viernes, 27 de septiembre de 2013

Viernes especial: Lia

Hoy os traigo la experiencia de una mama que ha pasado por noches no muy buenas desde que nació su bebe. Ella considera que dormir a su bebe al pecho no la ha beneficiado al 100% aunque admite que el vinculo madre e hijo se estrechan de dicha manera. 
Cierto es que evitar este apoyo a la hora de dormir se puede conseguir con poco que hagas, y cuando vemos a nuestro bebe más preparado para ello, pero cada familia debe decidir si realmente desean evitarlo o por el contrario se sienten cómodos tal y como lo hacen.

Es una mamá de un niño de más de un añito que se sigue despertando a la noche para hacer sus tomas nocturnas. Ella admite que seria un lujo poder dormir aunque fueran unas horitas más seguidas. 

La protagonista de hoy es una mama blogera, Lia, del blog El sueño que sí cumplí al cual os invito a conocer, en él habla sobre su maternidad y sus vivencias como madre.

Nombre del bebe: Sergio


Edad del bebe: 14 meses


Lactancia materna o artificial: Al principio materna, ahora mixta


Si es materna, cuánto tiempo ha durado o dura?: la lactancia materna exclusiva duró hasta los 5 meses aproximadamente, aunque le dí 3 biberones de leche de fórmula, por motivos de trabajo y demás, y ahí descubrimos que era intolerante a la proteína de la leche de vaca. Hoy por hoy sigo dándole pecho, pero después del biberón de leche preparada, solo para que duerma o se tranquilice.


¿Qué tal son y han sido sus siestas? Comentarlo: son bastante largas, por la mañana puede dormir hasta 3 horas, de 10 a 13 o así  porque suele despertarse cuando yo me levanto para ir al trabajo, a las 7 de la mañana. Por las tardes, son más cortas, desde media hora a 2 horas como mucho. Es curioso pero, durante las siestas no necesita el pecho para dormir, al menos no lo reclama, cosa que no ocurre por las noches.


¿Usa chupete? ¿Le ayuda a conciliar el sueño? ¿le ayuda a relajarse? Lo usó durante los primeros meses, hasta los 8 o así..hasta que una noche lo lanzó literalmente, al ponérselo en la boca, y ya no quiso más chupete. Cuando lo usaba le tranquilizaba bastante.


¿Sigues una rutina? ¿crees que es beneficiosa teniendo en cuenta tu experiencia? Intento seguirla, pero me es muy difícil, estoy una semana en casa de mi madre y otra en la mía  además compaginando trabajo y demás se me hace muy complicado, pero intento seguir unas pautas, creo que las rutinas son muy beneficiosas


¿A qué edad abandonó las tomas nocturnas? ¿Cuántas tomas hacia? No las ha abandonado, sigue tomando por la noche, aunque yo creo que usa mi pecho como chupete y no por hambre. Ahora solo se despierta un par de veces o tres, pero hace pocos meses se despertaba constantemente, y muchas noches eran desesperantes.


¿Colecho o cama individual?: depende, para dar el pecho por la noche es la mejor opción, porque si no acabas agotada de pasar al peque de la cama a la cuna y viceversa. Pero si durmiese de tirón, preferiría dormir cada uno en una cama, es más cómodo, duermes sin pensar en si lo puedes chafar, o si se va a caer, etc


Si es colecho, ¿dormís bien de tal manera? ¿Fue decisión consensuada en pareja o una solución a algún problema de sueño? ¿Tienes prisa o piensas en cambiarlo a su cuna en un futuro próximo? Fue por agotamiento, cuando las tomas nocturnas eran muy seguidas. Me gustaría que durmiera de tirón en su cuna, creo que es lo más cómodo para todos. Además, él se mueve muchísimo durmiendo, me da patadas, se pone en posición de gateo, se gira a un lado y a otro...por lo que yo no descanso mucho, por no hablar de que cuando se mueve tanto es peligroso, (se ha caído dos veces de la cama).


