martes, 17 de septiembre de 2013

Mi maternidad: Apego libre.

Últimamente he estado pensando mucho en mi maternidad.

Mi primera maternidad.

Cuando supe que iba a ser madre por primera vez nunca había oído hablar de tipos de crianza ni de bandos maternales. No sabia ni de la existencia del apego, ni de la crianza respetuosa. Nunca me puse a pensar como criaría a mi hija, solo deseaba hacerlo lo mejor posible inculcando valores y principios.

Desde que soy madre blogera, he conocido un mundo maternal nuevo. He conocido (y sigo conociendo) las bases de la crianza con apego y la crianza respetuosa y también he conocido lo que supone la crianza conductista o estivillizada (quizás más globalizada).

He evolucionado mucho desde que me muevo por este mundo blogeril, tengo que admitirlo. Sé que me he encontrado como mujer y sobre todo como madre. Sé que dentro de mí había algo que me empujaba a lo que ahora soy o a lo que ahora creo y defiendo.
Sabia por ejemplo, que no deseaba pegar a mi hija. Sabia que cuando se me escapaba un manotazo me sentía la peor madre del mundo y lloraba desconsolada luego yo porque era incapaz de perdonármelo. Fue entonces cuando entendí que eso no podía ser natural ni lógico por parte de nadie así que empecé a evitar los cachetes siempre que podía. Tenia en mi corazón una maternidad inquieta deseosa de saber y aprender.


A mi hija no le dí el pecho, no la portee y tampoco coleché. No necesité estivillizarla pero quien sabe si lo hubiera hecho en caso de creer necesitarlo...
No me considero ni me he considerado nunca una mala madre ni una madre poco apegada a mi hija por estos motivos. Me consideraba madre y una madre amorosa. Y si me viniera una mama a contarme que ella estivilliza a sus hijos no la consideraría a priori una mala madre por ello, quizás le explicaría lo que sé, quizás le diría que hay opciones más respetuosas con el bebe para cambiar situaciones, pero no la criticaría ni la haría sentir mal por ello, ni mucho menos le impondría mi modo de pensar. Cada familia es libre dentro de su casa a tomar las medidas que crean más convenientes.

Mi nueva y segunda maternidad
 Soy una madre más consciente y más capaz, más segura de mi misma y de las decisiones que tomo.
Con mi segunda hija las cosas serán un pelín distintas (que no mejores).

  • Con mi segunda hija tengo claro que daré el pecho a demanda, aunque de forma coherente.

  • Tengo claro que portearé más y de forma correcta (no colgonas), porque sé que me encantará hacerlo y porque sé que lo disfrutaremos las dos como madre e hija, pero también sé que usaré mi cochecito siempre que me venga en gana y siempre que me apetezca.

  • No tendré prejuicios a la hora de dormir con mi hija pero tengo claro que no colecharé como forma habitual de dormir.

  • A mis hijas intentaré no gritarlas, ni pegarlas, intentaré siempre razonar con ellas, con amor y paciencia, con respeto, pero también les premiaré con un "muy bien" o con un "que contenta estoy" siempre que crea que es apropiado felicitarlas.
Entonces se puede decir que sí, he cambiado mi visión y mi maternidad pero no creo que esté formando parte de ningún bando maternal.  No puedo decir "voy a criar con apego" porque no sigo normas ni estoy dispuesta a seguirlas.
Voy por libre, me invento mi propia versión de la crianza. No soy ni de aquí ni de allí, solo soy yo y mi familia creciendo como personas.
Y si me viene una madre a contarme que ella cría a sus hijos con apego le diría que siga así, creyendo en sí misma y guiándose por su corazón, olvidándose de cualquier consejo ajeno.

Criaré con respeto siguiendo a mi instinto. Tengo una buena teórica aprendida y que seguiré aprendiendo entre vosotras, una teórica importante que me ayudará mucho (ya lo ha hecho), pero no seguiré leyes estrictas de bandos maternales. Cojo de aquí y de allí lo que mejor se acopla a mi forma de ser y a mi modo de ver las cosas. Sin extremismos.

Así que si alguien me preguntará a que bando maternal pertenezco quizás le diría que al bando del apego, pero del apego libre. Jeje.

Y vosotras, ¿os sentís identificadas con algún bando maternal? ¿Os va bien de dicha manera?



