martes, 22 de abril de 2014

El colecho y los bandos maternales.

Mi nena, con casi 5 meses de edad ya se duerme totalmente solita en su cuna.

Ya llevaba varios días que solo la mecía durante unos pocos minutos y la dejaba en su cuna medio adormilada. Me daba incluso la sensación de que mis movimientos al mecerla la molestaban más que otra cosa.

En la entrada anterior además, os decía que había pasado por una temporada en la que lloraba bastante antes de dormirse y ese tema quedó solucionado también muy pronto, cuando me dí cuenta de que la estaba poniendo a dormir demasiado temprano. Ahora pasa unas dos horas despierta en vez de una y media y cuando me la llevo para dormir no se opone porque ahora sí tiene sueño.

No hace mucho, después de hacerle su ritual para la siesta la noté muy relajada así que me dije: voy a probar. Y la dejé en su cunita con su chupete y su musiquita y me quedé cerca de ella esperando alguna reacción. No dijo nada. Se quedó en su cunita, la oía cantarse muy flojito hasta que se durmió sin más.
Debo admitir que ni yo me lo esperaba, y pensé que quizás había sido algo puntual, pero a la siguiente siesta volví a repetir y se volvió a dormir. Así llevamos ya unos tres días.

Este ha sido un proceso lento, gradual y paulatino. Mi hija no ha tenido que llorar nunca jamás sola en su cuna. Sencillamente le he dado la oportunidad de experimentar con sus propias habilidades, le he dado la opción de elegir (que no obligar) a dormirse de forma más autónoma si ella quería. Si ella no hubiera querido me lo hubiera hecho saber. Y si algún día no quisiera allí estaré yo para ofrecerle mi ayuda de nuevo.

Si se quiere se puede. No es la opción sencilla, cuesta tiempo y persistencia pero se puede lograr sin necesidad de hacer llorar a nadie si eso es lo que se quiere. Es una opción más que ahí esta, al alcance de cualquiera.

Y si no queremos, porque preferimos dormir con nuestro bebe y esperar a que él mismo decida salir de nuestra cama y se regule de forma totalmente natural también es igual de bueno para nuestro bebe y es una opción igual de válida.

Yo no practico colecho porque no quiero. No lo practico porque crea que es lo más beneficioso para mis hijas o porque crea que así serán niñas con más autonomía o incluso más felices. No. No colecho porque no me apetece. Sin más. Esta es la manera en que hemos decidido dormir en esta familia.

No doy pecho y no colecho, así que esta claro que infrinjo dos normas básicas de la crianza con apego.

Me encanta la crianza natural, me encanta leer vuestras experiencias con la lactancia materna, el colecho y demás. La defiendo en muchos casos.
Son muchas las madres que me hablan sobre como están colechando con sus hijos y aun no lo han aceptado o no lo han asimilado. Yo les intento explicar que compartir cama no es nada malo para nuestro bebe, al contrario. Les explico sobre los múltiples beneficios que aporta el colecho para mamas y bebes y les digo que olviden los prejuicios, pero también les digo que si no les apetece colechar no tienen porque hacerlo. No de forma obligada, no como un sacrificio. Porque existe otra opción también respetuosa con las necesidades del bebe.

Lo que no me gusta a veces es tener que leer u oír comentarios y ofensas de parte de mamas que defienden un estilo de crianza como si de una guerra se tratase.
Jamas toleraré ningún comentario de ninguna madre que ponga en duda la validez de otra madre por cosas tan banales como el sitio donde duermen nuestros hijos.

Creo que ninguna mama en sus cabales desea oír llorar a su bebe, ni desea que sufra. Toda madre quiere a su hijo, le da amor y lo trata con cariño. ¿O me diréis que solo por colechar y despertarse 20 veces durante la noche eres mejor madre?
¿O me diréis que la crianza natural es la única opción buena y verdadera?

¿Cual seria tu consejo si una madre te dice que no duerme por la noche desde hace meses o incluso años ni siquiera colechando? ¿Le dirías que eso es lo que hay, que solo puede esperar y que tiene que sacrificarse, que eso es lo que supone tener un hijo? Es decir: ajo y agua.
Lo siento, yo no soy capaz de decirle eso a ninguna mamá.
Si desea colechar la animo a hacerlo de la mejor forma posible pero si no desea dormir con su bebe le explico como puede hacerlo respetando siempre las necesidades y los tiempos de su bebe.

No me sitúo en ningún bando maternal, ni hablo en mi blog de verdades absolutas. En la variedad esta el gusto y creo en el amor de una madre ya sea que da el pecho o el biberón o duerme con su hijo o por separado.
Y me apartaré de aquellas personas que quieran imponer algo o hablen como si tuvieran en su poder una verdad universal. A mi me gusta debatir y aprender y con personas así no se puede hablar.

El respeto es una cualidad que deberíamos aplicar entre adultos y pequeños.