¿De qué formas has dormido a tu bebé (Brazos, pecho, cochecito, coche…)? ¿lo hacíais así habitualmente? ¿crees que te ha beneficiado? lo duermo sobre todo al pecho, aunque también lo he dormido moviendo el cochecito, mi madre lo ha dormido al brazo alguna vez, y en el coche se duerme cuando el trayecto es largo, o esta muy cansado. A veces pienso que dormirle al pecho me ha perjudicado, porque solo quiere dormir así  pero a veces pienso que no, porque es un vinculo especial y bonito.


¿Cuánto tardabas o tardas en dormirle?: hay días que le cuesta más, pero normalmente con 10 minutos o un cuarto de hora son suficientes.


¿Se despierta por las noches?, ¿cuesta volver a dormirle?, ¿Tienes que volver a ayudarle? ¿como (brazos, pecho...)? si que se despierta, pero no suele costarle dormirse otra vez, es ponerlo al pecho y a dormir de nuevo. A no ser que empiece a moverse mucho y volverse inquieto, entonces le cuesta un poco más.


¿Cuánto esperas que duerma tu bebé? espero que pronto duerma de forma más continua, o deje espacios de varias horas, sería un lujo que durmiera de tirón, porque acabo muy cansada. 8 o 9 horas seguidas sería estupendo.


¿ hay algo concreto que quieras cambiar o mejorar sobre el sueño de tu hijo? me gustaría cambiar lo de que duerma cogido al pecho, si quisiese el chupete, al menos con él se calmaría y se volvería a dormir...o eso pienso. Mejor sería aún si no necesitase ni chupete ni pecho, y durmiese sin despertares nocturnos.


¿Pusiste en práctica algún método, consejo o truquillo? ¿cual? ¿Te funcionó? El truco que más uso es uno de los que tú me mandaste por mail, me dijiste que intentara, mientras le daba el pecho, que se quedase dormido sin estar cogido al pecho. Es lo que más intento hacer, cuando ya veo que se va a dormir, le quito el pecho, al principio se queja, pero acaba quedándose dormido. También intento seguir una rutina lo más posible, que es otro consejo tuyo.


Si volvieras atrás en el tiempo, ¿harías alguna cosa de otra manera? si, supongo que lo que he comentado antes, intentar que no se duerma cogido al pecho, dejarlo en la cuna aun despierto, pero cansado, y dejar que se duerma solo.


¿Crees que como padres habéis influenciado (para bien o para mal) en el comportamiento de vuestro hijo al dormirse o al mantenerse dormido? si, evidentemente, los padres influenciamos todos los comportamientos de nuestros hijos, y dormir es uno de ellos.

Del uno al diez, ¿como valoras el sueño de tu hijo? Ahora mismo le pondría un 6. Pero he tenido épocas, en las que creo que no pasaría del 2 o el 3.


A día de hoy, ¿valoras la información que puedas obtener con respecto al sueño? ¿crees que puede haber alguna cosilla que te sirva de ayuda? por supuesto que la valoro, todo lo que sirva para mejorar su descanso y el mio es una gran ayuda. Blogs con tanta información y dedicación, como el tuyo, son de gran ayuda.


¿Se te ocurre algún consejo que dar alguna futura mama? les diría que si le dan el pecho al bebé, que intenten que no duerman cogidos al pecho, en el momento que se duerman mientras están lactando, soltarles del pecho, para que de esta forma, entiendan que el pecho no es para dormir, y puedan ser independientes de la teta mientras duermen.


Gracias por tu tiempo Lia y por prestarnos tu experiencia.

lunes, 23 de septiembre de 2013

¿Se puede educar el sueño de forma respetuosa?


Hace ya unos días os preguntaba a vosotras directamente si creíais que educar el sueño del bebe de forma respetuosa era posible. Podéis leerlo aquí.

Algunas me dejasteis vuestras opiniones personales en los comentarios. Maribel por ejemplo, del blog B aprende en casa, dijo que educar normalmente significa intervenir y que la intervención en su total sentido de la palabra no tenia porque ser malo en sí. Aunque también puntualizó que muchas veces sentimos la necesidad de intervenir como padres por un beneficio propio, el de dormir mejor nosotros como adultos, lo cual (añadió) que es totalmente lícito si se nos hace cuesta arriba la situación.



