viernes, 22 de marzo de 2013

Viernes especial: madre desesperada.


Viernes especial

Pensé que seria genial conocernos un poco mejor entre nosotras las mamas blogeras y que estaría bien compartir las experiencias que con nuestros hijos hemos vivido y a la vez daría a conocer quizás blogs que aun no habéis visitado. Como éste es un blog dedicado al sueño infantil he querido enfocarlo a eso. El sueño de vuestros peques y como lo habéis vivido.

Cuando tenga unas cuantas de estas experiencias plasmadas podría hacer como un balance de las diferencias que existen entre unos bebés y otros y un balance sobre como hay cosas por las que todas pasamos probablemente. Y según las experiencias que vaya acumulando escribiré entradas que puedan servirnos a todas.

Es una forma de compartir y una forma de conocernos y aprender de nosotras mismas...
 
 
Hoy os hablo de una madre que se define a sí misma como una madre desesperada. Al leer la experiencia con el sueño de sus hijos podemos entrever un poco el motivo puesto que sus hijos no se lo pusieron nada fácil desde el primer momento en que nacieron. Es una madre entregada y luchadora pero con límites humanos como los de cualquiera.

En su blog, diario de una madre desesperada, nos habla de su día a día con sus dos pequeños: el mayor, Daniel, e Iván, el pequeño de la casa con tan solo 18 meses. En sus entradas podemos aprender, podemos reírnos o podemos identificarnos. Ella desearía tener paciencia infinita pero como todas sabemos, la paciencia (por desgracia) muchas veces se agota.

Os dejo aquí su experiencia con el sueño de Iván.

ENTREVISTA:

Nombre del bebe: Iván

Edad del bebe: 18 meses

Lactancia materna o artificial: Artificial

Si es materna, ¿cuánto tiempo ha durado o dura?:
Empezó con leche materna. A los dos días de nacer lo ingresaron en una unidad especial en la que no podían estar los padres más que en las tomas diurnas. Por la noche les daban biberón. Luego lo pasaron a otra unidad especial en la que ya te dejaba ir cada tres horas de noche y de día, pero me dieron el alta y con el hermano en casa sólo podía ir a las diurnas. A los tres meses, tuvo que pasar por una operación y un postoperatorio de quince días que acabó con la lactancia materna definitivamente.

¿Qué tal son y han sido sus siestas? Comentarlo:
Cuando nació dormía muchísimo. Aunque se despertaba con frecuencia por las noches para comer (era, es y  presupongo que será, de buen comer). Tras la operación a la que se sometió a los tres meses se reactivó de una manera sorprendente y dejó de dormir bien, supongo que a causa de un trauma por lo que acababa de pasar. Se despertaba cada quince o veinte minutos. Fue una época de mi vida que recuerdo con horror. Lo máximo que dormía en una día era tres horas y porque alguien (marido, suegra, madre las pocas veces que nos vimos…) se ofrecía a cuidar al bebé durante ese intervalo.

¿Usa chupete? ¿Le ayuda a conciliar el sueño? ¿Le ayuda a relajarse?
Sí usa. Aunque tampoco le emociona mucho. Mientras duerme es imprescindible. Si se despierta y no lo tiene llora o me llama. A veces llora con él puesto y lo que necesita es que le mezas un poquito.

¿Sigues una rutina? ¿Crees que es beneficiosa teniendo en cuenta tu experiencia?
Sí que sigo una rutina. Con el primero era muy estricta, pero con el segundo se ha relajado un poco según las circunstancias. Lo normal es que le dé el biberón nada más levantarse (si se despierta muy temprano lo meto conmigo en mi cama y lo aguanto al menos hasta las siete de la mañana), come a las doce de la mañana y se acuesta a su siesta a eso de las 12.30. Se despierta varias veces. Le doy agua o le alcanzo el chupete y suele volver a dormirse (en la guardería dicen que al principio se removía mucho, incluso se despertaba y había que atenderle un poquito para que volviera  a coger el sueño, pero que ahora hace las siestas del tirón. En casa no. Merienda a las cuatro de la tarde. Se baña a las 19.00, cena a las 19.30 y a las 20.00 a la cama. Si ha sido un día ajetreado se suele dormir sólo, si le cuesta coger el sueño me llama. Dejo que empiece a gimotear y voy a verle. Le pido suevamente que se tumbe, me obedece, me siento al lado de la cuna en el suelo, meto una mano entre los barrotes y la dejo sobre su espalda hasta que oigo que su respiración se regulariza. Entonces me voy. Suele dormir hasta las 22.00 aproximadamente y luego despertarse cada hora más o menos. Hay noches mejores y noches peores.
Creo que las rutinas son muy beneficiosas para alimentar la tranquilidad del bebé, que sabe lo que va a pasar después y acoge las tareas rutinarias con tranquilidad. Cuando rompemos las rutinas por alguna razón extraordinarias el bebé se pone muy nervioso, porque siente que la situación se descontrola. Por supuesto, duerme bastante peor cuando esto sucede.

¿A qué edad abandonó las tomas nocturnas? ¿Cuántas tomas hacia?  
A los quince meses. Hacía una toma a las ocho, otra a las doce o una de la madrugada y otra a las ocho de la mañana.

