miércoles, 3 de abril de 2013

¡Dame paciencia!


Estos días me ha sido totalmente imposible conectarme ni un minuto. De hecho, siquiera he podido asomarme desde el móbil para leeros y comentaros tal y como tengo por costumbre. Tenía “mono” de blogsfera y me he escapado como he podido para actualizar por fin.

 
Hace dos o tres días tuve un pequeño contratiempo con mi princesa. Perdí los nervios con mi hija y llegué a gritarle de muy malas formas. Sé que podéis pensar que eso a todo el mundo le pasa, que somos madres, no robots y que siempre podemos explotar en algún momento, y no lo niego, es cierto, puede que incluso me tachéis de exagerada. Pero yo vi en sus ojitos el pánico,  vi cómo se apartaba de mí y dejaba de ver a su madre para ver al “monstruo” que llevo dentro... Inculcar miedo en mi hija no es precisamente una de mis metas.
Tengo en mente un tipo de maternidad que se encuentra muy lejos de los gritos y los cachetes, pero cierto es que no siempre lo consigo y no siempre resulta fácil. Intento educarme a mí misma para poder seguir educando como creo que debo hacerlo o sencillamente como quiero hacerlo. Pero a veces creo que lo olvido.

Suelo decir a las mamis que cultiven paciencia, que aprendan a cultivarla para tener hijos felices, pero soy de las primeras que debe aplicarlo. Los gritos y los cachetes solo demuestran una cosa: que has perdido el control sobre ti misma y sobre tu hijo.

Odio cuándo mi otro yo y mi lado oscuro salen a la luz. Siempre acabo llorando de rabia e impotencia, por no haber dominado la situación en su momento. No se lo deseo a nadie.

Por eso hoy he querido traeros algunos pequeños trucos que puede que nos ayuden un poco a todas.

Mímate:
Sé que como madres muchas veces nos olvidamos de nosotras mismas pero es bueno dedicarnos ratos de vez en cuando. Un buen baño caliente con un jabón relajante… Una manicura, un rato de compras… lo que se os ocurra. Debemos cuidar de nosotras mismas si queremos atender cuidadosamente a nuestros hijos. Alimentemos nuestro propio espacio de relax, desconexión y paz mental.

Una mujer que se siente bien consigo misma es una mujer que afronta mejor el mundo, el día a día y las dificultades. Una mujer que se mima tiene más paciencia y más amor para repartir.

Aprendamos a respirar profundamente:
En el blog Amor maternal vi hace poco una entrada donde hablaba sobre la importancia de respirar profundo ante situaciones estresantes. Respirar lenta y profundamente, dice, oxigena el cerebro y nos relaja.


Organización:
Las rutinas forman parte de la organización familiar. A veces puede parecer todo muy metódico pero la realidad es que cuando hay una hora para cada cosa resulta mucho más fácil encontrar tiempo para aquello que deseamos o para aquello que nos mantiene irritadas (como el desorden). Una buena organización ayuda a dar equilibrio y estabilidad emocional.

 
Repartir tareas:
Esta ya la sabéis todas. Jeje. El papel del papá es súper importante. No se pueden dejar todas las tareas familiares a cargo de uno solo. Es imposible llegar sosegado si vas escopeteada para todos lados. Repartir las tareas es un punto crucial. Necesitamos ayuda y apoyo, no nos lo echemos todo a la espalda.


Sentido del humor:
Dicen que el sentido del humor es una muy buena arma para afrontar momentos de estrés. Riámonos del mundo.


Reflexión:
Entendamos qué significa el grito. Entendamos que el grito es una reacción que odiamos tanto adultos como niños. Entendamos que los niños gritan, patalean y lloran porque no saben exteriorizar sus sentimientos y sus necesidades de otra forma. Nosotros sí sabemos hablar y razonar sin gritos ¿Cuál es el ejemplo que deseamos dar a nuestros hijos? Recordémoslo diariamente.


Aléjate:

Cuando una situación nos está superando enormemente y sentimos que ya no somos capaces de retener la rabia y la ira lo mejor es que nos apartemos, que nos alejemos y nos demos unos minutos. Intentemos llegar al fondo de la causa desde la exploración mental, puede que el motivo sea más sencillo de lo que pensamos.


Quisiera compartir con vosotras esta entrada publicada por la aventura de mi embrazo. En ella habla sobre las rabietas infantiles y como las afronta ella. Es digna de leer.
 
¿cuales son vuestros trucos para no perder la paciencia?



P.D: Hoy he recibido un premio de parte de dos maravillosas mujeres. En cuanto pueda me pongo a publicar pero quería agradecer vuestro cariño una vez más.

20 comentarios:

  1. truco que mi hermana hizo con su hija y yo pensaba que exageraba pero es mejor que dar un cachete. le meto en su habitación y cerrar un par de minutos aunque llore porque sino me daria cabezazos con la pared... y mucha paciencia...todos gritamos aveces y nos sentimos fatal animo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no suelo enviar a mi hija a su habitación puesto que considero que la habitación es sitio para estar relajado y feliz pero muchas veces me aparto yo y me doy unos minutos para tranquilizarme y volver a la batalla!! jejeje!! Un besazo

      Eliminar
    2. pues tienes toda la razón es para estar tranquilo no lo había pensado pero ya ves siempre se aprende algo nuevo...probare otra cosa todo es probar no?
      besos...