Hoy quisiera dejaros mi opinión, de forma personal, a la cual, lógicamente, no tenemos porque estar todos de acuerdo.

A mi modo de ver el hecho de educar no solo tiene porque significar una intervención (que también).

Muchas veces he hablado sobre el hecho de que para lograr el buen descanso familiar lo único necesario es aliarse de forma correcta con la fisiología y naturaleza de nuestro bebe.
Ellos están programados para aprender a dormir desde el primer día, solo debemos intentar no interponernos. Darles la oportunidad de explorar con sus propias habilidades que, poco a poco, a medida que crecen, van adquiriendo.
Lógicamente, no podemos esperar lo mismo de un bebe de 2 meses (el cual solo posee dos de las 5 fases normales del sueño), que de un bebe de 8 meses (que ya ha adquirido todas esas fases). Los dos bebes se despertaran aun por la noche y aun les quedará mucho por aprender pero la autonomía de uno no es la misma que la del otro, aunque la diferencia sea mínima (cierto).
Por eso primero es crucial entender la fisiología del sueño de nuestros bebes para saber si están o no están preparados para según qué cosas.

Para mi enseñar a dormir no es sinónimo de obligación.
Podemos (debemos) respetar los tiempos del bebe, observamos las necesidades del chiquitín y las atendemos, les proporcionamos un ambiente adecuado para el descanso, les ayudamos a relajarse y a coger confianza en sí mismos y a la vez les dejamos experimentar con ese pequeño y efímero grado de independencia para la cual están perfectamente capacitados.
Cuando digo independencia no hablo de evitar cojerles en brazos (por ejemplo) para no mal acostumbrarlos, cuando hablo de independencia me refiero a segundos, solo segundos. Quizás más dependiendo del niño o la edad de este.

Por otra parte, ¿estamos seguros de que siempre somos nosotros, los adultos, los que necesitamos dormir correctamente?
Es verdad que un adulto no duerme igual que un bebe y de eso ya hemos hablado en multitud de ocasiones. Los despertares no solo son normales sino que además son necesarios.

Pero que un bebe de 6 meses, por ejemplo, no duerma absolutamente nada durante el día, o haga siestas cortas e ineficaces y durante la noche se despierte cada hora u hora y media tampoco es un descanso eficiente y reparador, no? Y os aseguro que este tipo de problemas existen, pues lo veo a diario entre mails y mensajes de madres desesperadas.

Entonces, podemos llegar a la conclusión de que dormir bien es tan importante para un adulto como para un niño o bebe. Dormirán distinto, sí, pero deben dormir ambos de forma coherente según sus edades y características.

En la crianza respetuosa, no hablamos de no educar, no hablamos de no poner limites, no hablamos de no enseñar.
En la crianza respetuosa hacemos todo eso y mucho más pero siempre
con amor, paciencia, paz y RESPETO (como no).

El hecho de que a nuestros niños les cueste compartir con otros niños sus juguetes porque así es su naturaleza humana desde que nacen no impide que nosotros como padres les enseñemos el valor de dicho acto poco a poco, a base de mucho dialogo, mucho tacto y amor, sin forzar ni obligar, pero enseñando.

Pero claro, para enseñar primero deberemos conocer los limites de nuestros hijos, deberemos saber si están o no preparados para aquello que les pedimos.
Por ejemplo: Con 9 meses de edad no les pediremos que compartan sus juguetes porque somos conscientes de que nuestro hijo no esta preparado para entenderlo aun. Como padres sabremos cuando podemos empezar a enseñarle y sabremos también que deberemos perseverar en nuestra educación, pues nuestro hijo no lo entenderá de la noche a la mañana.



En este blog no suelo hablar de métodos en su total sentido de la palabra, hablo de una forma de vida, de una forma de entender a nuestro hijo,  hablo de truquitos, hablo de tipos de bebes, de necesidades distintas y de como interpretarlas y atenderlas... Hablo de un conjunto de cosas que se relacionan directamente con el sueño de nuestro bebe. Tenerlo todo en cuenta es importante para el buen desarrollo del descanso.