¿Colecho o cama individual?:
Duerme en su cuna la mayor parte del tiempo e intento evitar el colecho, pero cuando estoy realmente agotada me lo meto en mi cama.

Si es colecho, ¿dormís bien de tal manera? ¿Fue decisión consensuada en pareja o una solución a algún problema de sueño? ¿Tienes prisa o piensas en cambiarlo a su cuna en un futuro próximo? Él duerme de lujo si tiene sueño, si se ha despejado se lo pasa bomba subiendo y bajando, dándome patadas y palmas, empujándome, hasta que se cansa y se duerme. Yo duermo fatal, en posturas nada anatómicas. Luego me duele todo.

¿De qué formas has dormido a tu bebé (Brazos, pecho, cochecito, coche…)? ¿Lo hacíais así habitualmente)? ¿Crees que te ha beneficiado?
Al principio lo mecía hasta que se dormía. Ahora sólo lo mezo si veo que no basta con el método de sentarme al lado de la cuna y pasar la mano por los barrotes.

¿Cuánto tardabas o tardas en dormirle?:
No había una constante. Algunos días caía enseguida y otros tardaba horas.

¿Se despierta por las noches?, ¿cuesta volver a dormirle?, ¿Tienes que volver a ayudarle? ¿cómo (brazos, pecho...)?
Sí se despierta. Un montón de veces. A veces con una caricia ya es bastante para que se vuelva a dormir, otras hay que darle agua o el chupete, y en ocasiones se despeja y hay que invertir más tiempo y mañas en volver a dormirlo.

¿Cuánto esperas que duerma tu bebé?
Al menos ocho horas seguidas. Me da miedo que no esté descansando lo suficiente. Se levanta lleno de energías, pero con unas enormes ojeras. Se supone que los bebés asimilan los conocimientos del día durante el sueño. Si duermen poco puede que este proceso no se esté haciendo bien.

¿hay algo concreto que quieras cambiar o mejorar sobre el sueño de tu hijo?
Me encantaría que durmiera relajado y que disfrutara del sueño tanto como lo hacía yo. Y que descansara lo suficiente.

¿Pusiste en práctica algún método, consejo o truquillo? ¿cuál? ¿Te funcionó?
Con el hermano mayor, que tampoco duerme bien, puse en práctica de todo, hasta lo del doctor Estivill. Con Iván sólo he probado con tisanas relajantes, los productos de dulces sueños de gel, champú y crema hidratante, con Chamodent para los dientes, Dalsy en las encías, Dalsy o Apiretal bebido por si acaso  no dormía porque le molestaba algo, acunarlo caminando, de pie, sentada, darle biberones a deshoras, cantarle bajito, contarle cuentos bajito, meterlo en mi cama conmigo, sin mi rodeado de cojines, sentarme horas y horas al lado de la cuna con mi mano sobre su espalda, rogarle con lágrimas en los ojos que se durmiera de una veeeez… Ahora mismo no recuerdo más métodos, pero seguro que se escapa alguno

Si volvieras atrás en el tiempo, ¿harías alguna cosa de otra manera?
No creo. En su momento todos los métodos me parecieron válidos y coherentes y por eso los puse en marcha. Que no funcionaran con mi hijo es porque cada niño es diferente.

¿Crees que como padres habéis influenciado (para bien o para mal) en el comportamiento de vuestro hijo al dormirse o al mantenerse dormido?
Puede ser, porque con la noticia de que padecía estenosis aórtica me angustié mucho y a lo mejor el bebé empatizó conmigo.

Del uno al diez, ¿cómo valoras el sueño de tu hijo? 2

A día de hoy, ¿valoras la información que puedas obtener con respecto al sueño? ¿crees que puede haber alguna cosilla que te sirva de ayuda?
La valoro muchísimo. Y sí que me ha servido de ayuda. Normalmente los métodos me funcionan durante un tiempo. De repente, dejan de funcionar y tengo que cambiar a otro.

¿Se te ocurre algún consejo que dar alguna futura mama?
Paciencia, kilos y kilos de paciencia.

 
Muchas gracias Madre desesperada por esta experiencia.

martes, 19 de marzo de 2013

No quiere ir a dormir (parte II)

Sigo hoy con la segunda parte de: no quiere ir a dormir (parte I)
Lo habia dejado en el caso de que el problema estubiera provocado por el deseo que puede tener, (sobre todo un niño o bebé mayor) de seguir jugando.

Problema: Deseo de seguir jugando.
Solución: mantener el horario y la rutina.


Podeis seguir leyendo en mi nuevo blog: 


viernes, 15 de marzo de 2013

Viernes especial: Gina. (editado)

Viernes especial
 
Pensé que seria genial conocernos un poco mejor entre nosotras las mamas blogeras y que estaría bien compartir las experiencias que con nuestros hijos hemos vivido y a la vez daría a conocer quizás blogs que aun no habéis visitado. Como éste es un blog dedicado al sueño infantil he querido enfocarlo a eso. El sueño de vuestros peques y como lo habéis vivido.

