miércoles, 27 de febrero de 2013

Colecho. Mi decisión


Me he dado cuenta de que no suelo hablar demasiado sobre mis criterios personales cuando escribo mis entradas en torno al sueño infantil. Siempre suelo decir que respeto mucho las opciones de los padres y así es, pero que las respete no significa que yo ahora me ponga a hacer lo mismo ni que comparta dichas opciones. Tampoco significa que considere que las demás sean malas o peores. Sencillamente a mí no me valen.

Por poner un ejemplo podría hablaros del colecho:
COLECHO
 
Profesional:

En el mundo profesional nos encontramos siempre con dos puntos de vista totalmente opuestos entre sí que aportan datos científicos y estadísticamente “probados”:

Punto de vista A : Se ha hablado y escrito muchas veces sobre los beneficios que traen este tipo de práctica: favorece la lactancia materna, menor riesgo por muerte súbita, hijos con más autoestima etc…

Punto de vista B: La otra cara de la moneda va al otro extremo, hablando de problemas de autonomía, problemas de sueño nocturno a largo plazo, riesgo de asfixia etc…

 
Para mí esto no son nada más que datos. La realidad es que todos estos datos están escritos y explicados por profesionales de la salud y la ciencia y está más que comprobado que no hay forma humana de que se pongan de acuerdo ni los unos ni los otros. Entonces, ¿a quién nos creemos?

Me encanta leer sobre las dos opciones, me encanta leer sobre sueño infantil en general y aprender sobre él y para mí no se trata de ver quién aporta más datos razonables y científicos y quién no. Lo que a mí me interesa no es un debate sobre teorías del colecho. De hecho, creo que los dos puntos de vista tienen su parte de razón.
Personal:
Ya sabía todo lo que tenía que saber en cuestiones científicas, ahora nos tocaba a nosotros:

Punto de vista C (el nuestro, el personal): Colecho no. He dormido con mi hija en varias ocasiones pero nunca como algo regular ni frecuente.
Tan sencillo como eso. No hay un porque medico ni coherente ni un porque probado científicamente. Era así como me sentía cómoda, era así como deseaba dormir a mi hija y es así como volvería a hacerlo porque es así como me ha funcionado.  Fue NUESTRA decisión.
((...si a veces me molesta mi maridín cuanto más si fuermos tres....jijiji))

Yo supe sobre los dos bandos antes de quedar embarazada pero tomé mi propia decisión basándome en mi simple razonamiento. No me basé en ninguno de esos datos arriba descritos. ¿Para qué? ¿Para volverme loca con una guerra absurda que solo me llevaría al caos mental? Perder el tiempo no es una de mis prioridades.

Para mí el colecho es un criterio personal que tiene tanta base científica  como el no colecho. Hay quienes adoran ser tres en la cama y así es como se sienten cómodos, satisfechos y felices… y hay quienes como yo, duermen en camas separadas y habitaciones separadas y sus hijos y padres se sienten exactamente del mismo modo. ¿Dónde está el problema? ¿Acaso sobrepasamos alguna barrera emocional o física con una de las dos formas? No creo que sea así, y si lo es no tiene nada que ver con el sitio donde duermen sus hijos sino como les duermen.
Mi opinión (personal, otra vez):
Considero que este es un tema importante, y como todo en la vida de una familia, se debe hablar, discutir y decidir de antemano. Es decir, no creo que algo así se deba dejar al tun-tún sin pensarlo antes.

Si colechas debería ser porque así lo deseas. Lo que no se puede hacer es colechar y quejarte porque no puedes dormir. Eso no tiene lógica. O lo haces con todas sus consecuencias y beneficios o no lo haces. Por eso siempre hablo sobre la diferencia entre colechar por decisión consensuada y en pareja o colechar por dar una solución rápida a un problema de sueño. Los problemas de sueño se pueden solucionar de muchas formas (y sin dejar llorar a solas ni con el método Estivill), solo se trata de querer realmente ponernos a ello. A veces lo solucionamos con el colecho sin estar completamente satisfechos con ello y el colecho sirve para disfrutarlo en familia.
Mientras lo disfruteis y esteis contentos y felices, lo demás no importa.
El colecho es una forma de vida y si quieres sentirte cómodo con tu forma de vida tienes que pensarlo y decidirlo con precaución y tiempo.
¿cual fué vuestra decisión?

