tu forma de vida tienes que pensarlo y decidirlo con precaución y tiempo.
¿cual fué vuestra decisión?

 
Me remito a lo mismo y lo vuelvo a recalcar: No estoy en contra del colecho ni muchisimo menos. 

viernes, 22 de febrero de 2013

Viernes especial: Amagicmother.

Os resuerdo qué es el viernes especial en este blog:

Seria genial conocernos un poco mejor entre nosotras las mamas blogeras y estaría bien compartir las experiencias que con nuestros hijos hemos vivido y a la vez dar a conocer quizás blogs que aun no habéis visitado. Como éste es un blog dedicado al sueño infantil he querido enfocarlo a eso. El sueño de vuestros peques y como lo habéis vivido.


Cuando tenga unas cuantas de estas experiencias plasmadas podría hacer como un balance de las diferencias que existen entre unos bebés y otros y un balance sobre como hay cosas por las que todas pasamos probablemente. Y según las experiencias que vaya acumulando escribiré entradas que puedan servirnos a todas.


Es una forma de compartir y una forma de conocernos y aprender de nosotras mismas...
 
Hoy os traigo la experiencia de Amagic mother. Su experiencia me recuerda mucho a la de la semana pasada con Mamá Cachorro. Ella también cree que el sueño de su peque podria mejorar un poco si su pequeño sencillamente dejará de tomar bibe nocturno, pero como ella dice: ya se han acostumbrado a su ritmo.
En su blog habla de temas diversos enfocados sobre todo a la crianza de su hijo pero también nos deja buenas recetas y actividades para hacer con nuestros hijos.
En este enlace que os dejo podeis leer los "metodos" que han usado para dormir a su hijo con más detalle.
 
