lunes, 4 de febrero de 2013

Mi parto (editado)


Llevo tiempo pensando en explicar un poco como fue mi parto. Es una de las partes que más nos preocupan a las mamas primerizas en cuanto sabemos que estamos embarazadas y nos suele gustar leer experiencias de las que ya han pasado por ahí. Aunque claro, luego un parto no tiene nada que ver con otro… supongo que lo de leer es por simple curiosidad y por hacerte una idea. Jeje.

Para mí el día de mi parto fue uno de los días más especiales y bonitos de mi vida. Supongo que para cualquier mujer, puesto que es el día en que conocen a su bebé, pero la verdad es que guardo muy buen recuerdo, para nada agridulce. Fue sencillamente dulce. La verdad es que esta entrada me servirá a mí también para plasmar mi recuerdo en una lámina (virtual) y jamás olvidarme de los detalles que aún recuerdo.

Me gustaría que aquellas que van a ser mamas en un futuro próximo lean esta experiencia y tengan claro que un parto puede ser algo increíblemente precioso para la vida de una mujer y un hombre, y, aunque mi parto no fué el mas respetado del múndo vale la pena luchar por tener un parto como minimo digno siempre y cuando sea posible.
 
Esta entrada la incluiré en el apartado de mamá primeriza.

LO RESUMIRÉ EN CAPITULOS Y EN FRASES CORTAS PARA HACER MAS FACIL LA LECTURA.

CORREAS:

Estaba a punto de cumplir, me quedaban días. Ya había tenido alguna visita con las correas y tenia bastantes contracciones de las que yo ni me enteraba.

Me hicieron un tacto del cual me avisaron sobre mi cuello de útero borrado. Podía ponerme de parto en cualquier momento. Me fui feliz a casa pensando en lo poquito que me quedaba para ver a mi pequeñaja.

BOLSA AMNIOTICA,JUEVES:

Pasaron varios días y seguía sin notar ningún síntoma alarmante, hasta que de pronto, un jueves por la tarde noté que perdía liquido. Era una sensación parecida a cuando te baja la regla. Pensé que quizás solo era flujo vaginal y no le dí más importancia porque no volvió a pasarme hasta más tarde. Estuve atenta toda la noche por si rompía aguas (hubiera sido mi ilusión) pero no fue el caso, solo iba perdiendo liquido (aunque no estaba segura de que fuera líquido amniótico) a cada ratito. Por la mañana nos acercamos al hospital para salir de dudas.

HOSPITAL, VIERNES:

Me hicieron entrar en silla de ruedas por mucho que me negara. Yo estaba como una rosa, ni una sola contracción dolorosa, pero era protocolo…

Nos confirmaron las dudas. Tenia una fisura en la bolsa y perdía liquido según el movimiento que hacia. Me dijeron que debía quedarme. Fue una alegría.

Me visitó el ginecólogo y me dijo que esperaríamos para ver si me ponía de parto. Me pusieron antibiótico por vena para no coger infección ni yo ni mi peque y me riñeron por no acudir antes al medico.

Volvieron a ponerme en correas y sí, tenia contracciones pero eran irregulares y seguía sin notarlas. Deseaba ser yo la que se pusiera de parto, pero me advirtieron de que si seguía así me provocarían el parto al día siguiente. Pasamos la noche en el hospital.

DIA DEL PARTO

SABADO 21/08/10:

Por la mañana seguía igual y volvieron a enchufar-me en correas. Lo mismo. Quisieron seguir esperando y me alegré.

Sobre las 12 de la mañana acudió a mi el ginecólogo y me dijo que tenían que provocarme el parto. Me volvieron a conectar a las correas y me introdujo una pastillita por la vagina. En menos de 5 minutos estaba con contracciones fuertes y regulares. Cuando vieron que todo iba viento en popa me dejaron levantarme y me dejaron estar en planta paseándome por el pasillo como si estuviera por casa. En cada contracción me paraba y me sujetaba contra la pared y hacia los ejercicios de respiración que me habían enseñado en preparación al parto. Mi marido, que esa mañana había salido del hospital un momento para almorzar algo y cambiarse de ropa se vino corriendo en cuanto le llamamos.

Después de una hora me visitó de nuevo el ginecólogo y me dijo que me llevaban a la sala de partos.

SALA DE PARTOS:

Me dieron una pelota de gimnasia para relajar la musculatura. Me fue genial. Allí estuve sentada con ejercicios de respiración, con el ginecólogo de vez en cuando asomando la cabeza y con mi marido al lado durante más de 4 horas. Las contracciones eran cada vez mas fuertes y más abundantes. Era realmente doloroso pero quería aguantar tanto como pudiera sin la epidural. En realidad mi intención era aguantar hasta el final...