Entonces, desde mi punto de vista, enseñar a nuestros hijos es algo que hacemos siempre y que seguiremos haciendo toda nuestra vida porque es así como debe ser así que quizás la cuestión no es el fin sino los medios.



martes, 17 de septiembre de 2013

Mi maternidad: Apego libre.

Últimamente he estado pensando mucho en mi maternidad.

Mi primera maternidad.

Cuando supe que iba a ser madre por primera vez nunca había oído hablar de tipos de crianza ni de bandos maternales. No sabia ni de la existencia del apego, ni de la crianza respetuosa. Nunca me puse a pensar como criaría a mi hija, solo deseaba hacerlo lo mejor posible inculcando valores y principios.

Desde que soy madre blogera, he conocido un mundo maternal nuevo. He conocido (y sigo conociendo) las bases de la crianza con apego y la crianza respetuosa y también he conocido lo que supone la crianza conductista o estivillizada (quizás más globalizada).

He evolucionado mucho desde que me muevo por este mundo blogeril, tengo que admitirlo. Sé que me he encontrado como mujer y sobre todo como madre. Sé que dentro de mí había algo que me empujaba a lo que ahora soy o a lo que ahora creo y defiendo.
Sabia por ejemplo, que no deseaba pegar a mi hija. Sabia que cuando se me escapaba un manotazo me sentía la peor madre del mundo y lloraba desconsolada luego yo porque era incapaz de perdonármelo. Fue entonces cuando entendí que eso no podía ser natural ni lógico por parte de nadie así que empecé a evitar los cachetes siempre que podía. Tenia en mi corazón una maternidad inquieta deseosa de saber y aprender.


A mi hija no le dí el pecho, no la portee y tampoco coleché. No necesité estivillizarla pero quien sabe si lo hubiera hecho en caso de creer necesitarlo...
No me considero ni me he considerado nunca una mala madre ni una madre poco apegada a mi hija por estos motivos. Me consideraba madre y una madre amorosa. Y si me viniera una mama a contarme que ella estivilliza a sus hijos no la consideraría a priori una mala madre por ello, quizás le explicaría lo que sé, quizás le diría que hay opciones más respetuosas con el bebe para cambiar situaciones, pero no la criticaría ni la haría sentir mal por ello, ni mucho menos le impondría mi modo de pensar. Cada familia es libre dentro de su casa a tomar las medidas que crean más convenientes.

Mi nueva y segunda maternidad
 Soy una madre más consciente y más capaz, más segura de mi misma y de las decisiones que tomo.
Con mi segunda hija las cosas serán un pelín distintas (que no mejores).

  • Con mi segunda hija tengo claro que daré el pecho a demanda, aunque de forma coherente.

  • Tengo claro que portearé más y de forma correcta (no colgonas), porque sé que me encantará hacerlo y porque sé que lo disfrutaremos las dos como madre e hija, pero también sé que usaré mi cochecito siempre que me venga en gana y siempre que me apetezca.

  • No tendré prejuicios a la hora de dormir con mi hija pero tengo claro que no colecharé como forma habitual de dormir.

  • A mis hijas intentaré no gritarlas, ni pegarlas, intentaré siempre razonar con ellas, con amor y paciencia, con respeto, pero también les premiaré con un "muy bien" o con un "que contenta estoy" siempre que crea que es apropiado felicitarlas.
Entonces se puede decir que sí, he cambiado mi visión y mi maternidad pero no creo que esté formando parte de ningún bando maternal.  No puedo decir "voy a criar con apego" porque no sigo normas ni estoy dispuesta a seguirlas.
Voy por libre, me invento mi propia versión de la crianza. No soy ni de aquí ni de allí, solo soy yo y mi familia creciendo como personas.
Y si me viene una madre a contarme que ella cría a sus hijos con apego le diría que siga así, creyendo en sí misma y guiándose por su corazón, olvidándose de cualquier consejo ajeno.