Os dejo la entrevista:
Nombre del bebe:
Reckless
Edad del bebe:
22 meses (hará 2 años el 2 de abril)
Lactancia materna o artificial:
Materna hasta los 20 meses o así, aunque desde los 6 meses añadimos biberones de leche artificial con los cereales y al año, biberones de leche artificial para las tomas nocturnas y que yo pudiese dormir un poco más.
¿Qué tal son y han sido sus siestas? Comentarlo:  
Siempre muy largas. Si le dejas se echa una siesta de 3 horas como si nada. Lo normal son 2 horas, aunque intento despertarle siempre entre las 4:30 y las 5 para que se duerma antes por la noche. Hasta el año echaba una siesta de mañana de media hora o un poco más. Luego la dejó y se quedó con las dos horas de la tarde.
¿Usa chupete? ¿Le ayuda a conciliar el sueño? ¿le ayuda a relajarse?  
Usó chupete desde las dos semanas hasta el año. Siempre para dormir, pero el resto del día apenas lo usaba. La verdad es que ha usado poquísimo el chupete. Si se despertaba, le ponías el chupete y se volvía a dormir. Pero en cuanto se quedaba dormido lo escupía. En general, ha sido muy poco chupetero.
¿Sigues una rutina? ¿crees que es beneficiosa teniendo en cuenta tu experiencia?  
Teníamos complicado seguir una rutina, porque muchos fines de semana nos íbamos fuera. Así que optamos por hacer las cosas como surgiesen, porque no podíamos acostumbrarle a una rutina y que el día que no la tuviese se alterase. Así que casi todos los días eran diferentes, y creemos que se ha adaptado sobre la marcha a tener ciertas cosas igual, pero otras muy diferentes. Nos ha servido, pero ha sido difícil. No sé si con las rutinas funcionan mejor, no lo hemos probado porque no hemos podido.
¿A qué edad abandonó las tomas nocturnas? ¿Cuántas tomas hacia?  
Aún no hemos abandonado las tomas nocturnas. Se sigue tomando un biberón a las 4-5-6 de la mañana. Hacia el año, como yo me cansaba mucho por la noche, sustituí las tomas nocturnas de lactancia materna por biberones, así se lo dejaba y me volvía a la cama. El resto del día sí tenía lactancia materna hasta los 20 meses. Se despertaba cada dos horas día y noche hasta los tres meses, luego dos veces y ahora una.
¿Colecho o cama individual?:  
Ha habido de todo. Colecho hasta los tres meses, porque el ritmo de mamar cada dos horas era imposible de dejarme descansar, así que dormíamos juntos. Cuando pasó a dormir en tandas de 4 horas por la noche, le dejamos en su cuarto. Luego, le dormíamos tumbándonos con él en su cama, hasta los 20 meses. Y ahora casi todos los fines de semana que vamos fuera de casa, colechamos.
Si es colecho, ¿dormís bien de tal manera? ¿Fue decisión consensuada en pareja o una solución a algún problema de sueño? ¿Tienes prisa o piensas en cambiarlo a su cuna en un futuro próximo?  
Dormimos bien hasta que se atraviesa y da coces a alguno de los dos, entonces le "desahuciamos" a su cama. Fue más bien una solución a un problema de sueño, porque yo no había oído hablar nunca del colecho hasta que lo hicimos. No tuvimos prisa, pero surgió solo lo de dejarlo en su cama. Aunque le gusta dormirse con nosotros, y si está nervioso, se duerme mucho más fácilmente.
¿Se despierta por las noches?, ¿cuesta volver a dormirle?, ¿Tienes que volver a ayudarle? ¿como (brazos, pecho...)?
Ahora se despierta para su bibe, se lo das y se vuelve a dormir. En los despertares nocturnos nunca ha tenido problemas para volver a dormirse, quitando cuando era más bebé que tenía los cólicos y había que pasearle en brazos un rato.
          ¿ hay algo concreto que quieras cambiar o mejorar sobre el sueño de tu hijo?
Me gustaría que no se despertase por la noche para tomar un biberón y que aguantase con el de después de cenar hasta el del desayuno. Pero es muy lechero, aunque lo hemos intentado desde hace tiempo: poniendole el chupete, dándole sólo agua... lo único que vuelve a dormirle es la leche... así que nada.
¿Pusiste en práctica algún método, consejo o truquillo? ¿cual? ¿Te funcionó?
Pues hemos ido probando lo que se nos ha ocurrido y hemos visto que funcionaba. Dos noches, con 6 meses probamos a dejarle llorar unos minutos, antes de ir (tipo Estivil) pero no funcionó nada bien y yo lo pasaba fatal. Así que seguimos con las cosas que funcionaban: dormir acompañado, a la teta o al bibe y contarle cuentos o cantarle.
Si volvieras atrás en el tiempo, ¿harías alguna cosa de otra manera?  
Sí, me ahorraría esas dos noches de dejarle llorar, es de lo único que me arrepiento. No complicarme la vida, y seguir con lo que funciona. Igual, intentar que la última siesta del día se despierte más pronto, para que por la noche se duerma antes.
¿Crees que como padres habéis influenciado (para bien o para mal) en el comportamiento de vuestro hijo al dormirse o al mantenerse dormido?  
Pues no sé si el que haga una toma nocturna aún tendrá que ver con nosotros o con que es un "tragón lechero"...
Del uno al diez, ¿como valoras el sueño de tu hijo?  
Nos hemos acostumbrado a su sueño y me parece de 8 al menos, aunque envidiamos terriblemente a esos padres que dicen que sus bebés duermen del tirón desde bien chiquitines... no sabemos por qué, pero debe ser porque son menos tragoncetes.
A día de hoy, ¿valoras la información que puedas obtener con respecto al sueño? ¿crees que puede haber alguna cosilla que te sirva de ayuda?  
Sí, siempre que puedo comparto experiencias con otras mamás, para ver qué cosas prueban ellas y si algo nos puede servir. Por eso, escribí un post explicando mes a mes cómo ha ido cambiando su forma de dormirse y la alegría que nos dió descubrir unos podcast de cuentos que nos permite dejarle despierto en su cama y que se duerma él solo.
 
