viernes, 11 de abril de 2014

Destete nocturno (parte II)

PREVENIR LA NECESIDAD DEL DESTETE:

La necesidad de destetar por la noche viene reñida a nuestro cansancio arrastrado durante meses.

Nuestro bebe no tiene ninguna necesidad de ser destetado, probablemente duerme de maravilla haciendo sus 20 chupetones nocturnos a diario. Los que tenemos un problema somos nosotros, que nos cuesta dormir decentemente y estamos llegando a un límite emocional y físico importante. La falta de sueño provoca mucho estrés, mucho desánimo y mucha irritabilidad. Querer mejorar las noches es muy humano y no tiene que ser un suplicio para nuestro bebe si lo hacemos de la manera correcta.

Pero debemos saber que en muchos casos (no todos) evitar sentir la necesidad de destetar por la noche a largo plazo se puede lograr con unas simples pautas que podemos poner en práctica desde bien chiquititos y que pueden prevenir los suficientes despertares como para llegar a dormir de una forma más o menos aceptable. Tan aceptable que podamos llegar a no pensar en destetes hasta pasados muchos meses.


LA RELACIÓN PECHO-SUEÑO

Los bebes aprenden a base de relacionar conceptos. Ven una cuchara y saben que van a comer, escuchan la melodía de antes del sueño y saben que tienen que dormir.
Si les dormimos siempre siempre siempre al pecho de forma rutinaria acabarán relacionando el pecho con el dormir y necesitarán mamar cada vez que pasen de una fase a la otra del sueño porque es así como han aprendido que deben dormirse.
Para el bebe no es malo, de hecho, el pecho induce al sueño, les relaja y realmente nos ayuda a la hora de calmarles y ayudarles a dormir.. Pero puede resultar realmente agotador para la madre si durante meses esta relación permanece en el tiempo, puesto que los despertares casi con total seguridad incrementarán en vez de reducirse.

Tampoco es necesario prescindir totalmente de esta preciada herramienta que la naturaleza a puesto sabiamente a nuestro alcance. Además estas relaciones no las aprenden de la noche a la mañana y tampoco lo aprenden porque un día lo hagamos, no es necesario ser extremistas.

Nuestro bebe recién nacido se relajará mientras mama y se adormecerá en nuestro pecho y para nosotras será un gran aliado y un alivio saber que es tan fácil calmar a nuestro bebe.

EVITAR LA RELACIÓN PECHO-SUEÑO

Evitar este hábito a la hora de dormir a un bebe no es tan complicado, nuestro bebe no tiene porque sufrir y tampoco tenemos que obsesionarnos. Estamos estableciendo una base, no tiene que salir bien a la primera ni siempre, y tampoco dormiremos del tirón desde el primer día solo porque lo pongamos en práctica. Nuestro bebe necesitarà comer y necesitara de nuestro pecho mucho tiempo. Es una base para ver resultados a largo plazo y prevenir infinitos despertares a la larga.
Además es importante ser cautelosos y no obsesionarnos demasiado, no hay que ser exigentes ni forzar algo a una edad demasiado temprana. Evitar que un recién nacido se duerma en el pecho puede resultar una misión imposible y una tarea frustrante para nosotros. Los bebes recién nacidos se suelen dormir al pecho o al biberón con mucha frecuencia. Esto es normal porque cuando son muy pequeños duermen mucho y comen poco pero seguido.

La decisión: 

Evitar esta relación (pecho-sueño) es algo que también debemos valorar nosotros como padres, debemos tomar nuestras propias decisiones según lo que sabemos.

¿cuando empezar? 

Con dos mesecitos más o menos (dato personal) yo creo que ya podemos empezar a poner en practica el truquito. Probablemente ya no nos duelen los pezones, el bebe ya se engancha fácilmente al pezón y nosotras ya producimos leche adecuadamente a la edad del pequeño. Nuestro bebe ya pasa más ratos despierto. Ya hemos pasado lo más complicado (por decirlo así) y podemos dedicarnos a más cositas. Tenemos la mente más despejada y estamos más seguras de nosotras mismas. No debemos pedirnos demasiado. Por eso creo que es mejor darnos un tiempo y habituarnos primero a la nueva vida. Si creemos que podemos empezar antes pues adelante.

¿como?

Quizás nuestro bebe ha hecho una buena toma hace 10 minutos pero poco después reclama el pecho de nuevo, esta vez por una razón distinta: Tiene sueño.

Intentaremos siempre estar bien seguros de lo que el bebe demanda. Si es hambre le daremos pecho y que tome su buena toma. Es importante observar a nuestro bebe e intentar captar sus señales para atender correctamente sus necesidades reales.

Intentaremos no solucionarlo todo del mismo modo. Si tiene sueño le ponemos a dormir, si tiene hambre le ponemos al pecho, si esta sobre-excitado lo apartamos del escenario, si tiene el pañal sucio se lo cambiamos etc...