Cuando tenga unas cuantas de estas experiencias plasmadas podría hacer como un balance de las diferencias que existen entre unos bebés y otros y un balance sobre como hay cosas por las que todas pasamos probablemente. Y según las experiencias que vaya acumulando escribiré entradas que puedan servirnos a todas.

Es una forma de compartir y una forma de conocernos y aprender de nosotras mismas...
 
Ya muchas de vosotras conocéis a Gina. Su blog (diario de una mamibúho) me cautivó desde el principio pero cuando la conocí a ella (un poquito) tuve claro que se trataba de una persona sensata y de ideas claras y buenas. En esta entrevista que os traigo creo que se puede entrever lo que digo. A mi modo de ver diría que lleva su maternidad (incluso siendo joven, como ella dice) de una forma muy razonable, coherente, sin extremos y relajada (supongo que a ratos no tanto, jeje).

En su blog suele hablar de maternidad y embarazo. Ahora mismo ha empezado con una nueva sección donde nos trae la experiencia de madres que han pasado por lo mismo que ella con partos y bebés prematuros. Sin duda os lo recomiendo. Os harán saltar las lágrimas pero vale la pena.

Esto es lo que pensaba cuando tenia a Gina por una persona real con una familia real y una situación real. Me entristece pensar que ella engañó a tantas personas que la querian desde la blogsfera y me entristece pensar que hemos perdido un blog precioso al que leer.
Yo conocia de poco a Gina y supongo que por eso mismo no le he dado mucha importancia ni mucho bombo. Es una pena, cierto és, pero no me quitó el sueño ni me produjo malestar.
Sé de algunos que dicen que van a denunciarla y bla bla bla, pero, sinceramente, considero que no vale la pena. Creo que ésta es una chica que se pensaba que lo que hacia no era nada malo, empezó como un juego y se le fué de las manos de tal manera que ahora puede que se vea entre juicios e historias. Es una chica joven y creo que no pensó bien en la gravedad de lo que estaba haciendo, nada más. Y con esto no quiero ser defensora del diablo pero bueno, supongo que intento quitar sangre al asuntito. 

Dejo la entrevista tal cual para que quede el recuerdo sobre alguien que estubo por aqui, alguien que engañó y usurpó una identidad.

En este momento se encuentra en pleno sorteo, entrad y participad ya de paso.

Os dejo con la entrevista que nos regala Gina sobre el sueño de su hija (que no le ha dado muchos problemas, dicho sea de paso ;) ):

ENTREVISTA:

Nombre del bebe: Mia   

Edad del bebe: 13 meses (a marzo de ’13)

Lactancia materna o artificial: Ambas pero principalmente artificial. Probamos la materna durante unos días pero la cosa no funcionó.

Si es materna, ¿cuánto tiempo ha durado o dura?: Duró tan sólo 15 días por falta de compatibilidad. Ella no succionaba y empecé a sacarme mi leche con un sacaleches pero finalmente lo tuvimos que dejar.

¿Qué tal son y han sido sus siestas? Comentarlo: Sus siestas, actualmente, rondan  las 3-4 horas. Duerme mucho (en eso ha salido a mí).  De más pequeña (desde el mes y algo hasta los 3 o 4 meses) dormía mucho más, unas 6 horas de siesta interrumpidas sólo para la toma.

¿Usa chupete? ¿Le ayuda a conciliar el sueño? ¿Le ayuda a relajarse? No usa, lo probamos cuando salió de la incubadora pero no le gustaba demasiado i a los dos meses dejamos de ofrecérselo.

¿Sigues una rutina? ¿Crees que es beneficiosa teniendo en cuenta tu experiencia? Si seguimos una rutina. Mia se levanta sobre las 7 y media de la mañana y la llevo a la guarde donde esta hasta las 2 del medio día. Llega comida de la guarde y normalmente ya se queda dormida en el coche, pero llego y la acuesto. Duerme hasta las 5 de la tarde. Cuando se levanta le doy la merienda y a las 8 ya esta cenando y a las 8 y media o las 9 ya está durmiendo hasta el día siguiente.

¿A qué edad abandonó las tomas nocturnas? ¿Cuántas tomas hacia? Buf, ahora mismo no te sé decir con exactitud pero sobre los 6 meses.

¿Colecho o cama individual?: Dependiendo de las necesidades del momento. Las siestas las suele hacer en su cuna  y dormir también, pero hay días en que no puede dormir bien y la acostamos con nosotros (cuando esta mala) y hay días en que también nos apetece a nosotros dormir con ella y la acostamos en nuestra cama.

Si es colecho, ¿dormís bien de tal manera? (es colecho “a ratos” así que te la contesto igual) La decisión fue de ambos, dormimos estupendamente, ella en medio de los dos y, aunque a veces nos patalea la espalda, es uno de los momentos más bonitos del día. No tenemos prisa por dejar de tenerla en la cama, siempre y cuando a ella le apetezca será bienvenida.

¿De qué formas has dormido a tu bebé (Brazos, pecho, cochecito, coche…)? ¿Lo hacíais así habitualmente)? ¿Crees que te ha beneficiado? De todo… de las maneras más raras. Primero la cogía en brazos, en el cochecito, en la hamaca… No creo que me haya beneficiado ni perjudicado, Mia es una dormilona y se queda sopa en cualquier lado.