 
 

lunes, 18 de febrero de 2013

Cambiar hábitos y mejorar noches (editado para mejorar)

 
 
Pues bien, como ya había prometido, toca hablar un poco sobre bebés más mayores que ya han adoptado algún tipo de hábito que les puede estar creando problemillas a la hora de dormirse o a la hora de mantenerse dormido. Hoy hablaremos sobre los despertares nocturnos que suelen producirse por apoyos.
En alguna ocasión he hablado ya sobre lo que significa un APOYO para un bebé. Lo mejor es evitar o prevenir este tipo de "problemas" desde el momento en que nacen nuestros peques (leed resumen) , pero en el caso de que ya se haya creado esta costumbre siempre estamos a tiempo de cambiarla. 
Planteamiento

Los bebés a partir de tres o cuatro meses más o menos que solo duermen con apoyos (brazos, cochecito, movimiento...) suelen dormir única y exclusivamente si están en brazos (cochecito, pecho...) de sus padres (sobre todo de la madre). Si les dejamos en la cuna o cama suelen despertar en el mismo instante en que los soltamos o a los cinco minutos después de haberlos dejado. Les cuesta hacer siestas largas a no ser que les estén meciendo en brazos y por la noche se suelen despertar infinidad de veces con la necesidad de los brazos para volver a conciliar el sueño.
Estos bebés tardarán el doble en aprender a pasar de una fase a otra puesto que no saben enlazarlas, en vez de lo que deberían ser micro despertares o simples fases de subconsciencia en el futuro, pasan a ser despertares que les llevan al desvelo continuamente con la necesidad de ese apoyo para volver a dormirse. En conclusión, el descanso tanto del bebé como de la familia en general se ve gravemente afectada incluso pasados meses o años.

Decisión

Poner o no solución a dicha costumbre ya será una decisión personal. Debéis valorar los pros y los contras y tomar vuestras propias decisiones a partir de lo que sabéis. Si como padres estáis conformes durmiendo a vuestros hijos de dicha manera no tenéis de qué quejaros ni tenéis porque cambiar absolutamente nada. Quizás vuestros hijos pasen las noches perfectamente por mucho que duerman en brazos o quizás no os importe mecerle tantas veces como sea necesario y sea la hora que sea aunque tengan más de dos años... Cada uno conoce su situación y es libre de elegir lo que mejor se adapte a sus circunstancias.

Lo que sí os diré es que no es necesario dejar llorar a nuestros hijos a solas en ningún momento para poder lograrlo y la verdad es que trae muchos beneficios si lo conseguimos tanto para el bebé (que descansará sus horas) como para la madre que dejará de usar corrector de ojeras cada mañana.


Solución
 
Cualquier cambio que nos propongamos hacer con nuestros bebés debemos hacerlo a pasitos muy lentos, respetando el ritmo de nuestro bebé en concreto y observando sus evoluciones para saber si podemos seguir avanzando o debemos ir más despacio. Tenemos que tener presente siempre que para inculcar cualquier nuevo hábito necesitaremos esperar como mínimo 3 semanas para que lo veamos instaurado y para que veamos a nuestro hijo familiarizado.

En todas las soluciones de sueño se deben tener en cuenta primero los acontecimientos diarios: Una rutina adecuada y horas de siestas suficientes (para alargar siestas hablaremos en otra entrada), excitación justa y ritual de sueño necesario, etc... Si esto aún no está controlado deberemos empezar por aquí. Estructuraremos debidamente los días. Poquito a poco para luego empezar a quitar el apoyo también poco a poco.

Cuanto más mayor es el bebé más cuesta quitar costumbres, pero eso creo que todos lo sabemos.

Recordad que esto son ideas, sugerencias, opciones, métodos (como queráis llamarlo) que podéis cambiar, mejorar o retocar como mejor os convenga. Lo importante es no destruir la esencia, ser firmes y no echar marcha atrás una vez empezado el proceso. Si retrocedemos estaremos confundiendo al bebé y reforzando aquello que queremos eliminar. Es por ello que antes de empezar debemos estar seguras y preparadas.