Criaré con respeto siguiendo a mi instinto. Tengo una buena teórica aprendida y que seguiré aprendiendo entre vosotras, una teórica importante que me ayudará mucho (ya lo ha hecho), pero no seguiré leyes estrictas de bandos maternales. Cojo de aquí y de allí lo que mejor se acopla a mi forma de ser y a mi modo de ver las cosas. Sin extremismos.

Así que si alguien me preguntará a que bando maternal pertenezco quizás le diría que al bando del apego, pero del apego libre. Jeje.

Y vosotras, ¿os sentís identificadas con algún bando maternal? ¿Os va bien de dicha manera?



viernes, 13 de septiembre de 2013

Viernes especial: Maria E

VIERNES ESPECIAL

Vuelvo a la carga con los viernes especiales en este blog. Con nuevas experiencias de más mamas con el sueño de sus hijos. Se trata de conocernos, intercambiar ideas, opciones, opiniones y sobre todo de ayudarnos entre nosotras. 


Hoy os traigo una experiencia de una mama blogera. Esta es una experiencia muy positiva con respecto al sueño del bebe. El nombre de la mama es Maria E y escribe en su blog (Y a los 30 mama) sobre su vida cotidiana junto a su familia, es un blog personal.

Como ella dice, muchas veces el hecho de dormir bien con un bebe es cuestión de suerte, ¡y cuanta razón tiene! Mucha de nuestra vida esta dirigida por el puro azar y la simple suerte. En su caso tubo mucha suerte, pues su bebe durmió siempre muy bien. Claro esta, las rutinas, los rituales, todo influye y ayuda.

Ella nos cuenta como el colecho no ha sido una opción para ellos, y no porque no quisieran. Os invito a leer su relato en forma de preguntas y respuestas:

ENTREVISTA:

Nombre del bebe: Nunca he dicho su nombre real, así que lo llamamos Peque.

 
Edad del bebe: 29 meses

 
Lactancia materna o artificial: Artificial desde casi el primer día.

 
Si es materna, ¿cuánto tiempo ha durado o dura?: La lactancia materna duro menos de 15 días y eso que el peque se enganchaba y succionaba fenomenal pero a mi no me llego nunca a subir la leche y desde el principio tuvimos que complementarlo con biberones porque además de que se quedaba con hambre, pesaba muy poquito,así que después de 15 días el niño empezó a rechazar el pecho y ahí lo dejamos. Los días posteriores ni siquiera se me hinchó el pecho o se me puso duro, y ya tuvimos claro que no había nada de leche ni la iba a haber...

 
¿Qué tal son y han sido sus siestas? Comentarlo: Es un niño muy dormilón así que echa unas siestas muy largas. Cuando nació todo era comer y dormir y hasta pasado un año y medio echaba dos siestas por la mañana: una a media mañana de una media hora y otra larga después de comer  de unas dos horas. Ahora solo duerme la siesta después de comer y la sigue necesitando porque el día que no lo hace pasa la tarde más irritable y quejicoso y suele durar dos horas o más.

 
¿Usa chupete? ¿Le ayuda a conciliar el sueño? ¿Le ayuda a relajarse? Hasta hace unas semanas que ha estado malo con una infección en la boca ha estado usando chupete. Le ayudaba a relajarse, calmarse y a conciliar el sueño desde que era un bebé. Las pocas veces que se despertaba de noche solía ser porque se le había caído el chupete y no lo encontraba. Como te decía, hace unas tres semanas estuvo con una infección en la boca y se le llenó de llagas y meterse el chupete en la boca le dolía muchísimo, así que lo dejo y no lo ha vuelto a pedir. Es verdad que le cuesta un poco más dormirse por la noche pero como no lo pide no se lo hemos ofrecido y de todas formas duerme toda la noche del tirón igualmente.