¿Cuánto tardabas o tardas en dormirle?: No más de media hora.

¿Se despierta por las noches?, ¿cuesta volver a dormirle?, ¿Tienes que volver a ayudarle? ¿como (brazos, pecho...)? Normalmente no se despierta salvo en casos excepcionales (estando mala por ejemplo). Cuando pasa eso el ritual suele ser comprobar si está enferma y darle la medicación, en caso de que sea necesario, brazos y a nuestra cama.

¿Cuánto esperas que duerma tu bebé? Yo esperar no espero que duerma más ni menos, tal y como duerme ya está bien, aunque a veces me da la sensación de que es mucho rato.


¿Pusiste en práctica algún método, consejo o truquillo? ¿Cuál? ¿Te funcionó? No.


Si volvieras atrás en el tiempo, ¿harías alguna cosa de otra manera? Quizás colechar más. Cuando era pequeña no lo hacíamos por miedo a aplastarla pero ahora ya… no tenemos ese miedo, al contrario.

¿Crees que como padres habéis influenciado (para bien o para mal) en el comportamiento de vuestro hijo al dormirse o al mantenerse dormido? No creo.


Del uno al diez, ¿como valoras el sueño de tu hijo? 9


A día de hoy, ¿valoras la información que puedas obtener con respecto al sueño? ¿Crees que puede haber alguna cosilla que te sirva de ayuda? Algo habrá pero Mia ha salido una niña que duerme todo lo que quiere y más, por tanto me va perfecta, pero quién sabe si en un futuro con el próximo bebé será todo tan “bonito”. Siempre son buenos los consejos y se agradecen.


¿Se te ocurre algún consejo que dar alguna futura mama? Paciencia y, sobretodo, que no tengan miedo al colecho ni tampoco a dejar a su hijo sólo en la habitación. Que no sean de extremos y que aprendan a hacer un mix de las dos formas, al fin y al cabo nadie conoce mejor a su hijo que una misma, ¿no?

Muchas muchas gracias por esta experiencia. Un besazo

jueves, 14 de marzo de 2013

No quiere ir a dormir (Parte I)



Llega una edad en que para muchos niños (y más aquellos que no tienen una rutina diaria predecible) les cuesta querer ir a dormir. Es algo habitual, es un proceso y un obstáculo más que muchos debemos o deberemos de afrontar. No es algo anormal pero debemos ser cuidadosos y tener en cuenta las horas de descanso que está dedicando nuestro hijo mediante el sueño. No es prudente permitir que un niño pequeño se acueste cada día a las 12 de la noche y menos si al día siguiente debe despertar y estar en sus plenas facultades para atender en el colegio o guardería

Si queréis seguir leyendo pinchad aqui (mi nuevo blog)



lunes, 11 de marzo de 2013

Tipos de bebé.


PRESENTACIÓN:

Ya he hablado en alguna ocasión sobre Tracy Hogg y sus conclusiones. Para mi Tracy es otro libro más que me he leído y es otra forma más de aprender. De su libro he aprendido cosas con las que estoy de acuerdo y cosas que, por el contrario, no comparto. Pero siempre puedes sacar provecho de casi cualquier información que caiga en tus manos y yo no desperdicio ninguna.

Hoy quiero haceros llegar su modo de distribuir los caracteres de los bebés según el temperamento de éstos:
Ella asegura que la mayoría de los bebés se pueden distinguir o pueden encajar en uno de cinco tipos de carácter distintos. Existe el bebé ángel, el bebé de libro, el bebé movido, el susceptible y el gruñón.
Claro está, cuando hablamos de tipos de bebé hablamos del carácter que normalmente suele aparecer en según qué circunstancias y siempre exceptuando acontecimientos que pueden alterar su estado de ánimo o su naturaleza habitual. Como ella dice, hablamos de una forma de estar en este mundo, no de un comportamiento ocasional provocado por un momento particular del desarrollo como un cólico o la dentición. 

Ella parte de una base que me parece estupenda: Ningún bebé es igual y a ningún bebé se le puede tratar del mismo modo.

Por ello la importancia de observar atentamente antes de lanzarnos con medidas precipitadas ante cualquier llanto. Ella entiende que un bebé no solo llora por hambre o sueño y entiende que debemos intentar interpretar su llanto para atender su necesidad real de cada momento. La única forma de lograr esto es conociendo mejor a nuestro bebé en concreto y para ello es necesario darnos unos segundos siempre que nuestro bebé llore y observarle (repito) atentamente.
Amagic mother hablaba sobre la “pausa” en este post suyo no hace mucho. Muy interesante.

Os dejo la descripción de los tipos de bebé que ella propone y podéis intentar ver a qué tipo de carácter identificáis más a vuestro peque. Puede que lo pongáis directito a un grupo concreto o puede que veáis que tiene un poco de aquí y un poco de allá.