PASOS:

ritual:
Nos ayudaremos y mucho de un buen ritual. Le avisaremos de que se acerca la hora de dormir poco antes de llevarlo a su habitación para que se vaya mentalizando. A los bebés mayores no les gusta que les lleves de aquí para allá precipitadamente y menos si estaban haciendo algo en ese momento que les tenia entretenidos, en es caso se negarán rotundamente. Por eso la importancia de avisarles. “En dos minutos nos vamos a la cama, ¿que cuento quieres que te lea hoy, capelucita roja o los tres cerditos?.” Así los ponemos en sobre aviso. Podemos darle a elegir entre dos cuentos por ejemplo para hacerle un poco participe del momento. Pero siempre con opciones limitadas. No podemos darle a elegir entre todos los libros que tenga por casa.

Le explicamos:
Después de todo el proceso de ritual para ir a la cama (que no dure más de 15 min)le llevaremos a su habitación y le explicaremos lo que ocurrirá. De una manera sencilla, firme y convincente. “Ahora mamá te leerá un cuento y se sentará aquí (sentada en el filo de la cama) hasta que te duermas. Después me marcharé, pero si me necesitas solo tienes que llamarme.” Es importante que sepa que te irás después para que no se asuste cuando no te vea a media noche.

Nos quedamos a su lado:
Cuando acabemos de leer el cuento le daremos un beso y lo acostaremos. “ahora es hora de dormir, voy a taparte y me quedaré aquí hasta que te duermas”. Intentaremos no mantener contacto visual. Puede que a él le parezca extraña la nueva situación y se levante alguna vez para protestar pero entonces le volveremos a tumbar, sin mirarle, y le diremos que es hora de dormir, que estás ahí con él. Solo se lo repetiremos una vez más. Le tumbaremos tantas veces como sea necesario pero en silencio, con luces tenues o apagadas. Deberemos tener paciencia y no perder los nervios con la espera. No debemos enfadarnos. Ir a la cama tiene que ser un momento feliz y cómodo.
Si se despierta a media noche acudiremos a él, y si le cuesta volver a dormirse repetiremos el mismo proceso. No acudáis al mínimo suspiro, dadle dos segundos. Los bebés y los niños hacen muchos ruidos e incluso chillan y hablan de noche. Dos segundos os ayudarán a determinar si realmente están llorando y os necesitan.

Nos alejamos poco a poco:
Lo haremos así varias noches seguidas hasta que veamos que lo ha asimilado bastante y poco a poco a medida que pasen los días nos iremos alejando de la cama sentadas en una silla hasta acabar en la puerta de la habitación. Lógicamente esta explicado de forma rápida y resumida pero este es un proceso que debe ser lento (me repito más que el ajo) y debe ser un proceso con intervalos de tiempo. No nos alejaremos de la cama hasta que no haya aceptado el primer metro de distancia y así consecutivamente.


Pueden pasar semanas hasta no empezar a ver buenos resultados durante la noche así que ánimo, paciencia y mucha perseverancia. No desistáis y recordad que nada es imposible.




viernes, 15 de febrero de 2013

Viernes especial. Marta


Este es el viernes especial en este blog:

Pensé que seria genial conocernos un poco mejor entre nosotras las mamas blogeras y que estaría bien compartir las experiencias que con nuestros hijos hemos vivido y a la vez daría a conocer quizás blogs que aun no habéis visitado. Como éste es un blog dedicado al sueño infantil he querido enfocarlo a eso. El sueño de vuestros peques y como lo habéis vivido.

Cuando tenga unas cuantas de estas experiencias plasmadas podría hacer como un balance de las diferencias que existen entre unos bebés y otros y un balance sobre como hay cosas por las que todas pasamos probablemente. Y según las experiencias que vaya acumulando escribiré entradas que puedan servirnos a todas.

Es una forma de compartir y una forma de conocernos y aprender de nosotras mismas...



Ella es Marta, madre de un cachorro. Su blog principal (cuando la manada duerme) esta dedicado sobre todo a la maternidad y hace bien poquito abrió un nuevo blog sobre como preparar una boda.
 
Hoy ella nos habla sobre el sueño de su único hijo. Ella considera que dicho sueño podria mejorar. Os dejo con su experiencia, no tiene desperdicio:




Nombre del bebe:

CACHORRO

Edad del bebe:

32 meses

Lactancia materna o artificial:

Artificial, muy a mi pesar en un primer momento.

¿Qué tal son sus siestas?