 
¿Sigues una rutina? ¿Crees que es beneficiosa teniendo en cuenta tu experiencia? Para mi seguir una rutina con mi hijo es algo fundamental y creo que le hace mucho bien. Desde que nació procuré no alterarselas nunca y estoy convencida que eso también tiene que ver en la calidad del sueño del peque. Cuando era más bebé, nuestra rutina consistía en baño relajante, ultima toma tranquilos sin muchos ruidos y lo llevaba a dormir directamente a su cuna con el cuarto ya oscurito ya que el resto de siestas del día las echaba en el carro, en el salón con luz del día. Ahora que es más mayor, seguimos con el baño (aunque ya es un momento de juegos más que de relajación) se pone el pijama, cenamos y después vemos un episodio de algún dibujo que le guste o se lee un cuento pero sabe que ya no es hora de jugar. Luego pasamos a lavarse los dientes y directamente a la cuna con la luz del cuarto apagada (la del pasillo se queda encendida). A veces se queda jugando con algún peluche o cuento pero por lo general en 10 o 20 minutos ya esta dormido.

 
¿A qué edad abandonó las tomas nocturnas? ¿Cuántas tomas hacia? Los primeros meses comía cada tres horas como un reloj y no perdonaba ni una, pero alrededor de los cuatro meses hacia una ultima toma sobre las 11 o 12 de la noche y solía aguantar unas 5 o 6 horas y un par de meses más tarde abandonó por completo las tomas nocturnas 

 
¿Colecho o cama individual?: Desde que nació durmió primero en su moisés en nuestra habitación y alrededor de los 5 meses lo pasamos a la cuna en su habitación. Nunca protestó ni se quejó.

 
Si es colecho, ¿dormís bien de tal manera? ¿Fue decisión consensuada en pareja o una solución a algún problema de sueño? ¿Tienes prisa o piensas en cambiarlo a su cuna en un futuro próximo? Las pocas veces que hemos practicado colecho ha sido porque el peque ha estado malito o inquieto y ha necesitado más contacto físico con nosotros y casi siempre al final ha acabado en su cuna de nuevo porque él lo pide (a pesar nuestro). Es un niño que se mueve mucho durmiendo y le gusta estar a su aire sin que nadie lo moleste. Si duerme con nosotros se despierta muchísimo y no descansa bien y en cambio en su cuna duerme de maravilla y toda la noche del tirón.

 
¿De qué formas has dormido a tu bebé (Brazos, pecho, cochecito, coche…)? ¿Lo hacíais así habitualmente)? ¿Crees que te ha beneficiado? Como te he dicho antes, el peque es un niño muy dormilón pero le gusta dormir a su aire. Cuando era un bebé lo echaba en el cochecito y lo mecía un poco y se dormía de inmediato. Las pocas veces que me daba el gustazo de dormirlo en brazos, se dormía rápido pero al ratito él se notaba incomodo y llorisqueaba  dormido así que había que echarlo en la cuna o el carrito y ya se estiraba y se quedaba bien. Creo que esto nos ha beneficiado mucho ya que aun se echa siestas muy largas en su carrito y podemos salir con él a cualquier parte aunque se duerma. 
Respecto al coche siempre le ha gustado y es montarse y dormirse casi de inmediato

 
¿Cuánto tardabas o tardas en dormirle?: Hemos tenido de todo en este tiempo. Cuando era un bebé tardaba muy poquito en dormirse y me quedaba con él en la habitación hasta que lo hacía. Después pasó a tardar un poco más y aunque se dormía solo en su cuna también me quedaba en la habitación hasta que nos dimos cuenta que para él verme allí era como una invitación a jugar y tardaba aun mas en coger el sueño, así que poco a poco fui saliendo de la habitación y actualmente pues tenemos nuestros días. Hay veces que se duerme en 15 minutos y otras que nos llama 80 veces para pedir agua, un coche, un cuento y tarda bastante más, pero siempre se acaba durmiendo solo en su cuna.