CARACTERES:

Bebe ángel: No hay mucho que añadir. El bebé ángel es tierno, sonriente y nada exigente. Al bebé ángel puedes llevártelo a todos lados, no le molestan los ambientes nuevos ni las caras nuevas. Come, juega y duerme con facilidad y rara vez llora cuando se despierta, podemos incluso alguna vez encontrárnoslo en la cuna tranquilamente hablando o mirando las musarañas. Un bebé ángel se tranquiliza con facilidad e incluso puede llegar a dormirse solo en alguna ocasión. Si algún día le cuesta un poco más relajarse puede que tan solo con que le pongamos un poquito de musiquita y luces apagadas le sea suficiente.

Bebé de libro: el bebé de libro es bastante fácil de manejar, es un bebé predecible. Hace todo según lo previsto y pocas veces nos llevamos sorpresas con él. No cuesta mucho conocerlo  ni interpretar sus expresiones. Alcanza todos los puntos de desarrollo de acuerdo con la norma básica. Duerme sin despertarse toda la noche a los tres meses (toda la noche para un bebé de 3 meses son 8 horas a lo sumo), se da la vuelta a los 5 y se sienta a los 6. Sonríe cuando alguien le sonríe. Tiene periodos de mal humor pero no es difícil calmarlo ni tampoco dormirle.

Bebé movido: los espacios nuevos le ponen en tensión y en estado de alerta. Quiere explorarlo todo tanto como sus pies y manos le permitan. Cualquier situación nueva le altera. Cambian las rutinas con facilidad y puede llorar sin motivos aparentes. Si pasa de brazo en brazo durante periodos largos puede llegar a cansarse y se sobre excita con facilidad. Si hay algo que le tiene ocupado o con ganas de investigar no querrá dormir. No es un bebé complicado y no tiene por qué ser mal comedor ni mal dormidor pero deberemos estar alertas con ciertas situaciones que puedan alterarlo. Es un bebé activo y con ganas de ver mundo.

Bebé susceptible: No es muy amigo de los sitios nuevos y menos de las caras nuevas. Le cuesta soltarse de sus padres cuando se encuentra con gente desconocida. Suele excitarse e irritarse ante situaciones estresantes y poco conocidas por él. Las rutinas serán de gran ayuda para que se sienta siempre seguro y relajado. La exposición a nuevas experiencias le llevará a un estado crítico que en muchas ocasiones puede que acaben en lloreras e incluso puede que se nieguen a comer y a dormir. Para dormirle será importante evitar cualquier estimulo, visual y sonoro.

Bebé gruñón: Es un bebé protestón y de llanto fácil. Odia los sitios y las caras nuevas. Para éste bebé las rutinas serán nuestra gran salvación aunque al salirnos de ellas deberemos acarrear las consecuencias. No suele intercambiar muchas sonrisas con desconocidos. Este bebé adora la paz en la casa, le gusta dormir en habitación tranquila y necesita dormir sus horas y en el sitio de siempre. Si algún día no puede dormir donde suele hacerlo no hará una siesta normal y se irritará por eso también. No es un bebé fácil de relajar y posiblemente nuestra mejor opción en muchos casos sea evitar según qué situaciones. Cuando llora lo hace con intensidad y en periodos largos, necesitaremos de mucha paciencia.

Creo que mi peque va directita al de bebé movido con un toque de gruñona.

P.D: He hecho como un popurrí entre tracy hogg y la susurradora de bebes porque considero que así es más acertado.
 

Viernes especial (en domingo): Mamirami.


Antes de nada quisiera disculparme por el retraso con esta entrada. En teoría es el viernes especial y hoy ha sido viernes especial en domingo. Esta semana he andado muy liada y casi no he podido asomarme. Por fin he podido sentarme un rato ahora (robando horas de sueño, como no...) y me he dado cuenta de que tenía un mono de teclado y ordenador horrible!!!!  Jajaja!

 
Hoy he querido traeros una entrevista de una mamá bastante conocida por la blogsfera maternal con un punto de vista muy concreto. Ella es amante del colecho, la crianza natural y el apego. Quería que conocierais este otro enfoque, y quería que conocierais un poco más a esta mamá que considero muy especial al igual que su blog: mamirami. En él podréis encontrar muy buena información con respecto a la lactancia materna y sus múltiples beneficios así como el porteo etc...

 

 
Quisiera hablaros también sobre su nuevo proyecto puesto en marcha desde hace relativamente poco: un nuevo blog dedicado al embarazo y en concreto al nacimiento de nuestros bebés. Ella viene a defender los partos respetados, quiere aportar información a aquellas mamás que la anhelan y quiere ayudar a que cada vez menos innecesareas se realicen y más partos naturales y respetados existan. Es un lugar donde mamás que sienten sus partos robados pueden encontrarse.

 

Os dejo con ella y espero que os guste (os sintáis o no identificados).

 

 ENTREVISTA:

 Edad del bebe: 18 meses

 Lactancia materna o artificial: Lactancia materna

 Si es materna, ¿cuánto tiempo ha durado o dura?: Todavía seguimos :)

 ¿Qué tal son y han sido sus siestas? Comentarlo:
Pues siempre han sido buenas, en casi 18 meses que tiene el peque, salvo una o dos veces, siempre ha dormido siesta, y así sigue (afortunadamente :) ) se duerme sobre las 14:00 o las 15:00 y duerme unas dos horas.