De peque eran cortas y muchas, ahora hace una después de comer de un minimo de 2 horas hasta un máximo de 3 horas, dependiendo un poco del día.


¿Usa chupete? ¿Le ayuda a conciliar el sueño? ¿le ayuda a relajarse?

Desde el mes de octubre no, lo dejó con 28 meses, pues en la revisión de los 2 años nos lo aconsejó la pediatra, pero sí creo que le ayudaba, en cierto modo, a relajarse y coger el sueño.


¿Sigues una rutina? ¿crees que es beneficiosa teniendo en cuenta tu experiencia?

Sí, y sí creo que es un beneficio pues el niño sabe en todo momento que es lo que va a suceder a continuación lo que le da mayor seguridad y, aunque no siempre, ya sabe que tras la cena, por ejemplo, toca un par de cuentos y luego hay que dormir, cosa que no discute aunque le cueste.


¿A qué edad abandonó las tomas nocturnas? ¿Cuántas tomas hacia?

De más bebé creo recordar que hacia de 2 a 3 y poco a poco las fue dejando a 1. En la actualidad se sigue despertando de madrugada (periodo de 3 a 5) demandando biberón, pero desde hace una temporada no se lo damos para ver si logra quitar la costumbre, cosa que no parece se vaya a lograr.


¿Colecho o cama individual?:

Siempre cama individual, pero desde hace un tiempo a esta parte estamos practicando de vez en vez un colecho relativo, le dejamos estar en la cama, conmigo siempre, para quedarse dormido y luego pasarlo a la suya, pero creo que no funciona porque sigue despertándose de madrugada solicitando nuestra compañía.


¿De qué formas has dormido a tu bebé (Brazos, pecho, cochecito, coche…)? ¿lo hacíais así habitualmente)?

Brazos, lo hacia habitualmente. Empecé con la practica pues mi bebé se pasaba llorando unas 26 horas al día y era la única manera en que encontraba consuelo y yo descanso.


¿Cuánto tardabas o tardas en dormirle?:

Supongo que una media hora.


¿Se despierta por las noches?, ¿cuesta volver a dormirle?, ¿Tienes que volver a ayudarle? ¿como (brazos, pecho...)?

Se despierta cuesta si intentas que se quede solo, es decir, si nos quedamos con él en su habitación se vuelve a dormir pero no profundamente pues esta vigilando que no te vayas, si le damos bibieron cuando se despierta se queda frito en brazos pero en el momento de llevarlo a la cuna se vuelve a despertar porque no quiere que te vayas.


¿Cuánto esperas que duerma tu bebé?

Cuánto? Pues 8 horas seguidas por la noche, pero claro creo que no lo consigue por sus siestas. Las cuales si no las hecha largas luego está pasado y no se puede dormir por la noche de la sobre excitación.


¿ hay algo concreto que quieras cambiar o mejorar sobre el sueño de tu hijo?

Sí creo que todo. Me gustaría que durmiera toda la noche seguida sin despertares.


¿Pusiste en práctica algún método, consejo o truquillo? ¿cual? ¿Te funcionó?

Salvo lo de tenerlo en brazos hasta que se durmiera profundamente y meterlo en tal estado en su cuna no.

Si volvieras atrás en el tiempo, ¿harías alguna cosa de otra manera?

Supongo que sí.

¿Crees que como padres habéis influenciado (para bien o para mal) en el comportamiento de vuestro hijo al dormirse o al mantenerse dormido?

Esta claro que queriendo y sin querer somos una constante influencia. En nuestro caso hemos influido mucho al dormirle en brazos supongo, le hemos creado una dependencia. Pero y si no lo hubiéramos dormido así tampoco sabríamos si hoy mi hijo no la tendría igualmente.

Del uno al diez, ¿como valoras el sueño de tu hijo?

5

A día de hoy, ¿valoras la información que puedas obtener con respecto al sueño? ¿crees que puede haber alguna cosilla que te sirva de ayuda?

Siii muchísimo, me gustaría saber pautas para “quitar” habitos.



Espero que os haya gustado y desde aquí te doy las gracias mama cachorro por colaborar en el día especial de este blog con tu experiencia sin duda enrriquecedora.