16 comentarios:

  1. Pues yo no sé a qué lado pertenezco. Lo que sí se es que aunque me equivoco muchas veces, me observo y reinvento, al final me gusta y creo que es lo mejor para mi familia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que muchas nos hemos encontrado a nosotras mismas en el momento en que fuimos madres. Creo que la clave esta precisamente en equivocarse y reinventarse. Un beso

      Eliminar
  2. Bendita maternidad que nos hace renacer y cuestionarnos tantas cosas! Enhorabuena por tu tramo de camino recorrido! Desde luego estas en el bando de las madres conscientes y deseosas crecer con sus hijos. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto Ana, bendita maternidad que como le decia anteriormente a mistrucosparaeducar, nos hace encontrarnos muchas veces con nosotras mismas. Nos hace crecer. Es precioso vivirlo asi!! Madre consciente me parece un buen adjetivo. Un besazoooo

      Eliminar
  3. Que razón tienes!! Yo tengo una visión de la maternidad muy parecida. No me gusta la gente radical, muchas cosas son grises y no blancas o negras.

    Me alegro x ti y x tu libertad. Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto Lia. No me suelen gustar demasiado las normas ni los extremismos. Jiji.

      Eliminar
  4. Yo creo que tampoco sigo ningún camino concreto, lo que sí se es lo que me hace sentir bien o mal en relación a mis mellis. En ocasiones soy estricta pero es que con dos a la vez hay momentos en que no te queda otra, pero es genial verles la carita cuando les dices ¡Qué bien lo habéis hecho! y lo frustrada que me siento cuando levanto la voz.

    Ánimo todas las mamis, somos las mejores para ellos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se lo que suponen dos hijos pequeños de la misma edad pero puedo imaginar el super trabajo que tienes con ellos. Ser extricta no creo que tnga porque ser malo, siempre y cuando no seas una estricta a base de golpes, no? Jeje. Un beso

      Eliminar
  5. hola yo como tu no me considero ni de uno ni de otro aunque voy mas bien por el de crianza con apego pero libre como tu dices sin tener que ser estricta con una cosa u otra y tampoco se puede decir nunca de este agua no bebere pq ningun niño es igual a otro y con lo que te funciona con uno no te funciona con otro haciendo lo mismo yo voy siguiendo lo que mi instinto me dice que es mejor para el intento hacerlo lo mejor que puedo y se como todas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El instinto es nuestro mejor aliado en este tema d la maternidad. Somos mujeres reveldes, sin bandos, ni normas!! Jijiji! Un beso guapa

      Eliminar
  6. Con el segundo para que vemos las cosas un poco más claras, aunque luego te sorprenden, porque no tiene nada que ver con el primero y hay qeu ir improvisando sobre la marcha :D
    Hacía mucho que me pasaba por aquí y creo que ha sido por una mala pasada de mi blogroll :(
    Aprovecho para invitarte al evento que organizo con Micrópolix el 12 de octubre. Sería genial encontrarnos allí: http://microconsejos.com/2013/09/03/ven-a-conocer-la-escuela-de-padres-2-0/
    Y ya lo último, que me enrrollo como una persiana, después de un largo periodo en el que Iván cogió el sueño de una forma casi milagrosa... ¡a vuelto a las andadas! Aarrg!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dácil, si quieres escribeme al mail otra vez y lo hablamos. Últimamente me cuesta contestar todo lo rapido que quisiera (tengo saturación d consultas) pero contestar contesto. Jeje.

      Ara mismo me paso a ver de que va el evento, tiene muy buena pinta!! Un besazooo

      Eliminar
  7. Pues me gusta tu forma de crianza! Se parece a la mía tambien y creo que lo mejor es seguir tu instinto y que cada familia adopte la opción que le resulte más fácil o cómoda.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy de acuerdo Maria, lo ideal es tener la libertad de adoptar la opción que a cada familia le venga mejor. Un beso

      Eliminar
  8. 100% como me siento yo ahora mismo. No hay amor más puro verdad? Un beso fuerte y a tope con nuestras segunditas!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mediados de diciembre ya tendré a mi segundita!! jeje! Que trabajo más duro nos espera....!! jeje. Un besazo guapa

      Eliminar

Me encanta saber lo que piensas. Comparte tus ideas y tus experiencias. Todos los comentarios respetuosos son bienvenidos.