 
Me remito a lo mismo y lo vuelvo a recalcar: No estoy en contra del colecho ni muchisimo menos. 

30 comentarios:

  1. Yo todavía no soy madre pero como mejor dormimos es cuando estamos en camas separadas, así que el día que seamos padres el peque tendrá su propio espacio.
    Me encantan tus entradas. Tienes una sorpresilla esperándote en mi blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para los que somos personas un pelín independientes nos solemos decantar mas por las camas separadas. Jeje.
      Muchas gracias, ahora mismo me paso a verlo. Mña publico el del anterior premio. Jeje. Que no me olvido. Gracias por pasarte, como siempre!!

      Eliminar
  2. Jajajaja pobre maridin !!!!

    Yo personalmente, no me gusta el colecho. Pues no descanso bien. Cuando Leo era bebé si le acostaba a mi lado para dormir una siestecilla pero nada mas. Siempre he intentado q durmiera en su camita. A veces antes d ir a dormir (los 3) le dejamos q se meta en la cama con nosotros y a ver si se duerme, pero da mas x culo q otra cosa. Hoy precisamente, está malito, y a las 7 d la mañana ha aparecido en nuestra habitación, le he subido a la cama con nosotros, pero pensando q no se dormiria... Pero si, hasta las 9 y pico. Pero a partir d ahi, ni yo ni mi marido hemos dormido: tanto x oir su resporación, el ruido dl chupete, y sobre todo el espacio.

    Respeto mucho quien haga colecho, es bonito dormir junto a tu hijo, pero prefiero cada uno n su cama ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se puede decir que no practicamos colecho en su total sentido de la palabra pero si necesitamos o necesitan que estemos juntitos y acurrucaditos pues lo estamos! Jijiji! Un besazo

      Eliminar
  3. Hola, nosotros colechamos y estoy de acuerdo contigo en que solo hay que hacerlo si te sientes agusto haciendolo, creo que colechar a disgusto es muy malo, pues el niño/a puede sentir que sus padres duermen mal por su culpa...

    Como bien dices cada familia ha de buscar su propio sistema con el que todos se sientan felices, .
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, creo que tu última entrada fué la que me animó a escribir sobre el tema. Todo lo que nos traiga felicidad bienvenido sea! Un besazo Ana!!

      Eliminar
  4. Me encanta que hayas dado tu opinión sobre este tema! Yo también hago colecho a ratos, cuando vemos que la rubinha lo necesita o simplemente cuando nos apetece ☺

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dí que sí! Colecho cuando se nos antoja o cuando vemos necesidad... Un poco instintivamente. Lo importante es hacer lo que queremos nosotros. Un besazo guapisimaaaa!!

      Eliminar
  5. Hola!
    Nosotros colechamos. Mi marido llega a las 19h de trabajar y digamos que, de alguna forma, recupera el tiempo perdido, al menos estando a su ladito...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que ellos se suelen perder muchas cosas de sus propios hijos... Es una opción para ellos, gracias por compartirla. muaa

      Eliminar
  6. Con mi primer nene colechaba pues no dormía solo y ya estaba reventada de no dormir, poco a poco lo fui dejando pues me daba miedo que mi marido le hiciese daño porque tiene un sueño muy profundo, además me dolía el cuello,el hombro...todo el cuerpo,poco a poco lo fui acostumbrando a la cuna pero a las cinco de la madrugada me pedia camita, así estuve hasta que encontré trabajo y ahi sí que sí tuve que dejar el colecho pues yo no descansaba bien y estando sola en una ciudad desconocida no podìa con el día a día si no había dormido bien.Con el segundo empecé también a colechar porque dormía en camas separadas al principio,así él mamaba y yo dormía (no mucho)hasta que me dijo el pediatra que lo podía aplastar y entonces me dio miedo y lo empecé a poner en la cuna,y era verdad estaba tan cansada ya con dos niños que dormía profundo y me daba miedo asfixiarlo.De vez en cuando duermo con él pero ocasionalmente, sólo si hace mucho frío por la noche o cosas así.Me encanta verlo dormir al ladito mía pero considero que si es muy pequeño puede ser peligroso si estas muy cansada.uf que tostón de comentario¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay quienes prueban el colecho y se sienten super a gusto y otros tantos que lo prueban y acaban con unas ojeras hasta el suelo! jeje! Esta claro que si somos de los segundos hay que ponerle un remedio, y más si trabajamos. Besillos.