 ¿Usa chupete? ¿Le ayuda a conciliar el sueño? ¿Le ayuda a relajarse?
Pues soltó el chupete muy pronto, con 6 meses, y fue un rollo, porque para mí es un buen arma para calmarlos y relajarlos, pero nada, dijo que no quería más, y no quería más, yo creo que no estaba interesado en algo que chupaba y no salía nada ;)

 ¿Sigues una rutina? ¿Crees que es beneficiosa teniendo en cuenta tu experiencia?
Sigue una rutina más o menos estable, y creo que es muy importante y muy necesaria.

¿A qué edad abandonó las tomas nocturnas? ¿Cuántas tomas hacia?
A los 10 – 11 meses aproximadamente dejó de despertarse de madrugada para mamar, y suele aguantar unas 12 horas, aunque todavía, algunas veces, se despierta a primera hora de la mañana, mama un poco, y se vuelve a dormir.

¿Colecho o cama individual?:
Colecho, sin duda

Si es colecho, ¿dormís bien de tal manera? ¿Fue decisión consensuada en pareja o una solución a algún problema de sueño? ¿Tienes prisa o piensas en cambiarlo a su cuna en un futuro próximo?
Dormimos genial, el colecho, lejos de ser incómodo, para nosotros es maravilloso y muy cómodo pues aparte de lo maravilloso que es dormir en manada, si el peque se despierta puedo atenderlo rápidamente antes de que se despierte del todo y volvernos a dormir enseguida.

 Fue una decisión que vino de manera natural, los tres primeros meses, nuestro hijo dormía en la cuna (en nuestra misma habitación) y lloraba mucho, se despertaba, nos despertada, yo dormía intranquila... y poco a poco, empezó a dormir más tiempo en nuestra cama que en su cuna... y así, pasamos a la cuna a sidecar, que a mí me parecía más seguro hasta que el peque fuera más grande, y hasta ahora, que dormimos todos en dos camas pegada.

No tengo ninguna prisa por pasarle a su habitación, estoy segura de que no se va a quedar en la nuestra para siempre (como mucha gente sugiere) sé que de forma natural, él pedirá su propia cama y su propio cuarto cuando esté preparado.

 ¿De qué formas has dormido a tu bebé (Brazos, pecho, cochecito, coche…)? ¿Lo hacíais así habitualmente)?
Le he dormido muchas veces en brazos, y tengo que decir que es una sensación maravillosa... ya apenas quiere, y me da pena, pero es lógico; al pecho sí que se sigue durmiendo a día de hoy, y para mi es comodísimo, se “enchufa” a la teta, y ale ;) En su cochecito rara vez se duerme ahora, cuando era más pequeño sí.

¿Crees que te ha beneficiado?
Sin duda, que tu bebé se duerma en tus brazos, o en tu pecho, o en tu cama... es una sensación maravillosa que ninguna madre debería perderse, para mí, es uno de los grandes regalos de la maternidad.

 ¿Cuánto tardabas o tardas en dormirle?:
Tanto en las siestas como por la noche, se suele dormir mamando, y suele tardar de 10 minutos a 30 minutos como mucho, aunque siempre hay días “rebeldes” que tiene más ganas de fiesta que de dormir :)

 ¿Se despierta por las noches?, ¿cuesta volver a dormirle?, ¿Tienes que volver a ayudarle? ¿Cómo (brazos, pecho...)?
No suele despertarse ya por las noches desde hace algunos meses, pero si se despierta, le tengo al lado, así que teta y se vuelve a dormir en pocos segundos, ventajas de la teta y el colecho ;)

 ¿Cuánto esperas que duerma tu bebé?
 Lo que duerme está genial, ni más ni menos, sus siestas de dos horas (aprox.) y por las noches unas 9 – 11 horas (aprox.)

 ¿Hay algo concreto que quieras cambiar o mejorar sobre el sueño de tu hijo?
 La verdad es que no, me gusta tal y como es.

 ¿Pusiste en práctica algún método, consejo o truquillo? ¿cuál? ¿Te funcionó?
Ninguno en concreto, por supuesto, hubo quien me dio consejos (de esos que nadie pide) sobre un libro horrible que habla de dejar llorar a los niños llorando (terrible método) y que te contaban lo malísimo que es dormir a los niños en brazos (otra chorrada para mi gusto), al final, sólo me guío por el instinto, que me pide calmar a mi hijo si llora, dormirlo acunándolo, o darle mi pecho para conciliar el sueño, y nos ha ido genial.

 Si volvieras atrás en el tiempo, ¿harías alguna cosa de otra manera?
Sí, empezaría con el colcho desde el minuto cero.

 ¿Crees que como padres habéis influenciado (para bien o para mal) en el comportamiento de vuestro hijo al dormirse o al mantenerse dormido?
Creo que los niños en general necesitan sentirse protegidos para poder bajar la guardia y dormir, así que, eso es justo lo que hemos hecho, dormir en manada, en brazos, al pecho... para que se sienta protegido, no creo que se trate de influenciar o no, creo que simplemente estamos haciendo lo natural, y la verdad, funciona muy bien.