 ¿Se despierta por las noches?, ¿cuesta volver a dormirle?, ¿Tienes que volver a ayudarle? ¿cómo (brazos, pecho)? La verdad es que no se suele despertar y cuando lo ha hecho, pues hemos actuado como él ha pedido. La mayoría de las veces que se despertaba era porque se le había  caído el chupete y era volver a ponérselo y dormirse. También  ha habido noches que se despertaba llorando y quería que lo cogiera en brazos y así hemos estado hasta que se volvía a dormir, otras veces llorisqueaba dormido y bastaba con acercarte y acariciarle para que se calmara y las veces que pide agua o se despierta queriendo ir a jugar, se queda en su cuna con la luz del pasillo o del baño encendida y al poco tiempo se vuelve a dormir solo.


 ¿Cuánto esperas que duerma tu bebé? Pues creo que con lo que duerme (y lo bien que duerme) ya no puedo pedir nada más.

 
¿Hay algo concreto que quieras cambiar o mejorar sobre el sueño de tu hijo? La verdad es que no. Lo único se que le pasa como a mi y cuando duerme en otra parte echa de menos su cuna, duerme más intranquilo  y se despierta más veces durante la noche, pero no todo iba a ser bueno no? jajaja 

 
¿Pusiste en práctica algún método, consejo o truquillo? ¿Cuál? ¿Te funcionó? Leí mucho acerca de la crianza, sueño, etc de los bebés y lo único que puse en practica fue el tema de las rutinas y que durante el día durmiera con luz y los ruidos propios de la casa y por la noche en oscuridad y silencio para que aprendiera a distinguir la noche del día. También el consejo de mi madre cuando algunas noches estaba más inquieto después  de la toma nocturna de envolverlo en el arrullo (esto cuando era muy bebé) y se quedaba tranquilo y dormido casi de inmediato. Por lo demás, nos hemos dejado guiar por nuestro instinto, el sentido común y lo que el peque ha ido demandando.

Si volvieras atrás en el tiempo, ¿harías alguna cosa de otra manera? Pues viendo los resultados,creo que lo haría igual.


 ¿Crees que como padres habéis influenciado (para bien o para mal) en el comportamiento de vuestro hijo al dormirse o al mantenerse dormido? Sí, por supuesto. Siempre digo que te toque un niño que duerma bien o no es cuestión de suerte pero también estoy convencida que lo hagamos con ellos influye mucho. En nuestro caso las rutinas y lo estrictos que hemos sido para no saltárnosla cuando era un bebé.

 
Del uno al diez, ¿cómo valoras el sueño de tu hijo? Un 10

 
A día de hoy, ¿valoras la información que puedas obtener con respecto al sueño? ¿Crees que puede haber alguna cosilla que te sirva de ayuda? Valoro mucho la información ya que me gusta seguir aprendiendo y que me haya tocado un niño tan bueno para dormir no significa que si viene otro vaya a ser igual y me gusta seguir leyendo sobre pautas o consejos para el sueño de los bebé.

 
¿Se te ocurre algún consejo que dar alguna futura mama? que siga su instinto ante todo y lo que el bebé le vaya demandando. No vale fijarse unos objetivos de antemano porque nunca se sabe como va a ser tu bebé. A mi me hubiera gustado tener al peque en la cama de vez en cuando con nosotros pero él prefiere siempre dormir solo. Ahora con casi dos años y medio nos echamos algunas veces la siesta juntos en nuestra cama que es enorme y así no le molesto, pero eso que nos gusta a todas las madres de dormir abrazadas a nuestros hijos, el mío  no lo soporta así que al final en estos temas hay que respetar a los bebés y sus tiempos!!.

  
Muchas gracias Maria por compartir con nosotras un pedacito de tu familia. Ha sido un placer.


lunes, 9 de septiembre de 2013

Se acabaron las vacaciones

¡SE ACABO LO BUENO!

Casi se ha acabado el verano, agosto del 2013 ya ha pasado a la historia, y por aquí sin ni siquiera darnos cuenta.... una pena...

Septiembre se presenta con cambios en nuestras rutinas familiares y con buenas noticias, al menos para mi.

Y aquí volvemos, con cositas que contar y, ¡aniversarios que celebrar! jeje. ¡¡Pronto este blog cumplirá un año!!

¡COMENZAMOS EL COLEGIO!