      Eliminar
  7. Estoy totalmente deacuerdo contigo. Cada niño e sun mundo y cada familia también. Lo que le viene bien a uno no le viene bien a otro. Daniel casi que exigió el colecho desde el principio y el cuco se quedó impoluto. Iván, cómo venía de una larga estancia en el hospital no aguantaba dormir con nadie. Cómo mucho en brazos de mamá, pero tumbado al lado de otra persona ¡jamás! Ahora sí que le gusta, aunque sigue descansando mucho mejor sólo que acompañado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Incluso entre hermanos hay diferencias avismales, esta comprobado! A veces seguro que nos sentimos tan novatas con el primero que con el segundo supongo...no? jeje

      Eliminar
  8. Hola a todas!! Nosotros colechamos porque así lo decidimos cuando nació Nora, surgió por el pecho y después tanto mi marido como yo decidimos seguir haciéndolo porque nos sentíamos mejor cuando estaba entre nosotros que cuando la poníamos en el moisés...pero he de reconocer que con casi 20 meses que tiene cada día cuesta más hacerlo. Es un nervio nocturno, no para de moverse y darnos patadas, y los guantazos nos vienen por todos lados, jajaja...nos levantamos mi marido y yo hechos polvo después de las agitadas noches, pero ahora nos sabe mal hacerla pasar por el mal trago de dormir solita, porque es culpa nuestra que ella esté acostumbrada a dormir con nosotros y me siento mal al pensar que ahora que ya es más grande y por desgracia molesta más, como que te la quitas de la cama y la que sufre es ella que no sabe dormir solita...en fin! que no veo el momento de empezar a emplear técnicas (por supuesto no el método Estivil) para que ella aprenda a dormir solita sin que lo pase mal, me siento culpable!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cualquier cambio que quieras hacer un un niño o bebé, sea el que sea y por mínimo que parezca supondrá siempre un temor para él. Ellos se sienten seguros cuando todo ocurre segun lo previsto asi que cuando cambiams algo necesitan unos dias para asimilarlo. Lo importante no es cambiar o no ese algo, lo importante es acompañarles, explicarles y entenderles durante ese tranze de asimilación para que no se sientan desamparados.
      Posiblemente no sea de su agrado, cualquier cambio sea el que sea no sera de su agrado pero tu estas ahi para tranquilizar a tu bebé. Un abrazo fuerte y ya nos contarás si decides al final lanzarte o no. Muaa

      Eliminar
    2. Si me permites un consejo, creo que los cambios se mejor hacerlos poco a poco.
      Si habéis decidido dejar de colechar, está bien si es eso lo que queréis, pero no te sientas culpable por lo que has hecho hasta ahora porque en su momento sentiste que era lo mejor.
      Si ahora tiene que dormir sola podéis ayudarla por fases. Primero durmiendo con ella en su cama individual hasta que se que de dormida, y sabiendo que es normal que si se despierta os llame, no pasa nada, se va con ella hasta que se duerma otra vez. Poco a poco llegará a dormirse solita.

      Eliminar
    3. Muchas gracias por vuestros consejos,me da mucha penita pero si queremos descansar los 3(yo creo k a ella tmb la molestamos ya) tenemos que tener cada uno nuestro espacio...+descansados+felices...cuando tenga unos días de vacaciones para ocuparme de ella todo el tiempo necesario empezaré poco a poco a ponerla en su camita.

      Eliminar
    4. Ir poco a poco es como una norma básica para cualquier cosa con un bebé. Estoy muy deacuerdo con Maribel. Mejor consejo no podia darte. Si lo deseas leete el apartado de mi blog: cambiar habitos. Puede que encuentres una buena idea. Muchos besos