 Del uno al diez, ¿cómo valoras el sueño de tu hijo?
9 - 10

 A día de hoy, ¿valoras la información que puedas obtener con respecto al sueño? ¿Crees que puede haber alguna cosilla que te sirva de ayuda?
En internet hay muchísima información, pero es importante saber clasificar y elegir... hay muchos blogs que cuentan su experiencia personal con el sueño de los niños, y pueden ser de mucha ayuda, pero creo que lo ideal es encontrar la fórmula que funciona con cada familia (dentro de unos límites lógicos, claro está).

 También hay libros, para mi buenísimos, que explican cómo funciona el sueño de los niños, y da pautas que pueden resultar muy útiles como Dormir sin lágrimas (Rosa Jové) ó Bésame Mucho (Carlos González).

 ¿Se te ocurre algún consejo que dar alguna futura mama?
Sin duda, que se haga caso de sí misma, y olvide los consejos que todo el mundo da... El colecho es una buenísima opción, de hecho, está demostrado que los niños que colechan lloran menos, pero no es obligatorio, cada familia debe tener su propio método, eso sí, Estivill y otros métodos similares son agresivos y antinaturales, y pueden dejar consecuencias muy negativas. Por último, bajo mi opinión, no hay que pasar al niño a su cuarto prematuramente, un niño con 6 meses, por ejemplo, no quiere una habitación para él solo, lo que quiere es tener cerca a sus papás.

 
Muchas gracias Elena por tu tiempo dedicado a este blog y por aportar esta experiencia.
 

 

 

 

miércoles, 6 de marzo de 2013

colecho vs cama individual


En una de mis últimas entradas hablaba sobre el colecho, sobre los diferentes puntos de vista en torno a esta forma de dormir y sobre mi decisión sobre éste.
Hoy quisiera poder hablar sobre la cuna o la cama individual y lo que yo pienso sobre ella.

He leído en muchas ocasiones a madres decir que sus hijos odian la cuna o que parece que tiene pinchos y saltan de ella al instante o incluso he llegado a leer afirmaciones exageradas como que la cuna es una cárcel para nuestro bebé y que es injusto para ellos meterles en tal sitio para dormir puesto que lo único que les aporta es estrés y traumas.
Creo que las que me conocéis ya sabéis que yo no soy de extremos. No me gusta el colecho (para mi) como forma habitual de dormir a mi bebé pero si pensara que la cuna es una cárcel para mi pequeña tampoco la dejaría dormir en ella y creo que esa es una afirmación muy melodramática y alarmante para cualquier madre que decida dormir a su hijo en una cama individual.

Seguro que habrá algún bebé que salta de la cuna desconsolado como si pinchos fueran lo que no le dejaran permanecer en ella, no lo dudo, e incluso estoy segura de que en alguna que otra situación ha llegado a ser la cuna una cárcel para algún bebé.
Pero de lo que estoy totalmente segura es que el problema no lo tiene la cuna, sino el uso inadecuado que probablemente se le ha dado.

Si un bebé se harta a llorar en su cuna, solito y sin piedad ni consolación de parte de sus padres sin duda ese bebé llegará a odiar su cama y la hora de dormir. En este caso las afirmaciones anteriores serán totalmente ciertas.
Pero la realidad es que esto no tiene por qué ocurrir. Más bien, es algo que no debería ocurrir jamás.

 
Si nuestra decisión ha sido dormirles en su cuna debemos olvidarnos de tales frases catastrofistas. La cuna no es tal cosa horrible si les enseñamos que en ella pueden dormir a gusto, felices y seguros.
La hora de dormir tiene que estar exenta de castigos y voces. La hora de dormir tiene que ser un momento agradable, un momento en que nuestros bebés saben que pueden relajarse en nuestros brazos, pueden adormilarse bajo nuestro pecho y un momento en que descansan de forma agradable y placentera sabiendo que si nos necesita acudiremos a él enseguida a consolarles y a ofrecerles aquello que necesitan.

Lo que intento decir es que no tengamos miedo de nuestra decisión con respecto al sitio donde dormimos a nuestros hijos siempre y cuando lo hagamos de la forma correcta.

Colechar es una opción con múltiples beneficios y dormir en camas individuales es igualmente otra opción con beneficios distintos.

Pero lo que no permitiré es que intenten hacer sentir mal a una madre que decide colechar ni tampoco a una madre que decide dormir por separado porque esto no son dos guerras, son dos opciones y dos opciones con pros y contras distintos. Solo debemos decidir y llevarlo a cabo del mejor modo posible.
 
Mis beneficios personales:

Yo adoro el momento en que me levanto de la cama a las 9 de la mañana y abro la puerta de la habitación de mi hija y la despierto a base de besos y arrumacos de su sueño.

Y adoro ese momento en que la cojo en brazos para llevármela a la cama diciendo adiós y buenas noches y pasamos un rato lavándonos los dientes leyendo un cuento y acurrucándola en su sabana mientras le doy un beso hasta la mañana siguiente.

Y adoro el momento en que una vez puesta en la cama, me siento en el sofá con mi marido y pasamos un rato de conversaciones en pareja.

Estos son mis beneficios personales con la práctica de camas individuales. Podéis contar las vuestras.