El ginecólogo era muy amable. Bromeaba con nosotros cada vez que se asomaba y yo me sentía aun con fuerzas para seguirle el rollo. Mi marido también se reía pero a él no se lo permitía tanto “deberías estar en mi piel para saberlo” le decía… pobre, que culpa tiene de tener pene….

El ginecólogo le dijo que se fuera a comer. Ya eran las 16h de la tarde y no había dado bocado, además, añadió que lo mio iba para largo…. Le miré con cara de “no será verdad?¿….” y le pregunte cuanto mas podía estar así a lo cual él contestó: ”no sé, depende, pero puede que 6 horitas más…”. “DIOOOSSSSS!!!! No voy a poder soportarlo.”

¡EPIDURAL POR FAVOR!!!:

Mi marido no tardo nada en aparecer de nuevo. Se lo agradecí porque yo estaba que no podía más y necesitaba apoyo moral como mínimo.

Volvió a asomar el ginecólogo. Me hizo un tacto. Estaba de 6 cm, la cosa avanzaba pero lentamente… (editado, falta un detalle)Ahora viene la parte que menos me gusta: me tumbaron y me rompieron las aguas. Parecia una fuente. No dejaba de soltar liquido a grandes cantidades constantemente. Me dejaron tumbada en la camilla y sin decirme nada me pusieron por vena un liquido. Entonces pregunté. Era oxitocina. “Pero, vamos a ver, ¿quien te ha dicho a ti que me pongas eso??!” Bueno, ya estaba hecho y no tenia muchas ganas de discutir. No dije nada.

En pocos minutos estaba con unas contracciones fuera de lo normal. Eran extremadamente fuertes y dolorosas, me tenían enganchada a otra maquina que media mis contracciones y los latidos de mi peque. Todo iba perfecto. Pero yo ya no podía con mi alma y el aparato medidor de contracciones no me ayudó en nada, cuando me venia una contracción veía como los números de la maquina se disparaban: 60,80,105,125,230,265,290… Era insoportable. Pedí mi epidural efusivamente. En cuestión de media hora me la habían puesto y yo ya había notado el dolor mucho menos intenso, aunque seguía notando mis contracciones perfectamente.

FINALMENTE:

Ya llevaba como 8 horas de parto, mas o menos. 6 o 7 sin epidural y 1 o 2 con epidural. La verdad es que de los tiempos no me acuerdo demasiado… ahora estaba mucho mas relajada, volvía a bromear con las enfermeras y la matrona. Notaba mis contracciones, pero con un dolor fácilmente soportable. Era genial porque notaba mi cuerpo y mi parto. Lo notaba todo y podía disfrutar de ello puesto que el dolor ya no me lo impedía.

Empece a notar ganas de empujar y avisamos al ginecólogo. Me miró y efectivamente, mi niña asomaba!! Que emoción! Aun me emociono de pensarlo.

Pero mi ginecólogo estaba ocupándose en ese momento de una cesárea de emergencia al otro lado de la habitación. La chica se había pasado casi las mismas horas que yo con contracciones (la escuchaba gritar como loca desde mi pelota de relajación) y lo suyo finalmente acabó en cesárea. Así que mi ginecólogo me pidió que por favor aguantara y no apretara que en pocos minutos estaba conmigo. Me puse histérica pero aguanté.

En cuestión de 5 o 10 minutos estaba ya conmigo. Se preparó y me puso en posición con las piernas espatarradas sobre esos barrotes. Una posición feisima, la verdad, pero en ese momento es lo que menos me importó.

Puso su cabeza entre mis piernas y me dijo que apretara cuando me viniera una contracción así que eso hice. Me estaba costando. Otro medico se puso encima mio apretando con su cuerpo desde la parte de arriba de mi barriga y en un momento la cabeza de mi hija empezó a verse. Yo lo notaba perfectamente. Sabia que estaba ahí, notaba que su cabeza me lo estaba abriendo todo!

Me dijeron si quería verlo y yo accedí sin dudar, fue increíble poder verlo. Mi marido también puso sus narices durante un buen rato. No puedo recordar su cara a la perfección pero creo que con su mirada decía algo así como: “dios santo, eso ya no volverá a ser lo que era...”.

Con el tercer o cuarto empujón acabó de salir la cabeza de mi niña. Lo cual fue un gran alivio. Respiré profundamente después de aquello y ya con el siguiente empujón salió el cuerpo entero mientras el ginecólogo lo retorcía.

