martes, 12 de febrero de 2013

Quedo a vuestra disposición. Lo que podeis esperar de mi...


Últimamente me están llegando muchos mail's a mi correo electrónico de parte de mamas que visitan este blog y piden ayuda para solucionar algún problema con respecto al sueño de sus hijos.

Para mi es todo un orgullo y una satisfacción que contéis conmigo. Y si a la hora de la verdad mis consejos os sirven siento una verdadera felicidad y realización, pues todo lo que escribo vale para algo.

Quedo a vuestra entera disposición para cualquier consulta que tengáis. Siempre intentaré ayudaros en la medida de mis posibilidades con lo que tengo a mano y con lo que voy aprendiendo día a día aunque no prometo milagros.

en: duermefelizsinllorar@hotmail.com

LO QUE PODEIS ESPERAR DE MI:

Ya he dicho en varias ocasiones que no soy una profesional. Pero me gustaría recalcarlo pues no soy ni medico ni psicólogo ni nada parecido... Soy sencillamente una madre a la que le encanta leer y a la que le encanta investigar y aprender y a la que le encanta el mundo infantil (en concreto el sueño infantil). Todo lo que escribo y todo lo que os aconsejo cuando me lo pedís es fruto de mucha lectura y mucha búsqueda de información y fruto de alguna experiencia personal o cercana.

Algunas de las consultas que me llegan son pidiendo un truco concreto, un método eficaz y rápido que valga para cualquier bebé o niño. Quería recalcar desde aquí que yo no creo en métodos y pautas milagrosas que sirven para todo el mundo. Nunca aconsejaré un truquillo porque sencillamente no creo que exista.

Yo creo en la observación del bebé en concreto, creo en el cúmulo de situaciones o acontecimientos que pueden favorecer o empeorar el sueño nocturno de éste. Entre este cúmulo podría añadir infinidad de cosas: unas rutinas adecuadas a la edad, horas de siestas suficientes, carácter del bebé en concreto, facilidad para excitarse, la edad, el entorno, sus cambios diarios, costumbres, etapas de crecimiento, síndrome por abandono...

Son muchas las cosas que influyen en el sueño de un niño. Y depende de que caso son muchas las cosas que hay que cambiar y es mucho el tiempo que nos puede ser necesario para llevar a cabo dichos cambios y empezar a ver resultados.No soy partidaria de las prisas.

No hay dos bebés iguales y tampoco dos padres iguales. Y por eso yo no creo en reglas universales. Creo en la investigación del caso y en la puesta en practica de varias pautas adecuadas al bebé en concreto y a la familia de éste. No todas las familias desean las mismas cosas.

Es por eso que antes de deciros nada al contestar a vuestros correos os preguntaré varias cosas de vuestro bebé y según el caso haremos un seguimiento de vez en cuando por si hay algo de lo que hacemos que debamos cambiar o retocar.





LO QUE PODEMOS ESPERAR NOSOTROS:

A un bebé debemos darle tiempo. No todos tienen el mismo ritmo de aprendizaje y debemos amoldarnos a ellos. No podemos esperar que en dos días consigamos que duerman 12 horas del tirón. De hecho, para según que edades eso será imposible. Por mucho que podamos ir incluyendo buenos hábitos a nuestros hijos desde bebés no significa que con dos meses ya deban dormir toda la noche sin ni un despertar. Es bueno prevenir y poner en practica hábitos saludables desde el principio (yo lo aconsejo sin duda) pero los resultados y las noches enteras no las veremos hasta pasado un tiempo lógico.
Las tomas nocturnas suelen perdurar hasta pasados los 6 meses en casi todas las ocasiones y los pequeños despertares (uno o dos en una noche) no desaparecen hasta incluso el año y medio o más. Esto es algo natural y fisiológicamente imposible de hacer desaparecer a no ser que ya sean mayores.

Y os diré otra cosa:

No dudéis jamás de vosotros y de vuestra capacidad. Trabajad la seguridad en vosotros mismos. Creed en la realidad de que podéis conseguir aquello que os propongáis inculcar a vuestros hijos. Nada es imposible. Con insistencia, perseverancia y con una actitud capaz y firme podéis conseguir grandes cosas. Nunca es tarde para cambiar algo y nunca debemos dar por perdido nada.

Olvidad aquello de que enseñar a dormir es igual a dejar llorar a solas.


P.D: Algunas de vosotras me habéis pedido que escriba sobre soluciones con bebés mayores.
Son muchas las cosas que os diría y en la siguiente entrada me gustaría empezar con algunas y así puede que os dé alguna idea sobre lo que puede estar pasando con vuestro hijo y lo que puede que os sirva para solucionarlo.
También podéis preguntarme algo o pedirme una entrada sobre un tema en concreto que os preocupe y lo escribiré encantada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Me encanta saber lo que piensas. Comparte tus ideas y tus experiencias. Todos los comentarios respetuosos son bienvenidos.