 

viernes, 1 de marzo de 2013

Viernes especial: Maribel

Viernes especial.
Hoy os traigo la experiencia con el sueño infantil de Maribel del blog B aprende en casa.
Hace unos días os escribía sobre mi decisión con respecto al colecho en mi casa y en esta entrevista podéis ver los resultados de una familia que ha optado por la opción contraria. Una familia que colecha y es feliz de tal manera.


Quería aprovechar para hablaros de nuestra protagonista de hoy y sobre su proyecto que acaba de arrancar ahora mismo. Ella es mujer, psicóloga, formadora y sobre todo madre de un niño.
Se empeña día a día por enseñar a su hijo todo cuanto puede, es su educadora personal, su profesora.

Desde su experiencia personal y profesional siempre nos ha dejado en su blog muy buenas ideas para actividades que hacer con nuestros hijos pero ahora mismo se ha lanzado con un proyecto con el que yo personalmente creo muchísimo y me encantaría que conocierais si no lo sabéis ya:

Acompañando su aprendizaje.

Acompañando su aprendizaje:
Este es el nombre de su reciente manual escrito por ella misma en formato pdf. Desde este manual ella nos ofrece información, consejos, ideas, sugerencias e incluso incluye tablas, plantillas etc... que podemos imprimir para uso personal.

Su precio es de tan solo 3 euros.
Pero además, nos ofrece la posibilidad de enviarnos (sin ningún compromiso) un adelanto y así poder ver la calidad de su trabajo antes de lanzarnos a ello.

Podéis leer más pinchando en la imagen.
Sin duda os lo recomiendo.

 Y ahora sí, os dejo con la entrevista:

ENTREVISTA:

Nombre:B
Edad: 4 años

Lactancia: Materna

Duración: Hasta los 2 años

Siestas:
Actualmente no suele dormir siestas. Cuando era un bebé tenía una siesta por la mañana y otra por la tarde. Más o menos a los 2 años dejó la siesta de la mañana y se quedó sólo con la de la tarde (unas 2 horas). Y actualmente duerme la siesta de forma ocasional si está muy cansado, pero normalmente no.

Chupete: Nunca lo ha usado.

Rutina:
Las rutinas siempre las ha marcado él mismo, yo nunca le he puesto horarios pero él solito tendía a dormirse siempre a las mismas horas, e igual para despertar.
Ahora la rutina de la noche es simplemente cenar, ver un ratito la tele, lavar los dientes y a dormir.

Tomas nocturnas:
Terminamos con la lactancia materna a los 2 años. En ese momento sus tomas nocturnas eran muchas, pero no sé si llamarlas tomas porque a veces eran succión no nutritiva, supongo que para calmarse por algo que le pasaba.

Colecho:
Comenzamos poniendo la cuna en nuestra habitación, a los 8 meses más o menos pasamos al colecho. Ahora tiene su cuarto con su cama, pero aun colechamos cuando él lo necesita, va por temporadas.
Fue una decisión en pareja porque entendimos que era necesario para el peque. Actualmente queremos que empiece a tener ya su propio espacio, pero sin forzarle.

Dormirle:
Cuando era bebé se dormía muchas veces al pecho, otras veces se quedaba dormido solo, pero siempre acompañado.
Ahora se duerme también abrazado a uno de nosotros (papá o mamá).

Tiempo para dormirle:
Si tiene sueño se duerme rápido, siempre ha sido así, por eso hemos sido nosotros los que nos hemos adaptado a sus ritmos.

Despertares nocturnos:
Ahora mismo no suele despertarse, si alguna vez lo hace se vuelve a dormir enseguida si nota que estoy a su lado. Si está en otra habitación nos llama para que vayamos.
Cuando era un bebé despertaba más veces y se volvía a dormir al pecho.

Horas de sueño:
Siempre he pensado que duerme todo lo que necesita.

Cambios o mejoras:
Creo que ha ido pasando por las etapas normales de un bebé y ahora de niño espero que llegue su momento de dormir solo.

Métodos o trucos usados:
Mi único truco ha sido ofrecerle el pecho y dormir a su lado, creo que es el método más fácil.

Si volviera atrás en el tiempo...:
colecharía desde el principio, nos habríamos ahorrado muchos paseos cama-cuna-sofá-cuna-cama y muchas horas de desvelos.

Influencias:                                                                                                                                         Como padres hemos intentado no alterar sus fases o sus necesidades a la hora de dormir, esto puede haber influido en la dificultad para cambiar sus horarios en ocasiones concretas (por ejemplo cuando estamos en otra casa que no es la nuestra).
Del 1 al 10:                                                                                                                                               Al sueño de mi hijo le doy un 9. Cuando esté listo para dormir sólo nos daremos todos un 10 por la misión cumplida.
Opinión sobre la información:                                                                                                                                     Aunque mi niño ya no es un bebé, todo lo que pueda aprender nuevo sobre el sueño es bienvenido. Nunca se termina de aprender.
Consejo:                                                                                                                                                   A las futuras mamás les aconsejo que busquen la facilidad, que lo hagan de la forma en que ellas y sus bebés estén más a gusto. Además normalmente suele ser la forma más sencilla y que mejores resultados da.


Muchas gracias Maribel por acercarnos tu experiencia.