      Eliminar
  2. Yo la pierdo con mucha facilidad, gracias por los consejos!

    ResponderEliminar
  3. pufff..como te entiendo..a mi me pasó ayer y lo mio fue peor..le solté un cachete a mi hijo en la manita. No paraba quieto, dando manotazos a sus primos, a mi cuñada casi le rompe la pulsera, le pegó una manotada a la cuchara del potito de la merienda..y entonces, zas!!...uff me miró con una carita..y se puso a llorar..que mal me sentí, me dieron ganas de llorar a mi también..pero supongo que al final, todos perdemos los papeles..eso sí..no volvió a pegar manotazos en toda la tarde. Pobre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son soluciones a corto plazo. Somos humanos, esa es una realidad como un templo. Nos equivocamos, la cagamos, nos arrepentimos y volvemos a cagarla!! Jaja! Es lo que hay. Forma parte de la vida... Xo yo tb me sentí muy mal y lloré un buen rato de rabia e impotencia. Un besazo guapa.

      Eliminar
  4. Alguna vez he perdido la paciencia y he gritado. Una vez le dije a mi hija que ella se alejara, y que yo me iba a otro cuarto. No quiero que me vea estilo monstruo, pero algunas veces, por mucha paciencia que se tenga, es inevitable.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sii! Por mucha paciencia y muchos trucos que tengas la practica es muy distinta y a veces muy dura. No podemos cn todo. Un abrazo

      Eliminar
  5. Reconozco que últimamente ando escasa de paciencia y que intento respirar antes y no perder los nervios pero a veces es casi inevitable.
    El peque esta ahora muy pegon y un poco caprichoso y cuando se pone así (y antes de perder los nervios) lo saco de la habitación donde estamos y cierro la puerta in momento. Es lo único que de momento me funciona con el y así aprovecho yo tambien para contar hasta 10.
    Gracias por los consejos ¡procurare aplicármelos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No eres la única que debe aplicarlos! Jeje.
      En realidad los aplicaremos y seguiremos metiendo la pata xo no esta de más seguir intentandolo y seguir equivocandonos!! Jeje. Un besazooo

      Eliminar
  6. Ais mi niña, hablas por mi, palabra por palabra. En un par de ocasiones he gritado a Cachorro como alma que lleva el diablo y ver sus lágrimas caer junto a su -mamá mamá calla calla tengo miedo. Me partieron el corazón y sólo puede abrazarlo y pedirle perdón. Así que yo ahora cuando estoy apunto de perder la paciencia porque no me hace caso, porque me la está liando, bueno ya sabes cuando la vamos a perder, le digo -Cachorro me estoy poniendo nerviosa hazme caso por favor. Y si no consigo así que él entienda, me voy, se lo explico antes a modo de -Cachorro me voy un segundo a la cocina porque estoy nerviosa y no me quiero enfadar. Suele funcionarme bastante bien, pues me relajo, pienso en la relevancia real de la situación o si estoy magnificando las cosas y con la mente más tranquila vuelvo donde está mi hijo si no ha venido él antes a buscarme para saber qué me pasa y si estoy bien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta tu tactica y creo que vas a conseguir muy buenos resultados con ella. Supongo que a todas nos ha pasado alguna vez pero yo creo que realmente lo recuerdas como algo horrible y sin ganas de repetir. Jeje.
      Un besazo guapisima!!

      Eliminar
    2. siii eso es jejejeje los recuerdos son tan malos que por eso ponemos remedio :)
      ya te contaré si mi táctica sigue funcionando o no ;)
      Besines.

      Eliminar
  7. Muy buenos consejos para aplicar tanto con los hijos como con las personas que nos rodean.

    ResponderEliminar
  8. Me han encantado tus consejos, no conocía tu blog, así que ya me quedo por aquí porque seguro que me viene muy bien leer todo lo que escribes, ya que en el tema del sueños hemos tenido y seguimos teniendo muuuchos problemas..jeje. Estas pautas me las apunto porque últimamente estamos en una etapa complicada de rabietas y miedos nocturnos y me van que ni pintadas...aunque algunas como la de abandonar la "escena del crimen" ya la he aplicado en alguna que otra ocasión...Se necesita mucha paciencia y mantener la calma para no "contagiar" al personal!!
    Besos.
    María.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La paciencia es el principal punto a tener en cuenta sobre tdo xq es el punto más débil de todas las personas! Espero seguir viendote por aqui. Bienvenida!! Un besazooo

      Eliminar
  9. Os entiendo perfectamente,y pensé que era la única,hoy le he chillado a mi princesa y al momento me he arrepentido.está super pegona y solo tiene 14 meses. No sabemos que hacer,mi marido la deja en el carro directamente.pero a mi me pega más.
    Es desesperante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy muy dificil educar y mas si deseamos hacerlo desde una perspectiva respetuosa y coherente. Si nosotros les pegamos, solo les enseñamos a pegar y si nosotros chillamos les enseñamos a chillar. Aunque claro, quien no pierde los nervios alguna vez?
      Tu nena no sabe solucionar sus conflictos berbalmente y acude al contacto fisico para darse a entender. Creo que lo mjr es evitar darle una importancia exagerada e ir explicandole que eso duele y que no debe hacerlo. No se... Un besazoo

      Eliminar

Me encanta saber lo que piensas. Comparte tus ideas y tus experiencias. Todos los comentarios respetuosos son bienvenidos.