Si tiene sueño le haremos el ritual  antes del sueño que habéis establecido (bajamos luces, cantamos o ponemos música, le decimos que va a dormir la siesta... por ejemplo), y si vuestro pequeño necesita del pecho para relajarse se lo ofreceréis, pero cuando veáis que el pequeño se relaja, su respiración se ralentiza o empieza a abrir y cerrar los ojos le retirareis el pecho y lo sustituiréis por unas palmaditas, un ssshhh, una caricia (lo que creáis que funciona con vuestro peque) y le dejareis en la cama casi dormido. Si protesta intentareis calmarle primero desde la cuna o la cama familiar y si no es posible le volveréis a dar pecho )si es con eso con lo que creéis que se calmará) y luego repetiréis el proceso.

No os desaniméis si no sale a la primera, repito. Es a base de repetir las cosas que vuestro bebe aprenderá. La clave esta en la constancia, en seguir intentando. Habrá un día que funcione y otro no. No pasa nada, es normal. Solo hay que seguir probando.

Poco a poco, a medida que va creciendo podremos pedirle un pelín más de independencia a la hora de conciliar el sueño. Podremos dejarle cada vez un pelín más despierto en la cuna.

Conclusión:

Con esta pequeña técnica es posible que no sintamos la necesidad de destetar por la noche pasados los meses porque posiblemente sea mucho más llevadero. No son lo mismo 4 o 5 despertares que 20 por tetadas continuas.





7 comentarios:

  1. A ver, a los dos meses no se puede destetar a un bebé por la noche porque terminará por destetarse del todo.

    Es como pensar en no darle biberón... Tienen que comer aún cada pocas horas.
    Además la lactancia es a ddemanda, siempre que lo pida sea por lo que sea. Porque la teta no sólo es alimento, es también consuelo.

    No entiendo bien si con el método se pretende que el bebé demande menos teta por la noche pero si es así, no hace falta ningún mmétodo porque lo hacen progresivamente de manera natural.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No he querido decir lo que comentas con esta entrada. Quizas no lo he explicado bien... Lo repasaré. En esta entrada aun no he ablado de como ni de cuando destetar, que, evidentemente nunca podria ser a los dos meses ni tampoco a los 6.
      De hecho, en la anterior entrada explico como la lactancia nocturna es tan o mas importante que la diurna, puesto que durante la noche se produce la leche necesaria que nuestro bebe necesita debido a la prolactina.
      Ademas hablo sobre la importancia de jamas destetar antes d los 6 meses por la noche porque podriamos cargarnos la lactancia a medio plazo.
      La teoria la he leido, a la practica ya lo tengo mas dificil. Jeje.

      Eliminar
  2. De hecho en esta entrada lo que digo es que se puede evitar sentir la necesidad de destetar por la noche y así poder vivir noches mas llevaderas durante mas tiempo sin tener q destetar.

    ResponderEliminar
  3. Muy buen blog, y sobre todo esta nota.
    Tengo un bebé de 2 meses y medio, y me esta resultando esta práctica. De a poco fue estirando las horas entre toma y toma, y ahora solamente se despierta una vez en la noche para tomar.
    Yo feliz por que puedo descansar. Y el aprendiendo a dormirse solito y relajarse sin la teta.
    Gracias por los consejos,
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias vale.
      La madre que quiera prevenir noches de innumerables despertares puede hacerlo sin que nuestro bebe sufra ni mucho menos.
      La madre que prefiere dejaraelo todo al azar y la naturaleza tambien esta haciendo lo correcto y ambas opciones son respetables siempre y cuando nuestro bebe no lo pase mal y siempre y cuando respetemos sus ritmos y sus necesidades.

      Eliminar
  4. Llevo leyendo unas cuántos.cuantas entradas de tu blog y me encanta el respeto qué tienes por los ritmos de lío bebés . soy madre colechante y teteante qué estoy destetando por la noche con 21 meses por un segundo embarazo. y aunque ahora ya SÓLO se despierta unas 3 veces he pasado etapas muy duras . tengo claro qué con este segundo haré cosas diferentes en cuanto a hábitos. y eje ahora tengo la experiencia y estos pequeños truquillos .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchisimas gracias sandra.
      Que te sirvan de ayuda mis entradas es lo que mas ilusión me hace pues para eso las tengo. Colecho y teta no tienen porque ser sinonimo de malas noches. Si queremos dormir con nuestros hijos y a la vez evitar que a la larga se despierte 20 veces es posible y nada tiene que ver con llantos ni sufrimientos.
      Encantada de verte por aquí

      Eliminar

Me encanta saber lo que piensas. Comparte tus ideas y tus experiencias. Todos los comentarios respetuosos son bienvenidos.