Empezó a llorar casi al instante. Tenia un llanto agudo y escandaloso. Me la pusieron encima enseguida. Estaba empapada de liquido sangre y se me escurría de las manos. Le dieron la oportunidad a mi marido de cortar el cordón umbilical, fue muy emocionante y muy emotivo. Y mi marido había podido participar en todo.


22 comentarios:

  1. Ains, qué emoción, se me ponen los pelos de punta al leerlo. Me encantan los partos así contados. La verdad es que el mío tuvo pocas emociones, dilaté durmiendo, con la epidural, cuando me dijero que ya, que a empujar yo no había notado casi nada. Y tras 25 minutos empujando a tope, salió nuestro peque, azulito, pero muy rico.
    Son historias maravillosas!!! Muchas gracias por compartir la tuya.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Dilataste durmiendo??! Que gozada no??! Jeje!! Tienes la historia contada en tu blog. Me encantaria leerla. La verdad es que yo salí muy contenta del hospital. Me trataron muy bien y con mucho cariño e hicieron mucho para que nos sintieramos protagonistas de ese momento! Asi que dentro de lo que cabe no puedo quejarme... Un besazo

    ResponderEliminar
  3. Un relato enternecedor. Desde luego es maravilloso el momento en el que nace tu bebé. Se te olvida el dolor, los nervios, el temor a que no salga todo como debiera... Ahí está tu chiquitín encima de tu pecho tan a gustito... Me encanta cómo lo has contado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un dia increible. Luego es cuando viene un poco lo dificil!! Jejeje!

      Eliminar
  4. Gracias por compartir tu experiencia. Me ha encantado leerla. Sin duda un momento maravilloso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para el tuyo ya queda muy poquito. No le tengas temor al parto y vivelo como el dolor que te traera a tu hijo. Nuestra matrona de preparación al parto siempre nos decia q con cada contraccion pensaramos en positivo: una contraccion menos y un pasito mas para ver al chiquitin. Jeje. Me gustara leer tu experiencia, ya nos contaras! Muaaa

      Eliminar
  5. me ha encantado leer tu experiencia!estoy totalmente de acuerdo contigo en lo importante que es el parto para nosotras y que a pesar del dolor cuando ves la carita de bebé todo se te quita!El parto de mi peque duró 5:30horas sin epidural ni episotomía pero cuando crees que no vas a poder con el parto es cuando sacas más fuerzas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te pusiste epidural porque no quisiste o porque no pudieron? Eso es una experiencia que jamas olvidarás, tu parto fué tuyo y sentiste tu cuerpo hasta el final...jeje. Me encantaria leer tu relato! Un abrazo

      Eliminar
  6. que bonito, me a encantado leerlo, estaba leyendolo e imaginandomelo a la vez, debe de ser muy bonito quiero que llegue yaa!! me he hecho un blog sobre embrazo también, siguieme porfavor... http://9mesesy1dia.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  7. Emocionante! no me cansaré munca de leer crónicas de partos,me encantan.
    Gracias por compartirlo con nosotras ; )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y mas ahora no? Jeje. La verdad es que tengo buen recuerdo de mi parto, lo agradezco mucho.

      Eliminar
  8. que bonito!ojalá el mio hubiera sido parecido...fue horrible, muy mecanizado y se complicó al final, tuvieron que sacar a mi peque con palas y ventosa.De eso ya hace 6 meses y Marc está genial pero durante 26 horas tuvo que estar en incubadora con un hematoma craneal y lo pasamos muy mal...

    ResponderEliminar
  9. La verdad es que me alegro de que tengas un buen recuerdo de tu parto porque es un momento muy importante en la vida, pero si vuelves a quedarte embarazada te recomiendo que te informes para que no te sometas a algunas de las terribles cosas que has relatado. Te pongo como ejemplo la maniobra de Kristeller complementamente contraindicada por la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia. Por suerte, el estado hormonal nos suele hacer olvidar muchas cosas pero creo que todas debemos seguir luchando por tener partos mucho más respetados, donde no se hagan maniobras desaconsejadas, no se medique a la mujer sin su consentimiento, no se rompa la bolsa sin el permiso de la madre, no se la haga esperar a la hora de empujar, de hecho que no se le dirija el pujo en el parto, en fin....que si utilizas tu blog para informar a otras mamás, te recomiendo que complementes tu información para que ninguna mamá vea normal someterse a estas prácticas tan desaconsejadas e irrespetuosas. Te aconsejo visitar la página www.elpartoesnuestro.es que es muy completa. Con respecto a Kristeller puedes informarte aquí: http://www.elpartoesnuestro.es/blog/2011/09/07/maniobra-de-kristeller