Ya hemos empezado con los preparativos para el comienzo del colegio.
Un montón de gastos y compras. La mochila, la bata, el material de cole... los libros... sí, libros. A mi me parece un abuso que niños de tres años empiecen el cole con tantos libros (3), pero parece ser que por aquí es lo habitual....Entre material del cole y libros nos hemos gastado ya más de 140 euros. Supongo que eso es lo normal, no lo se, pero me sigue pareciendo una barbaridad para unos niños tan pequeños.

Mi princesilla ya sabe que pronto empieza el colegio y esta emocionadisima, va con la mochila todo el día para arriba y para a bajo. Sé que le va a gustar mucho ir al cole, adora estar rodeada de niños.

Ya hemos tenido una entrevista con su profesora para ir conociéndonos y varias reuniones donde hemos hablado sobre los horarios, las normas y las peculiaridades de este curso con la llegada de una niña alergica a muchos alimentos. Tendremos que tener cuidado y lavar las manos a nuestros peques con constancia y sobre todo después de traerlos comidos de casa. Todo lo que sea necesario para lograr que dicha niña no se sienta rara y además no sea afectada por la alergia.

Yo ya he empezado a cambiar los horarios desbaratados del verano y estoy intentando traer de nuevo el orden a esta casa para que cuando empiece el cole ya esté más o menos habituada al nuevo ritmo. La despierto por la mañana más pronto, y ya todo se adelanta, la hora de desayunar, comer, siesta, cena y al final quiero acabar acostandola como mucho a las 21h, que es el horario que ella llevaba habitualmente antes de este verano.

MI EMBARAZO

Mi bebe sigue creciendo en mi interior perfectamente y no para de moverse. Tiene pinta de que me va a salir otra niña inquieta como su hermana. Que dios me dé paciencia... jeje.

Ya son 26 semanas de embarazo. Me siento muy torpe, más de lo que me sentía con el embarazo de la mayor, pero no puedo quejarme porque me encuentro estupendamente.

¡Y aquí viene mi buena noticia!!
Voy a tener a mi niña en casita, con la comadrona Imma sárries. El miércoles tengo con ella mi primera visita del embarazo y ya empezaremos a preparar la llegada de mi preciosa pequeña en la tranquilidad de nuestro hogar.

Me ha costado mucho mucho mucho convencer a mi marido, de hecho, aun sigue teniendo sus dudas. Según él es un capricho innecesario ya que parir pariré igual en un hospital (que sale gratis) que en casa (donde el precio es un tanto elevado).

Cierto es que parir pariré allí donde sea, en eso tiene toda la razón y también es cierto que parir en casa es un lujo que no es fácil permitirse. Para mi es muy importante vivir ese día en toda su intensidad y de la mejor forma posible y deseaba con todas mis fuerzas complacer mi deseo. No es necesario, claro está, y no todas las mujeres se plantearían siquiera dar a luz en sus casas, y para eso esta el hospital, pero yo sí anhelo un parto natural en la intimidad de mi casa y ha sido muy importante para mi la decisión que hemos tomado.

Quería dar las gracias a todas las que me habéis animado a luchar por este deseado parto, sobre todo quería dar las gracias a bielmum por su apoyo, sus ideas y su experiencia directa con el tema. 

MI BLOG:

Pronto mi blog cumplirá un añito, un año en el que he disfrutado muchísimo junto a todas vosotras.
Quiero celebrarlo como merece...a ver si soy capaz de encontrar una forma digna. Jeje.
Yo en esto de los sorteos soy totalmente novata. jiji.

Voy a volver a reanudar la sección de mi blog "viernes especial". Cualquiera que desee participar en esta sección puede decírmelo porque estaré encantadisima de recibirl@ y publicarlo en mi humilde hogar 2.0.

Tengo nuevos temas preparados. La mayoría de ellos relacionados con el sueño infantil, pues no deseo cambiar la esencia de este espacio, pero también otros temas más personales.

He vuelto a etiquetar las entradas y creo que ahora son más directas. Creo que así es más fácil encontrar lo que queráis buscar.


Lo dicho:
Estoy de vuelta