      Eliminar
  9. No había leído esta entrada, ya sabes que estos días estoy acelerada.
    Nosotros llegamos al colecho por casualidad. Mi niño dormía en su cuna dentro de nuestra misma habitación.
    Sus despertares nocturnos eran frecuentes por el hecho de tomar el pecho a demanda. Y yo me levantaba, le sacaba de la cuna, nos sentábamos en un sofá y luego de vuelta cada uno a su sitio, con el consiguiente desvelo.
    Una noche me sentía tan cansada que cambié la toma en el sofá por la cama... y me quedé dormidísima, y mi peque igual a mi lado. Me sentí tan descansada por la mañana que decidí que eso era lo mejor para los dos.
    Estoy de acuerdo en que optes por lo que optes tiene que ser lo que le vaya mejor a cada familia.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, andas ocupadisima! Pero es por una buena causa Maribel. No te preocupes. Jeje. Siempre estas ahi para apoyar este blog.
      Lo importante es hacer aquello que deseas y con lo que te sientes a gusto. Y si no es el caso puedes cambiarlo sin necesidad de hacer sufrir exageradamente a nadie. Todo es posible. Un besazo

      Eliminar
  10. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Kikirime, lo siento!!! Acabo de borrar tu comentario sin querer. Ya te he avisado en tu blog y espero que vuelvas para volver a contar tu experiencia con el colecho. Seguro que hay alguna madre embarazada por segunda vez y que coleche que se pregunte como van a hacerlo proximamente. Tu experiencia deja claro aquello de que dond caben tres caben 4. Jiji! Besillos

      Eliminar
    2. A ver aqui va otra vez ;-) Nosotros empezamos a colechar cuando me reincorpore de la baja de maternidad de mi hijo porque era la manera en la que yo conseguia descansar mas. Luego vimos que dormiamos asi la mas de a gusto los tres, asi que asi seguimos. Y desde que nacio la pitufa colechamos los cuatro. Yo tambien creo que cada familia tiene que encontrar la solucion adecuada en su caso. Colechar a disgusto no me parece nada positivo. Cada cual tiene que buscar el metodo que mejor les funcione y con el que todos esten a gusto.

      Eliminar
  11. Mi hija nació hace 10 días, y yo había preparado una cuna en sidecar al lado de nuestra cama. Pero desde que nació, en el mismo hospital, he sido incapaz de ponerla a dormir a una distancia mayor que un beso de mi. No puedo, lo razone como lo razone...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ooohhhh!! Enhorabuenaaa por esa reciente maternidad! Disfrutalo al maximo! Cada padre y madre sabe lo que desea y lo que no, solo tienes que ser consequente con tus propios actos s y sentirte feliz sea como sea. Muchos besos.

      Eliminar
  12. Yo creo que no es sencilla ninguna de las dos opciones todas llevan un proceso de adaptación y un cierto esfuerzo y cada bebé es un mundo.
    Yo empezé intentando que durmiera en la cuna y que no llorara pero tras múltiples intentos y ver que mi peque no dejaba de llorar y romperme el alma decidí meterla en mi cama. Me costó adaptarme, no descansaba nada, pero cuando estaba en la cuna tampoco. Poco a poco me fui relajando y esa fue la clave, si yo estoy relajada mi peque duerme mejor.Ahora estoy encantada con el colecho, al principio no fue una decisión 100 % por convicción pero ha acabado siéndolo.

    ResponderEliminar
  13. Sí, hay veces que no es nuestra intención pero sin darnos cuenta encontramos una forma de hacer las cosas que nos gusta más de lo que hubieramos imaginado.
    Nada es fácil, pero nada es imposible. Un besazo guapa

    ResponderEliminar
  14. Jamás imagine dormir tanto tiempo c mi hijo mayor, tiene 3 y lo seguimos haciendo..es lo mejoooor, ahora que vino un hermano, compramos cuna colecho cozlip en www.cozlip.com y estamos bárbaro. Un saludo desde argentina!

    ResponderEliminar
  15. Totalmente de acuerdo contigo !!!!
    Yo tengo dos hijos y los dos han dormido solos desde pequeños, me agobiaba pensar que los iba aplastar... Los dos duermen felices en sus cuartos, sus papás también y el descanso es algo importante.
    Lo que se ha hecho toda la vida, lo natural, no tiene porque ser lo mejor para tí, cada uno buscará la opción que mejor se adapate su familiay su situación... lo mismo con el tema de la lactancia, son dos temas con muchas similitudes

    http://mykitschworld.blogspot.com.es/2014/09/lactancia-materna.html

    ResponderEliminar

Me encanta saber lo que piensas. Comparte tus ideas y tus experiencias. Todos los comentarios respetuosos son bienvenidos.