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus paginas recomendadas y tus consejos.
      Ya conozco la pagina de la que me hablas, sé muchas más cosas ahora de las que tristemente sabia antes de mi parto y tengo clarisimo que muchas de ellas no se repetiran en un nuevo parto.
      Yo no estoy dando ningun consejo y ni mucho menos profesional sobre los partos. Esta entrada habla sobre una simple experiencia de la que guardo un buen recuerdo por muy irrespetado que segun muchos estubiera.
      Mi mayor temor era acabar en cesarea y por suerte conseguí un parto vaginal, que era lo que más deseaba. A todo lo demás prefiero no darle tanta importancia, pues es tonteria amargarse por algo que ya ha ocurrido y algo tan magico como lo es un parto. Me quedo con lo bueno y creo que si tubiera que dar un consejo a una futura madre seria que se informara antes del parto logicamente, pero si ya es tarde le diria que no se agovie, que su bebé esta bien y que eso es lo importante realmente. Un saludo

      Eliminar
    2. Estoy de acuerdo contigo, pero sí haces una labor informativa, al menos así describes tu blog y eso conlleva una enorme responsabilidad. Piensa en madres que te lean y piensen que un parto debe ser así. Internet es un arma muy poderosa y debemos ser responsables del enfoque de la información que damos. Indicas en tu cabecera que puede que aquí encuentres respuestas a tus dudas...ten cuidado. Muchas madres pueden guiarse por tu experiencia. Seguro que si la complementas con algunos enlaces informativos y puntualizas las cosas que ya has aprendido que no deben ocurrir, enriquecerás mucho tu blog y a las mamás que te leen. Un saludo

      Eliminar
    3. La intención de sobre todo esta entrada en concreto no era la de informar sobre partos buenos o malos, la verdad. Sobre parto solo he escrito lo que ves aqui y no creo que nadie pueda sacarle mucho jugo a mi experiencia... Jeje. Solo es una simple experiencia.
      Pero tendre muy en cuenta lo de complementar cn enlaces informativos puesto que me parece estupendo.
      De hecho en una de mis entradas hablo sobre una madre y sobre su iniciativa con su blog: queremos partos respetados!
      Saludos

      Eliminar
  10. Me encanta leer relatos de parto. Me encanta. Me fascina. Siento mucho que te practicaran un Kristeller. Por suerte no hubo nada que lamentar. He leído en tu entrada "Nacer con libertad. Mi parto deseado" que hablas de mi parto, me alegro que te gustara. Yo realmente estoy encantada, sobretodo porque me sentí una LEONA. Y pude borrar un poco la humillación que me hicieron sentir en el parto-innecesarea de Biel.
    Muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu parto fué increible y precioso!! No creo k haya ningun parto mejor comparable al domiciliado. Mas comoda que en tu propia casa no estas en ningun sitio. Alli estas relajada y acompañada de tdos los que quieres, eso favorece la dilatación.ojala me lo pudiera yo permitir xq no me lo pensaba dos veces!! Jiji. Un besazo guapa

      Eliminar
  11. Mi hermana tuvo su segundo hijo sin dolor, porque con el primero le fue muy traumático, dado esa anterior situación, mi cuñado le buscó una técnica que le hizo dar a luz a nuestro bello sobrino, con un Parto Sin Dolor, la técnica la explican en http://www.remediemos.com/salud09.htm es excelente y funciona, se los dejo como un aporte para aquellas señoras que deseen tener sin dolores a su bebé.
    Se trata de un documento de aplicación universal que establece las bases de los cuidados que deberían llevarse a cabo en mujeres que tengan un parto normal.

    Refleja el consenso alcanzado por un grupo internacional de expertos, y responde a la actual proliferación de prácticas diseñadas para iniciar, acelerar, regular y monitorizar el proceso del parto en países desarrollados y en vías de desarrollo. Las recomendaciones se basan en una revisión crítica sobre la eficacia y seguridad de muchos procedimientos y prácticas habituales durante el parto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus recomendaciones. Lo voy a tener muy en cuenta y más ahora que en dos meses tendre a mi segunda niña en casita. Me va a venir muy bien. Un beso

      Eliminar
    2. Tengo un aporte, a cerca de los parto sin dolor, ese metodo que dice pilar montenegro, lo usó una hermana y realmente funcionan, porque ayudan a la madre y al bebé desde sus primeros meses, en darle una guía completa y reducir riesgos de todo tipo

      Eliminar
  12. Existen diferentes técnicas para controlar el dolor durante el parto, no solamente técnicas de relajación, sino también de control del dolor, son muy eficaces y es mejor saberlas todas para saber con cuál se siente mejor.
    Parto natural

    ResponderEliminar

Me encanta saber lo que piensas. Comparte tus ideas y tus experiencias. Todos los comentarios respetuosos son bienvenidos.