15 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo. Toda opcion es valida siempre y cuando se respete y cuide al bebe. Yo soy de las de lactancia y colecho pero porque mis circunstancias me han llevado a ello (y estoy encantada) pero probablemente de haber tenido otro bebe mas dormilon o tranquilito hubiera usado la cuna.
    Todo es posible, porque cada nene necesita de unas cosas.
    Para mi la crianza con apego es mas simple que todo esto y se resume en la calidad del tiempo que le dedicas a tu hijo.

    ResponderEliminar
  2. Por cierto, ole por ti y por tu niña!! Para mi eso aun es inalcanzable, el nene monton unos cristos horrosos para dormir las siestas aun en brazos, por lo que todavia ni me planteo que las haga solito. Pero tengo esperanzas que al igual que mejoro las noches, mejore las siestas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que quedarse con lo bueno, que es que las noches han ido a mejor!
      El respeto hacia el bebe es lo primordial, pero desde esa premisa se pueden hacer muchas cosas de muchas maneras diferentes. Un besazoo y muchas gracias por estar ahi siempre.

      Eliminar
  3. Lo importante es estar convencido de los que uno hace y hacerlo con información. Personalmente creo que estos enfrentamientos entre madres se dan porque se sienten atacadas. Cuando una madre que ha dejado la lactancia lee opiniones sobre que es lo mejor para su bebé se siente atacada porque está leyendo que no hizo lo mejor para su bebé y puede llegar a la conclusión de que le están llamando mala madre. Y viceversa, cuando una madre que decide dar el pecho y tiene problemas lee sobre lo maravilloso del biberón también se puede sentir atacada.

    Creo que es muy importante estar informada, confiar en nuestras decisiones y así digan lo que nos digan no nos pondremos a la defensiva, ni nos sentiremos atacados.

    Este es mi punto de vista desde fuera de la maternidad. Al no estar en ninguno de los bandos lo veo todo desde otra perspectiva. Tengo muy claro lo que quiero hacer cuando llegue el momento, si es que llega, pero también tengo claro que si no funciona lo que quiero hay miles de alternativas buenas con mucha gente que me ayudará a llevarlas a cabo.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El problema no es lo que dicen sobre la lactancia, los bibis, el colecho o el no colecho. El problema es como lo dicen algunas veces. Esta muy bien defender aquello en lo que creemos pero nunca deberiamos hacerlo atacando el lado opuesto. No se si me explico... Se puede y se debe defender nuestro punto de vista pero nunca a base de culpavilizar y machacar a los que no piensan igual. Eso sí, siempre que se respeten las necesidades del pequeño.

      Eliminar
  4. Yo creo que depende más de respetarlos a ellos. Mis nenas han sido complétamente distintas, con Vera colecho como tal hice dos meses, en cuanto pudo hacer la croqueta se iba a la cuna, si la cogías se retorcía, para dormir necesita su espacio, así que he tenido la cuna al lado un año y pico y ahora duermen juntas en la habitación y está encantada de la vida con su cama, la cuna se le quedaba pequeña... Es mucho más fácil si tratas de escucharles. Un besete!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El respeto hacia el bebe es la norma basica. Pero se puede respetar al bebe de muchas formas distintas. Si yo hubiera querido colechar con mi bebe, por ejemplo, tambien lo hubiera podido hacer porque mi peque se hubiera acostumbrado a eso sin ningun problema y hubiera sido igual de respetuoso xa mi nena.

      Eliminar
  5. Yo hubiera querido colechar más, pero después del primer mes la bichilla se me independizó solita a su cuna, porque en nuestra cama no había forma humana de que se durmiese, se ponía toda la noche de fiesta, mientras en la cuna era colocarla dormidita y mantenerse así durante toda la noche. la pediatra nos dice que a veces, a los 6 meses, la cosa se complica y quieren volver a la cama ¡yo encantada de recibirla de nuevo! Pero de momento está la mar de feliz en su cuna y a mi lado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay muchos bebes que necesitan su espacio para dormir. Se suele complicar entre los 6 y los 9 meses. Ahi es cuando se establecen los hábitos de verdad y cuando los bebes son mas conscientes del mundo que les rodea. Normalmente es cuando el bebe sufre el sindrome por abandono ademas de la introducción de nuevas fases. Es ahi cuando aprenden muchas cosas. Un besazoo guapa

      Eliminar
  6. Más razón que un santo desire.
    Me encanta tu blog
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aayyy angela muchisimas gracias! No sabes cuanto agradezco palabras como las tuyas a mi blog.

      Eliminar
  7. Tienes toda la razón! Me encanta la forma que tienes de plantear estos temas con todo el respeto y sobre todo con muy buena información en los dos casos.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias maria. A ver si logramos dejar d culparnos las unas a las otras algun dia i vivimos en una sosegada paz. Jeje

      Eliminar

Me encanta saber lo que piensas. Comparte tus ideas y tus experiencias. Todos los comentarios respetuosos son bienvenidos.